La empresa de alquiler de autos Hertz pidió el concurso de acreedores

El gigante de alquiler de automóviles, Hertz, pidió el concurso de acreedores en los Estados Unidos y Canadá, tras la caída de ingresos que le originó la cuarentena por el Covid-19.

“El impacto del Covid-19 en la demanda de viajes fue repentino y dramático, lo que provocó una fuerte caída de los ingresos de la empresa y de las reservas futuras”, dijo la compañía en un comunicado.

Hertz, con más de un siglo de historia, 38.000 empleados en todo el mundo y más de 560.000 vehículos en su flota solo en Estados Unidos.

La empresa realizó un recorte de más de 10.000 empleados y en los últimos tiempos había comenzando a liquidar parte de su flota, como los Chevrolet Corvette Z06 2019, dentro de unos 30.000 vehículos que sacó a la venta.

La empresa buscaba recaudar unos 5.000 millones de dólares y apaciguar así el nerviosismo de los acreedores, una estrategia que infructífera, según relata una fuente de la empresa a la cadena CNBC.

La compañía recurrió al Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos, un mecanismo que permite a una empresa que ya no puede pagar su deuda reestructurarse sin la presión de los acreedores.

No incluye las franquicias

Las franquicias de Hertz, que no son propiedad de la compañía, no están incluidas en el procedimiento del Capítulo 11.

Hertz no mencionó el monto de su deuda, pero el diario Wall Street Journal informó el viernes que la misma se elevaba a unos 19.000 millones de dólares.

“La reorganización financiera proporcionará a Hertz un camino hacia una estructura financiera más robusta que posicione mejor a la compañía para el futuro, mientras navega lo que podría ser un viaje prolongado y una recuperación económica global “, señala el comunicado de la compañía.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password