ECONOMIA, Ultimas Noticias

El empresario santafesino que se enamoró de Misiones y apuesta contra viento y marea a la energía renovable

El empresario santafesino que se enamoró de Misiones y apuesta contra viento y marea a la energía renovable
Compartí este articulo en:

René Mangiaterra, quien esta semana cumple 55 años, nació en Matilde un pueblito a 30 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Allí hizo su vida y su carrera empresaria, en Molino Matilde, productor de harina que exporta el 30%, principalmente al mercado brasileño.

Tanto trabajan con el gigante del Mercosur que incluso tienen allí su propio molino, que está a cargo de una de las hijas de Mangiaterra.

Y fue justamente ese vínculo con Brasil lo que -casi sin querer-, lo terminó trayendo hasta la tierra colorada, donde hoy vive y apuesta a un proyecto único en su tipo, que enfrenta incertidumbres y contratiempos, pero sigue avanzando sin pausa. Generar la energía que el país necesita para crecer y crear empleos, a partir de un recurso que hoy se desecha.

A mediados de los 2000, cuando atravesaba Misiones camino a Río Grande o Paraná (donde tuvo una comercializadora) Mangiaterra empezó a mirar cada vez con más interés el negocio forestal.

“Empezamos a comprar algunas chacras y a forestar, como una inversión a largo plazo, eso desde hace unos 15 años”, señala.

Pero hace unos años apareció la posibilidad de generar energía renovable a partir de la biomasa.

El país necesitaba energía sí o sí, tras años de crecimiento sostenido y falta de inversiones suficientes en el sector de generación. Por otra parte, Misiones –junto a Corrientes- es algo así como “la Arabia Saudita de la
biomasa”, que no es otra cosa que el desperdicio de la actividad forestal.

El negocio cerraba, tenía demanda asegurada y ventajas competitivas. Y Mangiaterra apostó fuerte: se adjudicó un contrato Renovar para proveer energía a CAMMESA durante 20 años y se comprometió a levantar, de cero, una sofisticada planta de biomasa a 2 kilómetros de Cerro Azul.

El proyecto demanda una inversión millonaria en moneda dura, aunque Mangiaterra no quiere hablar de cifras por pudor.

Hasta comienzos del 2018 venía todo bien, hasta que empezó la corrida cambiaria en mayo y ahí todo cambió. Le sucedió a muchos otros que apostaron a generar energía renovable con el viento, el sol o el agua. Los inversores y bancos se asustaron y muchos cancelaron proyectos.

Después llegaron las PASO y la incertidumbre respecto a la política energética del nuevo Gobierno. ¿Apostará a la generación pagando a las empresas precios que justifiquen la inversión que hicieron?

A todo esto hay que agregarle que si bien la Argentina necesitará energía sí o sí en un futuro próximo, la caída de la economía de los últimos años, acentuada por el Coronavirus, deja la cuestión entre los temas “importantes” pero no “urgentes”. Con todo lo que eso implica en la Argentina.

“Tenemos un contrato firmado por 20 años y nosotros tenemos que empezar a entregar energía en febrero, ya está embarcada la turbina que viene de la India y la obra civil avanza, más lento pero avanza”, explica Mangiaterra en una entrevista vía zoom con Economis.

El empresario cuenta que se enamoró de la tierra colorada, se construyó una casa en Alem y ahí se instaló desde que arrancó la cuarentena, dedicando la mayor parte de su tiempo a construir su planta de generación por biomasa.

La única de las que tiene la provincia que se levantó pensando exclusivamente en producir energía para inyectar a la red. Otras firmas forestales como Pindó, Arauco Argentina o Papel Misionero/Arcor utilizan sus plantas para autoabastecerse, inyectando a la red los excedentes.

En díálogo con este diario, Mangiaterra compartió sus proyectos, sueños y también algunos temores, propios de alguien que apostó fuerte a la Argentina del trabajo y la producción.

Incluso sin tener la necesidad, ya que Mangiaterra gerencia un negocio importante en su provincia natal. “Sigo trabajando en Molino Matilde, con muchas reuniones por zoom y viajando permanentemente”, explica este hombre. Mangiaterra sacó a la empresa molinera del concurso de acreedores a fines de los 90 y ayudó a convertirla en una firma sana, sin deudas, que va camino a cumplir 127 años.

-¿Cuándo empiezan a generar energía en Cerro Azul?

-Somos una empresa privada pero totalmente ligada a los lineamientos que se bajan desde la Secretaría de Energía y CAMMESA para estos proyectos. Hay plazos muy estrictos. Originalmente teníamos fecha el 5 de agosto nosotros (MM Bioenergía). Pero por la pandemia y la cuarentena, eso se postergó seis meses. Ahora tenemos que estar funcionando en febrero, pero nosotros estimamos que vamos a estar técnicamente en condiciones de arrancar en diciembre e inyectar energía a la red.

-También hay cuestiones administrativas que tienen que resolver

-Necesitamos inspecciones del INTI y muchos organismos que miden y auditan cuestiones técnicas y ellos también tienen sus plazos. Espero que eso no nos demore más los plazos, la cuarentena también hace que tengan otros tiempos de trabajo.

-En algún momento hubo dudas respecto a si los contratos Renovar se iban a respetar o no, sobre todo a partir de la crisis financiera. ¿Qué mirada tienen Ustedes?

-Esto es como todo el mundo. Hay incertidumbre, de todo tipo. Esto está hecho a partir de una ley de promoción de energía renovables, la 27.191 con fondos constituidos por organismos financieros multilaterales. En un país normal duermo sin frazada por 20 años. No sé si un decreto el día de mañana va a decir otra cosa, que diga que el Estado no puede pagar, no
se…Tenemos un contrato por 20 años, donde año a año nos dicen cuánto vamos a producir, cuánto a poveer y cuánto nos van a pagar. Si estuviese en Uruguay te digo: “Tranquilo”.

–¿Cómo está la construcción de la planta?
-La obra civil quedan detalles, la parte donde se maneja la biomasa queda algo y caminos internos. Hay tres cosas importantes en una planta de estas: la obra civil, el generador/turbina y la caldera. La turbina/generador se fabricaron en la India, iban a llegar en marzo y se postergó por la pandemia, ahora mismo están en viaje y llegan al puerto el 24 de julio, en
un mes. Qué puede pasar de ahí hasta que llega a Misiones? También es un tema que genera mucha incertidumbre, porque no está claro, la ley de promoción contempla que se pague una tasa de estadística en casi todos los productos, pero no en los eólicos. Puede pasar que nos demoren un mes en la aduana o al tercer día está viajando de Buenos Aires para acá. Son ocho
equipos-o camiones, no es poca cosa. Hay que sacar permisos para transportarla por el ancho.

-La Argentina cuando normalice la economía, va a necesitar energía.

-Sin dudas, la demanda va a estar, está asegurada. Y lo que también deberá aumentar, si todo va bien, es la sustitución de la energía renovable y menos hidrocarburos. En Misiones hay plantas generadoras de energía que no son eficientes. La energía generada de esa forma, le cuesta a la provincia el doble de lo que va a costar la energía que hagamos nosotros.

-¿Cómo fue la relación con el gobierno de Misiones?
-No empezamos bien con EMSA, después sí. Tuvimos mucho apoyo de la cooperativa eléctrica de Alem y del intendente de Cerro Azul. Pero si te tengo que decir, no tenemos tanto contacto como nos gustaría. Nosotros hicimos audiencias públicas, participó la gente de Cerro Azul, vamos a generar 20 puestos de trabajo directos y 200 indirectos, aproximadamente. En su momento en enero del 2019 a Sergio Lanziani no le gustó alguna cosa de este proyecto.

Ficha personal

René Mangiaterra, 55 años (cumple esta semana)

Formación: Lic. En Sistemas, (Instituto de Estudios Superiores).

Oriundo: Matilde (Santa Fe). Residencia: Alem

Hobbies: Fúbol

MM Bioenergía

Accionistas: 72% Molino Matilde; 28% socios de MM y algunos empresarios conocidos.

Generación de energía: 3MW (equivalente al consumo de dos localidades como Cerro Azul).

Financiamiento: Fondos propios y BICE

Según el relevamiento de Economis: MM Bioenergía está entre las 10 principales inversiones privada de Misiones en los últimos años, detrás de las adquisiciones de Papel Misionero/Zucamor, el Hotel Meliá (ex Sheraton), la compra de Supermercados California o la actualización de la planta de Arauco Argentina en Puerto Esperanza.

Empleados directos: 20 / Indirectos: 200

Comienzo de operación: febrero 2021


Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

4 Comentarios

  1. Avatar PACHOUD Pablo

    Excelente! Necesitamos gente con visión en la Provincia

  2. Muy buena nota pero santafeSino va con S

  3. Avatar Adriana Regina Bonino

    Felicitaciones al Sr. René Manggiaterra, a Molino Matilde y a todos quienes apoyaron éste proyecto tan importante de generación de energía. Es muy bueno al final de un día dónde sólo se leen malas noticias que surja esta nota y que sea un empresario de mi zona quien lleva a cabo la iniciativa. Gracias por seguir confiando en éste país.

Responder a Adriana Regina Bonino Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*