ECONOMIA, Ultimas Noticias

El “Me too” de las pymes que lidera un misionero: Si no paga el Estado y grandes empresas, que nos “reperfilen” a nosotros también

El “Me too” de las pymes que lidera un misionero: Si no paga el Estado y grandes empresas, que nos “reperfilen” a nosotros también
Compartí este articulo en:

En un contexto donde el Estado Nacional está por decirle al FMI y a los bonistas que esperen para cobrar sus deudas, donde también grandes firmas como Vicentín o Celulosa reestructuran pasivos, o las provincias endeudadas en dólares también están en ese proceso y avisan que no podrán pagar, las pequeñas y medianas empresas salieron a pedir que también se contemple su situación.

Algo así como el “Me too” (yo también) de las pymes, que a pesar de que se la pasaron evitando a toda costa a los bancos en la última mitad del Gobierno de Macri, cargan con una deuda estimada por la CAME en 400.000 millones de pesos. El pago de los intereses de esa deuda en muchos casos está agobiando a las pequeñas firmas.

CAME salió a pedir ayer que también se contemple la situación de las pequeñas y medianas empresas de todo el país.

La CAME pidió ayer concretamente que el Banco Central “reperfile” la deuda de las empresas chicas y medianas con los bancos, que asciende a 400.000 millones de pesos, si se computa la deuda en dólares. Una deuda que agobia a las pymes, sobre todo teniendo en cuenta la política de altas tasas de interés que se cargaron durante el Gobierno anterior, cuando se quería parar la inflación con esa política monetaria.

“Nos preocupa la superviviencia de las empresas en crisis, que están teniendo que enfrentar intereses de deudas financieras impagables”, sostuvo el presidente de CAME, el misionero Gerardo Díaz Beltrán, y advirtió: “Si no se reperfilan no podrán sobrevivir. La gestión anterior no entendió la importancia de hacerlo y se fueron cerrando un gran número de pymes”.

El stock de deuda de las pequeñas y medianas empresas con los bancos es de 236.663 millones de pesos y en dólares 2.581 millones, sumando un monto total equivalente a casi 400 mil millones de pesos, estimó la CAME, que cuenta con un departamento de estudios económicos.

Pero no es el capital adeudado en sí lo que más dificulta su cumplimiento, explicaron en la entidad, sino las tasas altas que conllevan esas deudas, en un contexto donde muy pocos negocios están dando rentabilidad que permita afrontar semejantes costos.

Según estimaciones de CAME, las pymes destinan más de 16 mil millones de pesos mensuales sólo a pagar los intereses de sus deudas con bancos, sin incluir multas por moras, otros cargos, ni los pagos de capital. Eso viene derivando en atrasos permanentes, que incrementan más esos pasivos. “Directamente las empresas no pueden cumplir, como lo registra el salto en las tasas de morosidad, y quedan al borde de la ejecución, que representa la antesala de la quiebra”, remarcó Díaz Beltrán.

El caso de las yerbateras en Misiones y Corrientes

En el caso de Misiones, un claro ejemplo del agobio de esta política lo sufrieron algunas empresas yerbateras (Las Marías, Rosamonte, etc), que tomaron deuda en la época del último gobierno kirchnerista, por entonces con tasas bajas. Esa deuda fue importante para poder abastecer al mercado en época de precios congeladas.

Sin embargo, llegó Mauricio Macri y la política de tasas altas de Federico Sturzzeneger (y luego, Luis Caputo y Guido Sandleris) y las firmas nunca pudieron sacarse la “mochila” de la deuda. En muchos casos, dejaron de hacer inversiones (y crear empleo en la región) para poder seguir atendiendo los intereses de su deuda.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*