Partió el tren de cargas con casi mil toneladas de producción misionera

La bocina característica fue la música que puso fin a la emoción contenida. A las 12.17 explotaron los aplausos de los trabajadores y algunos vecinos, que, curiosos, se acercaron a ver la primera partida del tren de cargas después de dos años de parálisis que empezaron a mediados de la gestión de Mauricio Macri. Garupá vuelve a tener tren de cargas y a exhibir orgullosa una de las marcas que la identifican desde hace más de un siglo: el tren tocó ese suelo en 1911. 

La primera formación del tren de cargas partió desde Garupá con destino a Zárate con 20 vagones cargados de pasta celulósica y papers (bobina de papel) de la empresa Arauco. En el próximo viaje podría sumarse Agua de las misiones -se están discutiendo cuestiones de logística-, pero hay vagones disponibles para cualquier otra producción misionera.

Trenes Argentinos considera que en dos meses podría retomarse la conexión internacional con Encarnación para llevar arroz paraguayo a Buenos Aires y traer fertilizantes. Desde Buenos Aires también vendrán en breve cargas de cemento para Misiones.

Fueron dos años de incertidumbre que finalizaron al mediodía de este jueves. La lluvia que acompañó la partida fue recibida como una bendición por los más de quince trabajadores que vuelven a la actividad plena en Garupá, varios de ellos nacidos y criados en esa tierra, a escasos kilómetros de la capital. Algunos se reconvirtieron como operarios del tren internacional Posadas-Encarnación y otros fueron obligados a migrar para no perder su puesto de trabajo. 

Mario Arellano, el gerente del ramal Urquiza, un joven con trece años en Trenes Argentinos, relata emocionado que tuvo la responsabilidad de venir, hace dos años, a “informar a los compañeros que el ramal se cerraba”. Hoy es el mismo que está al frente de la reactivación del tren y se muestra tan entusiasmado como el intendente Luis Ripoll, en que nunca más haya que volver a parar. 

En total, trece operarios trabajarán directamente en la estación, pero el alcalde confía en que la vuelta del tren signifique un fuerte empuje laboral para el municipio. “No solo en el tren, sino que se puede pensar en viviendas, en hotelería para quienes vengan a trabajar, en el consumo de los comercios. Esto es muy bueno para Garupá”, celebra Ripoll.

Walter González Rojas, encargado de logística de Arauco señaló que desde la firma de capitales chilenos “estamos orgullosos de poder ser parte de esta primera formación” después de dos años de ramal cerrado. “Es abaratar los costos, pero también descomprimir la ruta con camiones. Arauco apuesta a sumar masa crítica, pero hay lugar para todos”, indicó. Para la empresa el transporte de carga por tren significaría un diez por ciento de la producción, más o menos lo mismo que hoy se distribuye por bitrenes. 

La vuelta del tren es un sueño para Garupá y una oportunidad para la producción misionera que sufre costos logísticos más elevados para llegar al puerto. El trabajo de reactivación empezó a poco de asumir Alberto Fernández. En enero se hizo la limpieza de las vías y desmalezamiento de algunos trayectos, donde el monte le ganó al abandono. Se invirtieron 120 millones en la recuperación de las vías y las estaciones. Mucho más hará falta para mejorar seguridad y velocidad del transporte. Ahora, el tren puede demorar entre 36 horas hasta dos o tres días, depende de las variables. “Pero esta salida no es la primera ni será la última. Esta es una política de Estado que debemos recuperar y el próximo paso es llegar a Paraguay”, promete Arellano.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password