COLUMNISTAS, EDUCACION, Miradas 2020, Ultimas Noticias

Educación y futuro

Compartí este articulo en:

La educación es la herramienta de cambio más poderosa con la que cuentan las sociedades que quieren progresar.

Nuestra provincia es la más joven del país y es responsabilidad de los gobiernos hacer frente al desafío de educar a esa inmensa cantidad de jóvenes para que desarrollen sus potencialidades y logren convertirse en ciudadanos activos que ejerzan sus derechos, pero que también contribuyan a mejorarla.

Una sociedad educada es mejor sociedad porque mejoran las conversaciones, los intercambios, las interacciones. Los espacios de diálogo se multiplican y se estimula la colaboración, la empatía y el respeto mutuo.

Para ello es preciso tener una mirada abierta sobre el futuro y su impacto en las condiciones de producción del conocimiento sin olvidarnos de las bases sobre las cuales éste se construye.

Ya no se trata solo de incrementar las tasas de escolarización, sino también de ampliar el acceso al saber. Es que una educación de calidad influye de manera directa en las posibilidades de desarrollo económico, en la conciencia ciudadana y ambiental, la salud e incluso en la seguridad pública como dimensiones del bienestar social. Y en los estudiantes esa educación seguramente va a potenciar su crecimiento personal y profesional, la capacidad productiva, la creatividad y la confianza propia.

Es clave continuar con la expansión del nivel inicial y fortalecer la atención de la primera infancia ya que empezar más temprano previene el fracaso escolar y genera mayores capacidades para el aprendizaje futuro. Ahí es donde comienza el derecho a la educación.

En la escuela primaria la extensión de la jornada escolar siempre es beneficiosa y debemos mejorar lo que quedó claro en las últimas pruebas Aprender: que Misiones fue la provincia que más mejoró en Lengua y Matemática.

En efecto en Lengua hubo una mejora del 14,3% frente a la media nacional del 8,5% y en Matemática una mejora del 7,1% frente a una media nacional de -1,2%.

También es muy significativo y habla de equidad, que la brecha de aprendizajes entre los que más tienen y menos tienen sea un 24,7% en Lengua frente a una media nacional del 32,1% y en Matemática un 19% frente a una media nacional del 35%.

La escuela secundaria es la que mas preocupaciones genera, ya que somos testigos de la repitencia y el pronunciado abandono escolar. Por ello es prioritario repensarla para dotar de fortalezas las básicas necesidades de lectoescritura y comprensión de textos, como así también que en matemática se comprenda el sentido y la relevancia de lo que están trabajando. 

En Misiones somos testigos de un claro camino de política educativa que lleva ya 15 años orientado por una visión moderna e innovadora que no se conforma con lo ya establecido y busca construir respuestas adecuadas a esos interrogantes.

Respuestas que contemplan velar por la igualdad de oportunidades educacionales de todos sus habitantes, contribuir al desarrollo económico haciendo un puente entre educación, tecnología y trabajo y con ello contribuir a la cohesión social en base a un proyecto de provincia compartido y posible sin caer en la tentación disyuntiva de o innovación o inclusión, o disrupción o atención a la pobreza.

La ley de educación disruptiva pone en agenda que las TIC y los saberes que desencadenan son un derecho de todos los misioneros, no sólo como usuarios o “receptores” de los mismos, sino como “hacedores” a partir del acceso a los saberes fundamentales a los que muchos habitantes del planeta aún no acceden. 

Plataforma Guacurarí, Escuela de Robótica y Escuela Secundaria de Innovación son tres concreciones innovadoras cuya continuidad es prioritaria para mantener la vanguardia educativa.

Casi inadvertidamente, construimos de manera armónica una cultura de innovación que se derrama de manera transversal por todo el universo educativo y extiende su influencia a la tecnología y conectividad con Marandú, a lo legislativo con la Ley de Educación Disruptiva y Ley de Educación Emocional y a la industria con FAN IOT la primera fábrica de nanosensores IOT del país.

La escuela es el único lugar donde los jóvenes pueden encontrar las herramientas necesarias para desarrollarse como personas y ciudadanos y por ello es imperativo que no solo estén abiertas, sino que los estudiantes se queden en ellas.

Por ello seguiremos apostando a la Escuela Secundaria de Innovación, que tiene una clara impronta innovadora e inclusiva, pero a la vez disruptiva porque potencia la formación integral. Con esa guía será posible configurar las capacidades cognitivas, intrapersonales e interpersonales configurando condiciones para la creatividad e innovación, la producción de tecnologías e inclusión digital.

 También potenciaremos la experiencia de la Escuela de Robótica y el recorrido de Formación Docente en competencias digitales para diseñar y llevar adelante el Programa Nacional de Robótica Educativa y Programación conjuntamente con el Ministerio de Educación de la Nación.

Continuaremos con la actualización de las prácticas pedagógicas y el uso del modelo Flipped Learning y metodologías activas de aprendizaje que permitan a los estudiantes aprovechar más tiempo el mejor recurso que tiene la educación que es el docente.

Por último, un programa integral de enseñanza del idioma inglés como segunda lengua desde la escuela primaria va a ser el complemento ideal para el cambio de mentalidad que implica una mirada hacia el mundo y el futuro.

Como responsable del Ministerio de Educación creo que una acción que se guíe por el concepto de INSTITUCIONALIDAD nos permitirá tener claridad en las tareas de cada uno de los que lo integran, su complementariedad y el respeto del trabajo con el otro. 

Cuando se habla de educación disruptiva, se transparenta el desafío de que todos los ciudadanos de la provincia tienen derecho de acceder, aprender, aprender con otros los saberes propios del campo digital y comunicacional. Todos, vivan en las zonas rurales más alejadas o en los centros urbanos. Todos.

A la vez, el desafío incluye ocuparnos de la infraestructura, las necesidades básicas, la formación docente, los contenidos curriculares, las actualizaciones reglamentarias.

Este es nuestro “inédito viable”, en palabras de Paulo Freire

La utopía siempre es imaginación, pero el concepto de sueño posible nos da la oportunidad de trascender el mañana con un pie en la realidad que nos impida caer en idealismos ingenuos.

Así aprovecharemos la gran oportunidad de seguir haciendo futuro junto a todos los misioneros.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Un Comentario

  1. Estamos con un método educativo que va a confrontar con la revolución 4.0… si no nos apartamos del camino que hacen otros, con suerte tendremos la vanguardia de la retaguardia… es un siglo de innovación, y la innovación no puede tener una sola avenida, de un solo carril…hay que animarse a hacer una picada, un sendero, un camino distintos.

Responder a Anibal Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*