Szychowski: “Volcamos más de 100 millones de pesos para fortalecer al sector yerbatero”

“El número es contundente, pero se vuelve realmente importante cuando conocemos que gracias a esa inversión los pequeños y medianos productores, secaderos e industrias accedieron a mejores condiciones de trabajo, a tecnología y más eficiencia”, evaluó el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Juan José Szychowski.

“Son más de 100 millones de pesos en apoyo directo al esfuerzo que hacen los tareferos, productores, secaderos, industrias y emprendedores, que se multiplica en fuentes de trabajo, que dinamiza la economía de cada rincón de la zona productora y que finalmente se traduce en un producto de calidad que gana mercado”, agregó.

El INYM brinda respaldo a todos los eslabones de la cadena yerbatera y en todos los casos, con el mismo objetivo: además de cuidar a cada trabajador, el de generar condiciones para lograr eficiencia y potenciar el crecimiento sostenido del sector.

“El INYM está generando cambios determinantes, con resultados evidentes e inclusivos, donde los tareferos reciben capacitación, indumentaria y herramientas que dejan atrás los trabajos de sobrecarga física; los productores pueden acceder a implementos de vanguardia para un yerbal más productivo; los secaderos se volvieron eficientes y la calidad del alimento está presente desde la planta hasta el paquete que las industrias despachan al mercado”, indicó Szychowski.

Beneficios para los eslabones de la cadena

La Institución ya entregó 10.370 equipos de indumentaria para cosecheros, lo que significó una inversión de 6.037.915 pesos.

En producción y cosecha, 1.336 motoguadañas y motosierras, por un monto de 19.982.698 pesos; 557 tijeras electrónicas, que representan 18.878.000 pesos; 297 guinches de carga y 664 carritos de arrastre de raídos, que equivalen a 8.423.500 pesos.

En secaderos, 134 quemadores, con un monto de 6.207.691 pesos; 23 playas móviles, que representan 2.838.500 pesos; 10 pulsadores, con una inversión de 315.500 pesos, y 11 cintas transportadoras de bolsas, que significaron 732.620 pesos.

Asimismo, el INYM otorgó 25 jaulas para transporte de materia prima, lo que representa una inversión de 1.434.600 pesos, y destinó 2.853.119 pesos al Programa de Motoguadañas y Motosierras para Trabajos en Yerbales, conocido como “de interzafra” por generar empleo para tareferos una vez terminada la cosecha de yerba mate.

En Buenas Prácticas de Manufactura, para secaderos y molinos, el total de inversión hasta la fecha es de 1.738.573,22 pesos.

En total, son 60.550,682 pesos volcados a los sectores de cosecheros, productores, secaderos y molinos solo en concepto de esos programas.

Becas a estudiantes

Otra línea importante es el apoyo con becas a estudiantes de escuelas y carreras vinculadas al agro, para la formación académica y científica, acción que vuelve al sector mediante proyectos de investigación. “Es materia gris volcada a la actividad yerbatera, un aspecto fundamental para crecer y mantenernos siempre a la vanguardia”, proyectó Szychowski.

En ese sentido, fueron beneficiados con las becas del INYM un total de 2.277 alumnos de escuelas secundarias y 220 estudiantes universitarios de carreras vinculadas al agro, lo que significó una inversión de 40.199.900 pesos.

“Todo esto se logró con el INYM y asociado a lo que decimos siempre, que la yerba mate es un producto extraordinario por su característica social, cultural y económica, ya que dinamiza la economía desde el fondo de la picada hasta las grandes ciudades, nos impulsa a ir mejorando y perfeccionando; la Institución es una gran herramienta creada por el propio sector para estar mejor y por eso este balance, para identificar cuánto avanzamos y definir cómo seguir para que toda la cadena funcione bien”, concluyó Szychowski.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password