Coronavirus, EL MUNDO, INFOTECNO, Ultimas Noticias

La alternativa al cigarrillo que obtuvo el visto bueno de Estados Unidos

La alternativa al cigarrillo que obtuvo el visto bueno de Estados Unidos
Compartí este articulo en:

Para la máxima autoridad sanitaria de los Estados Unidos, los fumadores que se pasan al sistema de tabaco calentado IQOS se exponen a menos químicos nocivos. Ya se comercializa en unos 50 países y más de 11 millones de fumadores se cambiaron a esta alternativa, que no es un cigarrillo electrónico

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó hoy la comercialización del sistema de tabaco calentado IQOS de Philip Morris Internacional (PMI) como producto de tabaco de riesgo modificado (MRTP, por sus siglas en inglés), según indicó en un comunicado de prensa la máxima autoridad sanitaria de los Estados Unidos. Se trata del primer producto de tabaco que recibe la calificación MRTP, lo que implica que otorgan un beneficio a la salud de la población.

“A través del proceso de solicitud de productos de tabaco de riesgo modificado, la FDA tiene como objetivo garantizar que la información dirigida a los consumidores sobre el riesgo reducido o la exposición reducida por el uso de un producto de tabaco esté respaldada por evidencia científica y comprensible”, dijo Mitch Zeller, director del centro de productos de tabaco de la FDA. “Los datos presentados por la compañía muestran que comercializar estos productos en particular con la información autorizada podría ayudar a los fumadores adultos adictos a dejar de fumar cigarrillos de combustión y reducir su exposición a productos químicos nocivos, pero solo si cambian por completo”.

El sistema de tabaco calentado IQOS es un dispositivo electrónico que genera un aerosol que contiene nicotina al calentar unidades de tabaco envueltas en papel, llamadas Heatsticks. “La FDA autorizó previamente la comercialización de estos productos sin información de riesgo modificada en abril de 2019”, agrega la FDA y aclara que la acción de hoy “autoriza al fabricante a comercializar estos productos específicos con la siguiente información: El sistema IQOS calienta el tabaco pero no lo quema; esto reduce significativamente la producción de químicos nocivos y potencialmente nocivos; los estudios científicos han demostrado que cambiar completamente de cigarrillos convencionales al sistema IQOS reduce significativamente la exposición de su cuerpo a químicos dañinos o potencialmente dañinos”.

IQOS tampoco es un cigarrillo electrónico. De hecho, el año pasado, en medio de los cuestionamientos a los cigarrillos electrónicos tras casos de internaciones derivadas, supuestamente, de su uso, la FDA se expidió sobre las diferencias entre IQOS – ya autorizado para la venta en Estados Unidos- y esos productos. Explicó que IQOS no es un cigarrillo combustible ni un cigarrillo electrónico; que es un dispositivo para calentar tabaco y que, si bien libera nicotina, que es lo que los fumadores suelen buscar en estos productos, no libera humo sino vapor, sin generar combustión. También destacó entonces que no hubo casos de efectos negativos en los países en los que se comercializa IQOS.

Al comentar sobre el anuncio de la FDA, André Calantzopoulos, director ejecutivo de PMI, dijo:

“La decisión de la FDA es un hito histórico en salud pública. Muchas de las decenas de millones de hombres y mujeres estadounidenses que fuman hoy dejarán de fumar, pero muchos no lo harán. La decisión de hoy permite informar a estos adultos que cambiar completamente a IQOS es una mejor opción que seguir fumando. La FDA determinó que los estudios científicos muestran que cambiar completamente de cigarrillos convencionales a IQOS reduce la exposición a químicos dañinos o potencialmente dañinos”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*