Coronavirus, ECONOMIA, Ultimas Noticias

Las importaciones de bienes intermedios y de consumo se despegan del resto de los rubros, reflejando expectativa de devaluación

Las importaciones de bienes intermedios y de consumo se despegan del resto de los rubros, reflejando expectativa de devaluación
Compartí este articulo en:

Informe de la Fundación Mediterránea – IERAL, a cargo de Marcos O`Connor

• En el acumulado de los últimos doce meses hasta junio, la balanza comercial arroja un superávit de US$ 18.453 millones, con exportaciones por US$ 61.715 millones e importaciones de US$ 43.262 millones
• En junio, mientras el total de importaciones cayó un 20,8 % interanual, en bienes intermedios ese descenso fue de sólo 4,3 %, al tiempo que las compras al exterior de bienes de consumo subieron 7,1 % interanual
• En los últimos doce meses, el saldo energético registró un superávit de US$ 305 millones, explicado por exportaciones de combustibles de US$ 3887 millones e importaciones por US$ 3582 millones

Según los datos del Intercambio Comercial Argentino, relevados por el INDEC, la balanza comercial registró un superávit de US$ 1.484 millones en el mes de junio. Este guarismo se explica por una caída interanual de las exportaciones en un 8,6% y una merma de 20,8 % en las importaciones.

En el acumulado de los últimos doce meses hasta junio, la balanza comercial arroja un superávit de US$ 18.453 millones, con exportaciones de US$ 61.715 millones e importaciones por US$ 43.262 millones.

Exportaciones

En junio, las ventas al exterior fueron de US$ 4.786 millones, un 8,6% menos que igual mes de 2019. Se registraron caídas en todos los rubros, a excepción de los productos primarios que se incrementaron un 46,3%.

La evolución de las exportaciones desde el último trimestre del año anterior muestra el impacto del coronavirus en el comercio exterior. El rubro menos afectado fue el de productos primarios, que registran un incremento en las ventas al exterior de 19,5% para el segundo trimestre del año. Por otra parte, las manufacturas de origen industrial fueron las más golpeadas, pasando de una caída de 4,3% en el cuarto trimestre de 2019 a una de 52,7% en el segundo trimestre de 2020, seguida por los combustibles y energía (-0,8% vs. -32,4%) y las manufacturas de origen agropecuario (10,8% vs. -5,9%).

Importaciones

Las compras al exterior alcanzaron los US$ 3.302 millones en junio, un 20,8% menos que igual mes de 2019. Se presentaron caídas en todos los rubros, a excepción de los bienes de consumo que anotaron un incremento de 7,1%.

El segundo trimestre del año presenta el momento más profundo de la recesión, con caídas en todos los rubros. Sin embargo, hay una desaceleración en la caída de los bienes intermedios y bienes de consumo, que anotaron una merma interanual de 11,5% y 7,3%, respectivamente, mucho más atenuada que la variación del total de los rubros, que fue de -27,7 % interanual. Los items que presentaron una mayor caída fueron: bienes de capital (-30,7%), piezas y accesorios de bienes de capital (-43,7%), combustibles y energía (-52,2%) y vehículos automotores de pasajeros (-63,8%).

El siguiente gráfico compara las importaciones de bienes intermedios y bienes de consumo con el índice de nivel de actividad económica medido por OJF & Asociados. Desde abril de este año se observa un movimiento divergente entre esas variables, con una atenuación de la merma en las importaciones de bienes intermedios y de consumo (que en junio incluye un aumento de 7,1% interanual para estos últimos), mientras la curva de nivel de actividad evoluciona varios andariveles por debajo. En principio, la explicación para esa divergencia tiene que ver con la ampliación de la brecha cambiaria, que en abril fue de 48,9% y pasó a 80,2 % y 73,6 % en mayo y junio. Evidentemente, esto despertó las expectativas de devaluación y llevó a una anticipación de compras al exterior, al menos en rubros como los mencionados.

Asimismo, las exportaciones industriales (MOI) se redujeron fuertemente a partir de febrero, llegando a registrar una caída interanual de 58,5% en abril. En cambio, las importaciones de bienes intermedios, que en general evolucionan en espejo con las exportaciones de MOI, a partir de marzo se despegan de ese comportamiento. Así, en los últimos meses, la merma en las importaciones de bienes intermedios es mucho más acotada que la de las exportaciones industriales. Nuevamente, la brecha cambiaria y el aumento de las expectativas de devaluación habrían llevado a anticipar importaciones de este tipo de productos.

Balanza comercial energética

El saldo de la balanza comercial energética registró un superávit de US$ 305 millones en el acumulado de los últimos doce meses hasta junio. Las exportaciones en combustibles alcanzaron los US$ 3.887 millones, con una caída interanual de 12,3% para dicho período, mientras que las compras al exterior fueron de US$ 3.582 millones, cayendo un 36,6%.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*