Los parques y reservas naturales de Misiones serán espacios libres de humo

La Cámara de Diputados se dispone a aprobar un proyecto de ley que establece como espacios “libres de humo” a todas las áreas naturales protegidas de Misiones.

La iniciativa del ex diputado Isaac Lenguaza, prohíbe fumar en la totalidad de los predios instituidos como Parques Provinciales y en las Reservas Privadas sujetas al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas.

La autoridad de aplicación de la ley será el ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, con intervención del cuerpo de Guardaparques, personal de los Parques Provinciales y Guías de Turismo en zonas habilitadas para el ingreso y estadía de público visitante, que podrán requerir presencia policial en caso de que fuera necesario. 

La autoridad de aplicación tendrá a su cargo la elaboración y colocación de cartelería informativa en los predios alcanzados por la presente ley que consigne la calidad de zona libre de humo e informe a los visitantes sobre la prohibición de fumar. 

Lenguaza recordó que luego de años de debate, el 14 de junio de 2011 se promulgó la ley nacional 26.687 de control del tabaco. La aprobación de esta ley era una demanda creciente de la sociedad argentina y constituyó, sin dudas, un hecho de trascendencia histórica en la salud pública de Argentina. 

La ley tiene por objeto prevenir y amortiguar “el daño sanitario, social y ambiental originado por el tabaquismo”, lo que marca la complejidad y amplitud de las afectaciones que genera el hábito de fumar tanto en la salud como en el medio ambiente. Básicamente prohíbe la acción de fumar en todos los espacios cerrados de uso público o privado tales como escuelas, servicios de salud, casinos, bingos, boliches, bares, restaurantes, teatros, museos, bibliotecas, transporte público, estadios cubiertos y lugares de trabajo públicos y privados. Sólo exceptúa de la prohibición patios, terrazas, balcones y demás áreas al aire libre. 

Misiones adhirió a la norma en octubre de 2016 cuando la Legislatura aprobó la Ley XVII– 94 e instó a los municipios a seguir este ejemplo. Fue un avance indudable en la prevención. “Sin embargo, el perfil ambiental de nuestra provincia nos exige ir un poco más allá y establecer reglas acordes a nuestro compromiso con la preservación. A muchos visitantes de nuestros parques provinciales o reservas privadas que integran el Sistema de Áreas Naturales Protegidas, les sorprende que existan ceniceros al aire libre para que los fumadores depositen allí las colillas. Si bien el fumar o no fumar es una decisión individual, ya nadie duda del impacto colectivo en tanto puede afectar a fumadores pasivos y/o provocar daños en el medio ambiente”, señala Lenguaza. “Permitir esa acción en Parques Provinciales o Reservas no parece una acción concordante con la intención de cuidar, conocer y disfrutar de los ambientes naturales protegidos de nuestra provincia. Según estadísticas nacionales, “el 95% de los incendios forestales son producidos por la mano del hombre”, en muchos casos por fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas. La Asociación Argentina de Tabacología (Entidad científica interdisciplinaria integrada por profesionales de distintas áreas que trabaja en el control de la epidemia del tabaquismo en Argentina) resumió en un documento el impacto del tabaquismo en el medio ambiente. A la posibilidad de generar incendios forestales, le sumó el impacto de las colillas en el ecosistema al señalar que “ríos, lagos y mares son contaminados con colillas de cigarrillos que los peces y animales confunden con comida y tragan provocando muchas veces su muerte y alterando el ciclo ecológico”, mientras que “el 97% de los cigarrillos a nivel mundial tienen filtros y éstos son la mayor causa de basura en el mundo. Las colillas están hechas de acetato de celulosa y por esto, pueden tardar hasta 25 años en degradarse”, apuntó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password