Consumo: el vino también sufre las consecuencias de la crisis

El Vino argentino también sufre las consecuencias de la crisis económica que atraviesa el país. En el último año el consumo cayó de manera notable y eso perjudicó a las principales bodegas del país.
El director general de la Bodega Los Haroldos, señaló que por ahora pueden subsistir, pero que deben buscar alternativas para volver a incentivar el consumo.
Carlos Díaz es director general de la bodega mendocina Familia Falasco y recientemente estuvo en Posadas para la presentación de un torneo de golf realizado entre Los Caminos del Vino y la Ruta de la Yerba Mate. En su visita dialogó con la prensa y analizó el difícil presente que atraviesa la bebida nacional con un consumo decreciente. Destacó que en un contexto de crisis es muy importante buscar estrategias para seguir siendo competitivos.
“Hoy hay una sumatoria de cosas que nos preocupan, los altos costos, nos preocupa la falta de financiación y lo más importante es que no tenemos consumo. Además, el vino no es un producto de primera necesidad, ante ello tenemos que buscar las formas para ser más competitivos, estar en las góndolas y que nos elijan”, comentó el directivo.
Díaz explicó a la prensa que el consumo del vino ha caìdo cerca de un 25% en el país de forma interanual. Y preocupa en el sector el traslado a bebidas sustitutas. De allí el interés en buscar alternativas para incentivar el consumo en diversos públicos.
Ante la posibilidad de generar más exportaciones para compensar la merma del consumo interno, el directivo explicó a la prensa que el comercio exterior lleva su tiempo para desarrollarse. “Es interesante tener un dólar competitivo, pero ocurre que no es tan fácil ganar mercados. Ser más baratos no significa que automáticamente vamos a exportar más. Más si en los últimos años no se atendió la demanda internacional como debe ser. El crecimiento no se da de un día para el otro”, recordó.
Apuntó por otro lado que constantemente están evaluando los cambios que pide el consumidor nacional. “El consumo del vino se da en general entre mayores de 25 años, son los consumidores a los que el vino apunta. Comparativamente con otras bebidas se tarda más en llegar a su consumo y además tiene su cultura”, diferenció.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password