Cae la venta de combustible en ciudades de fronteras, ya sin filas de brasileños y paraguayos

Compartí esta noticia !

Por Alejandro Spivak en Ámbito – Una fuerte caída en las ventas de combustible se está produciendo en las localidades fronterizas misioneras principalmente en las localidades de Posadas y Puerto Iguazú.

Según los estacioneros la caída en las ventas se ubicaría en torno al 60 %, esto se debe a que no es más atractivo para los ciudadanos paraguayos y brasileños llenar los tanques en las ciudades mencionadas al contrario debido a la devaluación y al incremento que se viene registrando en los combustibles son los misioneros quienes van a las ciudades de los países vecinos en búsqueda de combustible. “Las ventas cayeron notablemente, se terminaron las filas de ciudadanos brasileños y paraguayos que llenaban los tanques y, a la vez cargaban en bidones”, dijo Jorge Almada, estacionero de Puerto Iguazú.

También se terminó la venta “clandestina” de combustible en bidones a los brasileros y paraguayos”, dijo un miembro de la Cámara de Comercio de Bernardo de Irigoyen, ciudad fronteriza con Dionicio Cequeira.

Cambio en la tendencia

Ahora se revirtió. En la localidad paraguaya de Ciudad del Este se puede observar en los barrios la venta “clandestina” de bidones de combustible de 10 y 20 litros. “Los argentinos están viniendo a comprar mercaderías y aprovechan para llevarse combustible que está más barato que en Misiones”, señaló Pablo Vera Duarte, encargado de una estación de servicio.

“También se vende combustible en los barrios, es un poquito más caro pero el comprador se evita las filas”, agregó. En Misiones el litro de nafta súper se comercial a unos 860 pesos; mientras que la Infinia a 952 pesos. El gasoil común se ubica en torno de los 995 pesos el litro; mientras que el diésel Infinia en 1.225 pesos el litro.

Te puede Interesar  Nueva era ambiental: el gran Posadas contará con una planta de tratamiento integral de residuos sólidos urbanos

En Brasil el costo de la nafta súper se sitúa en torno a los 5,93 reales por litro, al cambio a unos 1.008 pesos; mientras que el combustible diésel a 6,86 reales por litro, unos 996 pesos. “Con estos valores para el brasilero ya no es atractivo venir a Puerto Iguazú a cargar combustible”, dijo Marcelo Salvia, despachante de combustible en la estación ubicada a unos 200 metros de la frontera con Foz de Iguazú.

En Paraguay la nafta súper cuesta 6.140 guaraníes el litro, unos 715 pesos; mientras que el valor de la nafta Infinia es de 6.640 guaraníes, unos 773 pesos. En tanto que el combustible diésel común cuesta 7.440 guaraníes por litro, unos 866 pesos y el diésel súper 9.540 guaraníes el litro, unos 1.111 pesos. “Con estos valores los argentinos vienen a Ciudad del Este, compran mercaderías, principalmente alimentos no perecederos y cargan combustible”, sostuvo Sergio Ramírez Fassio propietario de una estación de servicio de Ciudad del Este.

Según los estacioneros consultados de Puerto Iguazú. “El aumento del 5 % anunciado para después de Semana Santa agravará la situación, porque no solo no vendemos combustible, sino que tampoco se venden otros productos, la gente va a Ciudad del Este y hace los cambios de aceites y filtros, por ejemplo, porque les cuesta hasta un 50% más barato”.

En otras ciudades

Pero no solo la baja de la venta de combustible se produjo en las ciudades fronterizas misioneras, también en localidades fronterizas de otras provincias.

Según un relevamiento realizado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), en la localidad formoseña de Clorinda que limita con las ciudades paraguayas de Puerto Falcón y Nanawa, la baja de venta se ubica en torno al 55 %; en Uspallata (Mendoza), localidad cercana a Chile, la demanda descendió 15%; mientras que en Colón y Concordia (Entre Ríos), en el límite con Uruguay, las ventas cayeron entre un 14% y 11% respectivamente.

Te puede Interesar  Se aceleró la inflación y en abril marcó 2,6%

En cuanto al gasoil el relevamiento de Cecha revela que de gasoil en Uspallata registró una baja del 84%; en Posadas, del 42%; en Santo Tomé (ciudad de Corrientes, que limita con Brasil), del 37%; en Colón (Entre Ríos), del 25% y en Gualeguaychú (Entre Ríos), del 25%; ambas ciudades límites con Uruguay.

En definitiva, la situación comercial de las estaciones de servicio de las ciudades fronterizas se revirtió; ya que mientras hace no más de unos meses atrás los brasileros y paraguayos, entre otros hacían filas por horas para cargar combustible hoy quienes hacen filas, por lo menos en ciudades paraguayos son los argentinos.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin