Separaron del aula a los alumnos denunciados por acoso en el colegio Roque González

La justicia y la institución acordaron brindar enseñanza  en horarios diferentes del resto de sus compañeros de curso, a los adolescentes denunciados por acoso, hecho que provocó una protesta masiva de alumnas de esa institución con el apoyo de otras jóvenes de colegios de Posadas la semana pasada.

Es decir, si las alumnas tienen clases de 8 a 12 horas, los jóvenes acusados por los acosos deberán cursar en horario de la siesta o la tarde a fin de evitar que compartan espacio físico.

Se trata de una medida de enseñanza asincrónica, es decir, dentro de la institución pero no compartida para evitar la convivencia de los jóvenes.  

Entre cuatro y seis chicos del  Colegio Roque González  recibieron de esta manera una decisión socioeducativa ya que no pueden ser alcanzados por la justicia penal, al tratarse de jóvenes de entre 14 y 15 años. De esta manera, se actúa en base a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes con medidas alternativas y socioeducativas.

El juez Correccional y de Menores, César Jiménez, es quien mantiene contactos con los menores y con las autoridades para hacer un seguimiento de la situación.

“Mi mirada nunca es punitiva en este sentido, por eso le dije al rector que acompañe la necesidad de resolver esta situación porque seguramente la vamos a resolver, pero que no se repita. Y este acompañamiento necesita que usted instale en éste colegio, la Educación Sexual Integral, porque en mi humilde opinión este tipo de información puede servir muchísimo para que no existan más estos episodios nefastos”, había dicho el magistrado en diálogo con Open 101.7.

La denuncia

La semana pasada, alumnas del segundo año acompañadas por otras jóvenes de la misma institución y de otros colegios de Posadas, protagonizaron una masiva protesta, sentada dentro del establecimiento y fuera, para pedir al rector que su denuncia sea escuchada y se tomen medidas.

Una de las alumnas que participó de la protesta detalló: “una de las chicas era permanentemente acosada en el patio, frente a los preceptores, en el baño. Y se filtró una conversación de un grupo de whatsapp en donde amenazaban con raptarla y abusar de ella, por eso anoche decidimos hacer la sentada porque no lo podemos tolerar más”.

La joven, dijo a Economis, “esto es algo que pasa hace mucho y hoy en la sentada el padre Rajimón pidió hablar con tres de nosotras. Y nos dijo que en diez días nos podía dar una respuesta para esperar el curso de la denuncia, pero nosotros vamos a volver a hacer una sentada para que el tema no quede en el olvido. Queremos que el padre vea que así no podemos seguir, no podemos estar todos juntos”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password