En 72 horas hubo 420 pedidos de créditos del plan misionero de asistencia a pymes

En las primeras 72 horas se recibieron 420 pedidos de créditos de empresas de distintos portes que sufren la parálisis por la cuarentena forzosa por el coronavirus. Se trata del paquete de ayuda presentado la semana pasada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán para autónomos y pymes que no recibieron la asistencia de la Nación.

Las líneas van desde los 100 mil pesos para los autónomos o monotributistas hasta los 600 mil para el pago de salarios de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, lo que más se pidió fue el paquete de capital de trabajo, que llega hasta los 500 mil pesos, lo que resulta un dato alentador, ya que está destinada al capital de trabajo o reposición de stock.

En el Fondo de Crédito, la entidad que comanda Horacio Simes, no salían de su asombro. En todo 2019 se tramitaron 300 pedidos de asistencia. En 72 horas, casi 50 por ciento más. La primera lectura sobre la alta demanda es que muchas empresas no pudieron acceder a la asistencia nacional -uno de los requisitos para poder presentar el pedido en Misiones es que se haya inscripto en el plan federal y no haya calificado-.

Los créditos son analizados en conjunto por Hacienda, el Fondo de Crédito y la Confederación Económica de Misiones, que conduce Alejandro Haene.

El programa de emergencia complementario está destinado para salarios y gastos de estructura, alquileres y servicios (luz, agua, internet), que deben afrontar los diferentes sectores económicos de Misiones y los emprendedores que no hayan sido alcanzados por los programas nacionales para el sostenimiento económico.

En esta línea serán beneficiarios quienes no hayan podido acceder total o parcialmente a los beneficios de los programas nacionales ATP, Repro, FOGAR y Monotributistas y Autónomos a Tasa 0%. En ésta dirección, se asistirán a PyMEs y emprendedores con empleados o a trabajadores por cuenta propia sin empleados (monotributistas y responsables inscriptos).

Los empleadores podrán recibir hasta $600.000 o hasta una nómina salarial – al 22% anual (según nivel de ingresos). En tanto los cuentapropistas sin empleados podrán recibir hasta $100.000 para trabajadores por cuenta propia (según categoría tributaria y nivel de ingresos) – al 16% anual que no hayan accedido a la operatoria de créditos de tasa cero de la AFIP por registrar algún rechazo. En ambos casos los créditos serán hasta en 12 cuotas con 3 meses de gracia.

Por otro lado, habrá un programa de reposición de stocks para la reapertura o incremento de las actividades. Este programa está dirigido a atender los requerimientos de pymes y emprendedores derivados del re-inicio o incremento de actividades, a partir de la apertura paulatina de las actividades económicas.

Se atenderán las siguientes demandas: reposición de stocks, dirigida principalmente a la adquisición de capital de trabajo para la reapertura de actividades que resultan exceptuadas; o dirigida a aquellas actividades que se encontraban operando, pero requieren incrementar las existencias para atender demandas crecientes. En ese caso de ser para capital de trabajo se asistirá hasta $ 500.000 (según categoría tributaria y nivel de ingresos y ponderado por sectores), al 16% anual que (no hayan accedido a operatorias PYME al 24% en las entidades financieras). Los créditos serán hasta 24 meses, con gracia de entre 6 y 9 meses de ponderado por sectores.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password