Un británico con historia: 20 años del primer MINI producido en Oxford

Antes que MINI, Mini, una revolución dentro de los  vehículos pequeños cuando su primera unidad, un Austin Seven salió de la línea de  producción en la planta de Longbridge de Austin en Birmingham el 4 de abril de 1959,  aunque el equipo de los reconocidos gemelos se completó posteriormente cinco semanas  después cuando el primer Morris Mini-Minor salió de la planta de Morris en Oxford el 8  de mayo. De este modo, los dos modelos fueron presentados al público juntos por primera  vez el 26 de agosto de 1959, fecha que sembró el inicio de una era dentro de la gama de  vehículos compactos premium.  

La producción en las dos plantas continuó durante diez años hasta que, en 1969, todas  las actividades de producción se concentraron en la planta de Longbridge, la cual perduró  durante 41 años y concluyó la larga etapa del Mini clásico el 4 de octubre de 2000 con  un volumen de producción de más de 5,3 millones de unidades. 

Un millón de coches en seis años: el MINI repite el rápido arranque del clásico Mini. 

Con el reposicionamiento de la marca en 2001, para el comienzo de producción del MINI  moderno, la marca regresó a la tradicional planta de Oxford, convirtiéndose así una vez  más en el punto de partida para una auténtica revolución en el mercado de los  automóviles pequeños con un notable comienzo que superó todas las expectativas: en  solo seis años, se fabricaron cerca de un millón de unidades del MINI.  

Producción de acuerdo con los estrictos estándares de calidad de BMW Group. 

BMW Group ya había invertido unos 280 millones de libras esterlinas en la planta de  Rover en Oxford entre 1996 y 1997, modernizando completamente la carrocería, el  ensamblaje final y taller de pintura, al cual le siguieron nuevas inversiones por valor de  unos 230 millones para modernizar y reestructurar la planta. Todo esto convirtió a Oxford  en una de las plantas de producción de automóviles más modernas del mundo, con  tecnología de punta específicamente para la producción del MINI, tal como también lo  evidenció la instalación de 229 robots de producción para construir la carrocería en  blanco con un sistema preciso de medición láser para controlar la carrocería del MINI  con gran precisión.

Asimismo, Oxford se convirtió en la primera planta europea de producción de  automóviles en hacer uso exclusivo de herramientas eléctricas en el ensamblaje final,  acompañado por una automatización completa en la comunicación dentro del proceso de  producción utilizando la tecnología de información más avanzada, con lo cual la  producción completa de cada modelo individual se documenta electrónicamente desde la  carrocería en blanco hasta el ensamblaje final, lo que nuevamente garantiza que cada  MINI cumpla con los estándares de calidad suprema de BMW Group.  

De este modo, desde el año 2000 BMW Group ha invertido más de dos mil millones de  libras esterlinas en sus instalaciones de producción en el Reino Unido, destinadas,  recientemente, hacia la producción del MINI Cooper SE, el primer modelo totalmente  eléctrico fabricado por la marca. 

Después de 60 años, diez millones de MINI producidos. 

La capacidad que comenzó en 2001 con 300 vehículos fabricados cada día fue  aumentando con el correr de los años hasta alcanzar una producción diaria de alrededor  de 1.000 unidades, con una fabricación por unidad cada 67 segundos gracias a la labor  de una plantilla de 4.500 empleados quienes en 2019 fueron partícipes del aniversario  por los 60 años de existencia de la marca con una producción histórica cuando el vehículo  número 10.000.000 salió de la línea de montaje en el lugar tradicional con una herencia  ilustre: un MINI 3 puertas de la edición 60 años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password