COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

Coronavirus: el golpe de gracia a la economía

Compartí este articulo en:

Una pandemia de la magnitud del Coronavirus es un tema muy serio, pero si además hablamos de economía y de Argentina, el panorama no puede ser peor.  Es que los problemas económicos como consecuencia de virus llegaron en un momento poco afortunado, ya que Argentina se encuentra en medio de un proceso de renegociación de la deuda y, por lo tanto, se encuentra mucho más expuesta a la volatilidad y a la salida de capitales masiva de los mercados emergentes. 

Por lo tanto, el pronóstico para la economía argentina, que ya no era bueno, ha empeorado para el año 2020. Varias consultoras estiman que la caída del PIB para este año será de al menos un 2%.

Pero para que el lector comprenda mejor los hechos que hicieron del coronavirus una variable que desató la crisis económica mundial y que, además, agrava los problemas económicos de Argentina, a continuación se detallarán punto por punto:

  1. Comenzó en China: este detalle no es menor, ya que se trata de una de las economías más importantes del mundo y el motor del comercio internacional durante los años transcurridos del siglo XXI. Es por eso que las medidas que se tomaron en ese país (poner en cuarentena toda una región), frenaron fuertemente la economía mundial, ya que cerraron fábricas, se redujo la producción, el consumo y el comercio internacional con China.
  2. La explosión del virus en Italia y Europa en general: En dos semanas, Italia pasó de tener un par de casos aislados a una explosión del virus, lo que no sólo puso en alerta a las autoridades, quienes tomaron la dramática decisión de poner en cuarentena a toda la población, sino que Italia fue la puerta de entrada del virus a todo occidente y encendió las alarmas del mundo entero: se comenzaron a cancelar los servicios de transporte internacional, sobre todo de pasajeros, se cerraron muchas aduanas, se cancelaron eventos masivos, entre otras medidas.
  3. Una guerra por el petróleo: Como consecuencia de la caída mundial en la actividad económica, se redujo notablemente la demanda de petróleo, ya que es un insumo fundamental para toda la producción, y por lo tanto, si la producción cae, la demanda de petróleo cae. Pero el problema principal no es la caída de la demanda del petróleo, ya que existe un cártel llamado “OPEP”, del cual forman parte la gran mayoría de países productores de petróleo y que, ante esta situación intentó llegar a un acuerdo para reducir la producción de barriles de petróleo, con el fin de mantener estable el precio. Sin embargo, Rusia (país que no forma parte de la OPEP) no aceptó esta propuesta e inició una guerra comercial con Arabia Saudita, lo que desplomó el precio del petróleo e hizo caer las bolsas de todo el mundo esta semana.

Pero… ¿cómo afecta todo esto a la economía argentina?

  1. Una caída en las exportaciones argentinas: China constituye el segundo mercado para los productos argentinos después de Brasil y en las últimas semanas, y a modo de ejemplo, sólo las ventas de carne cayeron un 35% hacia el gigante asiático.
  2. Baja en los precios de las materias primas: en las últimas semanas el precio de la soja cayó moderadamente, pero existe una fuerte relación entre el precio de la soja y el comportamiento de la economía China, por lo que ante la parálisis por el coronavirus, es de esperar que el precio siga ajustando a la baja.
  3. Caída de los ingresos por turismo internacional: luego de las devaluaciones de 2019, el sector turístico se perfilaba como uno de los grandes ganadores del 2020. Se esperaba que, por ser más barato en dólares que otros países, este año Argentina fuera un buen destino tanto para los visitantes sudamericanos como europeos, pero la pandemia trajo consigo el cierre de aeropuertos y la cancelación de viajes, lo cual no beneficia al sector.
  4. Problemas de abastecimiento: muchos de los insumos utilizados por la industria local provienen de China, al paralizarse la producción industrial en dicho país y al cerrarse el comercio internacional, la industria argentina podría tener problemas importantes para abastecerse de insumos.
  5. Presión financiera: por el momento estamos blindados gracias al “cepo”, pero la crisis económica hace que los capitales salgan de los países emergentes hacia activos más seguros, lo que está generando devaluaciones en varios países de la región (como es el caso de Brasil), lo cual nos afecta debido a las relaciones comerciales con dichos países.
  6. La renegociación de la deuda: ante la crisis económica mundial y el aumento del riesgo, los capitales van a activos más seguros, por lo que renegociar la deuda argentina en estas condiciones es más desfavorable.

O sea…………..

Si algo nos faltaba para completar nuestros problemas domésticos es que el mundo entre en crisis……Dicen que Dios es argentino; pero cuando se ensaña se ensaña.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Un Comentario

  1. Analizado de esa manera, claramente es un desastre. Sin embargo, habría que complementar el panorama como para salir del pesimismo clásico de los economistas ortodoxos. La crisis está golpeando fuerte a las economías centrales y nadie está en condiciones de señalar cuáles son o van a ser los “activos más seguros” (incluso el petrodólar está en un cono de sombra). Hoy el vuelo hacia la calidad parece más un vuelo al triángulo de las Bermudas. En poco tiempo la economía china va a arrancar con la compra de alimentos (Son 1.400 millones de habitantes que hace más de 2 décadas abandonaron las crisis de la falta de alimentos y están en excelentes condiciones económicas como para no regresar) y el circuito de abastecimiento de insumos necesarios para nuestra economía se va a normalizar. Por último, la deuda… la fragilidad del sistema financiero, las quiebras que se avecinan, le permiten al país estirar los plazos autoimpuestos en cuanto a su resolucion… habrá que sugerirles a nuestras empresas que se abroquelen detrás del Estado para aprovechar de manera eficiente los ventajas competitivas de nuestro país… un nuevo orden se avizora, sólo la inteligencia de nuestra dirigencia y la solidaridad de nuestra gente nos colocará en la nueva mesa de las conversaciones.

Responder a Aníbal Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*