Finalizó la cosecha de maíz y superó por primera vez en 20 años a la producción de soja

Según los registros de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que datan desde la campaña 2000/01, esta es la primera vez en la que la cosecha de maíz con destino a grano comercial supera a la de soja.

La cosecha de maíz con destino a grano comercial finalizó a nivel nacional con una producción de 50 millones de toneladas, con lo que superó por primera vez en los últimos 20 años a la producción de soja, informó este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

De esta forma, la trilla del cereal se ubicó 400.000 toneladas por encima de la producción final de soja, que cerró la campaña 2019/20 con 49,6 millones de toneladas debido a que resultó afectada por la fuerte sequía registrada en los primeros meses del año, cuando atravesaba su etapa crítica de desarrollo.

Este hito se produjo a pesar de que la actual producción del cultivo se ubicó 600.000 toneladas por debajo de lo obtenido en el ciclo 2018/19, cuando se cosecharon 50,6 millones de toneladas.

La campaña cerró con 6,12 millones de hectáreas cosechadas, de las 6,3 millones de hectáreas que se implantaron en un principio y con un rendimiento promedio nacional que se ubicó en 81,7 quintales por hectárea (qq/ha), marca por debajo de los 83,1 qq/ha registrados en el ciclo anterior.

Las labores culminaron con un adelanto respecto a la campaña anterior de 19,8 puntos porcentuales (pp).

Gran parte de los lotes cosechados durante la última semana correspondieron al norte y el sur del área agrícola nacional, mientras que a la fecha aún quedan cuadros puntuales por recolectar en el sudeste de Buenos Aires, sin que esto pueda repercutir sobre la estimación final de la campaña 2019/20, precisó la Bolsa de Cereales porteña.

El centro-norte de Córdoba fue la zona agrícola que más volumen aportó a la finalizada campaña, con una producción de 7,7 millones de toneladas, seguido por la del núcleo norte con 6,6 millones de toneladas y por la del sur de Córdoba, con 6,4 millones de toneladas.

En cuanto a rendimientos, la mayor productividad se registró en la zona del núcleo norte, con 101,3 qq/ha, seguida por el núcleo sur con 99,7 qq/ha y por la del norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires, con 91,7 qq/ha.

Cabe mencionar que las mediciones realizadas por la BCBA, como así también gran parte de las instituciones privadas, toman en cuenta para su estimación de producción solo el maíz que tendrá como destino su comercialización y no así el cultivo para uso forrajero propio u otros usos, como sí lo hace el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, que todavía no dio por finalizado los labores de recolección.

Con el cierre de la campaña de maíz, también culminó la de sorgo, con una producción de 2,5 millones de toneladas, similar a la de la campaña pasada.

Los trabajos de recolección se desplegaron sobre un área de 680.000 hectáreas, con un rendimiento promedio a nivel nacional de 36,7 qq/ha.

La zona productiva que más volumen aportó fue el Noreste Argentino (NEA) con poco más de 600.000 toneladas, seguido por el centro-norte de Santa Fe con 430.000 toneladas y por el centro-norte de Córdoba, con casi 307.000 toneladas.

Restan 110.000 hectáreas para concluir la siembra de trigo

La siembra de trigo ya cubrió el 98,3% de las 6,5 millones de hectáreas previstas para el cultivo, con lo que restan poco más de 110.000 hectáreas para finalizar las labores de la actual campaña, en un contexto en el que el déficit hídrico en la franja centro y norte del área agrícola afecta al normal desarrollo de los cultivos, informó este jueves  la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

El progreso de siembra en esta última semana fue de 2,4 puntos porcentuales (pp) y se concentró en el sudeste de Buenos Aires, donde el buen clima permitió que se recupere la condición del piso para que puedan ingresar las maquinas.

En contraposición a los buenos niveles de humedad en los suelos del sur del área agrícola nacional, en la franja centro y norte de la misma la falta de agua se mantiene y condiciona el normal desarrollo de los cultivos y que podría impactar en la productividad de los lotes afectados.

“En el norte del país los lotes más tempranos inician espigazón bajo un escenario de déficit hídrico severo, que se verá reflejado en los valores de rindes esperados hacia el cierre del presente ciclo”, remarcó la entidad porteña.

En esas regiones, el porcentaje del área que presenta una condición de cultivo entre regular y mala es de entre 40 y 50 %, “siendo los cuadros en expansión de hojas aquellos con posibilidad de recuperación si reciben lluvias”, detalló la BCBA.

En tanto, en la franja central los registros de altas temperaturas de los últimos días incrementaron la demanda de agua de los lotes.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password