ECONOMIA, Ultimas Noticias

Estudió Comunicación, pero se hizo cargo de la maderera familiar con sus hermanas y hoy es la Empresaria del Año

Estudió Comunicación, pero se hizo cargo de la maderera familiar con sus hermanas y hoy es la Empresaria del Año
Compartí este articulo en:

Silvina Oliva acaba de ser distinguida como la Empresaria Misionera 2020 por la Confederación Económica de Misiones (CEM).

“Es una alegría haber sido reconocida por otras mujeres”, dijo a Economis, esta mendocina que se vino a vivir con sus padres a la tierra colorada cuando tenía apenas 2 años.

Oliva maneja desde hace seis años la firma forestoindustrial Valerio Oliva Forestal, fundada por su abuelo a mediados de los años 50 y que hoy tiene un moderno establecimiento en Garupá donde se elaboran molduras, machimbres, perfilados y otros productos maderables.

“Tenemos toda la cadena integrada, forestaciones en distintos puntos de la provincia, somos muy cuidadosos en reforestar lo que vamos consumiendo”, explica Silvina, que estudió Comunicación Social en Buenos Aires, en la Universidad de El Salvador, inicialmente con otros planes para su vida profesional.Sin embargo, la vida suele reírse de nuestros planes.

“Depués de la crisis del 2001, tuve que volver a la provincia para ayudar en la empresa familiar. Justo me enamoré de un misionero, así que todo coincidió”, cuenta Silvia, en diálogo telefónico. 

La relación prosperó y hoy tienen a Bastián (16 años) y Sofi, de 13. La nena padece una enfermedad rara, cuyo diagnóstico temprano puede ayudar a su tratamiento y Silvina quizo aprovechar la ocasión para concientizar sobre esta cuestión. 

“Sofia padece lo que se conoce como Síndrome del Duplicación Invertida del Cromosoma 15, hasta hace un tiempo había apenas 7 casos en todo el país”, señala. Consiste en un trastorno autista, que tiene tratamiento, pero para el cual es importante la detección temprana.

El forestal, un mundo de hombres

El ambiente forestoindustrial misionero y correntino, a diferencia del yerbatero o tealero, es un círculo donde prácticamente no hay mujeres al frente de una organización.

“Hace unos años iba a las reuniones de APICOFOM y eramos muy pocas”, se ríe, Silvina. Como si fuera poco, otras dos mujeres la acompañan en las grandes decisiones empresarias. Sus dos hermanas, Agustina y Cecilia, quienes forman parte del directorio.

A ella le cabe el rol de gerenta de la empresa.De todas formas, Oliva destaca la creciente participación de las mujeres en el ámbito forestal. También destaca el rol de la entidad que dirige Guillermo Fachinello.

“Permanentemente ofrecen asistencia y capacitación, y fueron importantes también para conseguir mercados de exportación, también la Feria Forestal nos sirvió para vincularnos con compradores del exterior”, señaló la empresaria.

Valerio Oliva Forestal, como otras empresas pyme madereras, en un momento dejó de exportar por la pérdida de competitividad. “Por suerte nunca interrumpimos totalmente el contacto con nuestros clientes y hoy estamos exportando un 40 por ciento de nuestra producción”, detalló.

“Quiero agradecer a la CEM a Alejandro Haene y a Leticia Espinoza, así como a mucha gente que trabaja para promover la participación de las mujeres en el ámbito empresarial. Es un reconocimiento que alienta a seguir adelante”, completó, sobre su flamante distinción. Es la primera vez que la entidad misionera distingue a la Mujer Empresaria del Año.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*