El Gobierno paraguayo lanzó un “plan de contingencia” para lo que queda de 2022

El Gobierno de Paraguay anunció hoy la puesta en marcha de un plan de contingencia para el resto del año, derivado de la crisis por la guerra entre Ucrania y Rusia, que implica una inyección de 1.200 a 1.300 millones de dólares, el mantenimiento del precio del transporte público de pasajeros, el aumento en la cobertura de programas sociales, la eximición de impuestos a algunos sectores y el impulso a obras públicas para generar unos 50.000 empleos.

Tras una reunión del equipo económico, el presidente Mario Abdo Benítez hizo los anuncios, escoltado por una decena de funcionarios, en el Palacio de López.

Abdo Benítez remarcó “el compromiso” de su equipo de trabajo para buscar medidas que ayuden a sobrellevar “la compleja situación económica que atraviesa el país, en este segundo semestre”.

“Hoy de vuelta estamos con una coyuntura económica complicada, una presión inflacionaria importante debido a la guerra entre Rusia y Ucrania y también un impacto a la economía a consecuencia de este primer semestre que tuvimos sequía en el sector agrícola”, explicó.

El mandatario reveló que se mantendrá el costo del pasaje del transporte público de pasajeros en Asunción y el área metropolitana hasta fin de año, y se prevé incorporar 17.000 nuevos beneficiarios, en total, de los programas sociales, tanto de adultos mayores.

También adelantó que se asegurará el abastecimiento del combustible, para lo que habrá una ampliación presupuestaria para su compra a través de la estatal Petropar.

Por otro lado, anunció la exoneración del interés de cuotas adeudadas tanto a la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) como la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), y una nueva asignación de recursos para el desarrollo integral de la agricultura familiar campesina a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que beneficiará a 11.600 familias.

En relación con las medidas impositivas, el Gobierno contempla la exoneración y reducción de impuestos, además del refinanciamiento de tributos vencidos, consignó la estatal agencia IPP.

Se mantiene, además, la reducción del IVA para gastronomía, eventos y alquileres, vigente desde el 2020, y la reducción del Impuesto Selectivo al Consumo para combustibles.

Abdo Benítez anticipó la puesta en marcha de un régimen excepcional y transitorio para la regularización de deudas impositivas y una prórroga excepcional para la presentación de la declaración jurada de las exportaciones del ejercicio fiscal 2022, y un programa de facilidades de pago de obligaciones tributarias.

Un punto central del programa es el plan de obras públicas para generar 50.000 empleos en los próximos meses, mediante la inyección de 1.110 millones de dólares, y otros proyectos en el mediano plazo por otros 1.080 millones.

“El Ministerio de Urbanismo construirá 2.800 viviendas para sectores vulnerables, que impacta en la dignificación de las familias al dotarles de un techo digno, repercute en la compra de materiales nacionales, impactando directamente en la economía de las comunidades”, celebró el presidente.

A su turno, el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, detalló algunas medidas financieras que se aplicarán en el segundo semestre, entre otras la de mantener las tasas para el acceso a los créditos.

“Hay un compromiso de la banca pública de que los principales productos financieros o créditos mantengan sus tasas, a fin de seguir ayudando a las pequeñas empresas y, principalmente, a los pequeños productores para asegurar la generación de alto consumo y productos de renta”, explicó el funcionario.

Destacó la “preocupación” del Ejecutivo por los reajustes constantes de los combustibles y aunque valoró que existe una mesa de trabajo con camioneros y otros sectores, insistió en que como Paraguay no es productor y la estructura de costos seguirá dependiendo del contexto internacional.

“El tema de combustible es bastante complejo. Está la petrolera estatal, pero también las privadas. La estatal siempre está buscando los mejores precios y hay un trabajo permanente a través de la Nacional para buscar mejores mercados y eso se pueda trasladar a la ciudadanía”, sentenció Llamosas, según el sitio del diario Última Hora.

Finalmente, señaló que están pendientes para acompañar toda la inversión pública dos préstamos, uno del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y otro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de los cuales el 50% irá al Ministerio de Obras Públicas y el otro 50% estará destinado al de Salud.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password