Se preparó con los mejores en Mendoza y volvió para fundar su “bodega” en Alem: “Quiero cambiar la historia”

Fernando Brys (38 años) es un misionero que piensa en grande, pero también un emprendedor con mucha vocación por hacer, por llevar a la práctica sus sueños.

“Quiero cambiar la historia de mi provincia”, afirma sin achicarse, con pasión y entusiasmo, en una entrevista con Economis.

Cuando habla de cambiar la historia de Misiones, Brys se refiere a sus planes para hacer de la chacra misionera una unidad productiva rentable, que genere valor a partir de prácticas sustentables, que vayan de la mano del cuidado del medio ambiente.

Pero sobre todo, una estrategia donde Misiones explote al máximo, cuidando la selva, todo el potencial y las características únicas que tiene.

Esa búsqueda llevó a Brys a explorar la posibilidad de producir vino en Misiones. Para eso, este oriundo de Alem, hijo de un arquitecto y egresado de un bachillerato con orientación agropecuaria (IEA Nº1 de Bonpland) se fue a Mendoza y trabajó con algunos de los mejores profesionales de la industria del vino.

“Primero fueron tres vendimias en bodegas Rutini y luego en Zuccardi Valle de Uco, que fue elegido mejor viñedo del mundo”, señala. También trabajó bajo las órdenes de Mariano di Paola, uno de los enólogos más reconocidos. “Mariano es mi ídolo, es un hombre que me indicó el camino”, reconoce Brys.

Producir hidromiel o honey wine

Después volvió a la chacra que compró su padre arquitecto, y puso manos a la obra. Como Misiones no tiene las características para producir una uva que sea apta para vinos de calidad, pensó en la biodiversidad y las flores misioneras, que nutren a las abejas para producir una miel de características únicas.

Así fue como apuntó sus esfuerzos a la producción de hidromiel. Una bebida alcohólica que se produce a partir de la fermentación de la miel y que puede ser consumida como un vino blanco, tiene más o menos la misma graduación. “Es poco conocida, pero es la bebida más antigua del mundo”, explica Brys.

“Nosotros tenemos flores muy diversas, una gran biodiversidad, así como Mendoza puede tener las mejores uvas, nosotros podemos producir una bebida de calidad mundial a partir de lo que tenemos”, afirma.

La hidromiel que hace Brys en su chacra de Alem. También logró uvas de muy interesante calidad: “Hago un vino sólo para mi papá”.

Este emprendedor ya produce y envasa en su chacra el producto que está vendiendo todavía en forma muy acotada.

“Quiero producir unas 10.000 botellas por año”, detalla. Su condicionante es el capital para expandirse. “Se necesitan más recursos para tener más miel, acondicionar el lugar, poder recibir turistas, hay mucho por hacer, contamos con nuestro trabajo y nuestro esfuerzo, pero nada más, y por eso vamos de a poco”, cuenta.

Brys trabaja de sol a sol en su emprendimiento en la chacra familiar que su padre arquitecto compró casi por impulso hace 20 años, sin saber absolutamente nada sobre el campo. Ahora está buscando materializar esos sueños con las mismas ganas que entonces.

Una botella de hidromiel tiene un costo de unos 600 pesos y para adquirirla se pueden contactar con la página de Brys en facebook (Fernando Brys) o instagram (Brysconsult Meadery).

“Mead” es el nombre de la hidromiel en inglés, y “meadery” es como se denomina a lo que sería el equivalente de una “bodega”, pero de hidromiel. La industria del vino cuida con celo la denominación de oirgen y no permite a los productores utilizar los términos “bodega” o “vino de miel”.

“Todavía hay un problema de comunicación con el producto, el nombre hidromiel no es muy llamador como el de vino, en Estados Unidos si se lo denomina honey wine”, reconoce Brys.

Conferencista TED y reconocimiento internacional

Un párrafo aparte merecen los elogios y reconocimientos del camino que está encarando Brys en su chacra de Alem. Su emprendimiento ya cosecha notables logros fuera de la provincia, como suele ocurrir con muchos visionarios que primero captan la atención del mundo, pero todavía no llegaron a despertar un gran interés por lo que hacen, en su terruño.

El caso de Brys Consult Meadery (así se llama su emprendimiento) se estudia incluso en un curso de negocios que brinda Francisco Santolo, un economista que estudió en Harvard y el MIT, donde la audiencia está conformada por CEOs y ejecutivos de grandes empresas.

También recibió reconocimientos como el de la CAME-CEM y todo el tiempo lo están convocando para dar conferencias afuera de Misiones. Por ejemplo, en el aula magna de la Universidad de Cuyo.

“Soy conferencista de las charlas TED”, explica Brys, quien se muestra muy agradecido con todos los que le dan una mano en este largo camino que está recorriendo para ver cristalizado su sueño.

“Quiero agradecer a Alejandor Haene de la CEM, a Alejandro Di Paola y a mucha gente que me ayuda”, avisa, pidiendo que lo incluyamos en la nota.

El logro principal fue la obtención de la Medalla de Oro, en la categoría hidromiel, en el concurso internacional VINUS 2013 que se realizó en Mendoza.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password