ECONOMIA, Ultimas Noticias

La inflación de 2019 será la más alta desde 1991

La inflación de 2019 será la más alta desde 1991
Compartí este articulo en:

En noviembre, la inflación alcanzó 3,7% según el IPC GBA Ecolatina, ubicándose 0,8 p.p. por debajo de octubre (+4,5%). Así, los precios acumulan una suba de 47,9% en los primeros once meses del año y de 52,2% en los últimos doce meses.

En lo que respecta a las categorías, nuevamente los precios Estacionales fueron los que más crecieron en el mes, al trepar 6,1% debido al salto en frutas y transporte por turismo. En segundo lugar, los precios de la canasta Núcleo subieron 4,1%, mientras que los precios Regulados fueron los más estables al avanzar apenas 2,1%. En este rubro, se destaca una nueva escalada en los cigarrillos y el aumento de las naftas (en ambos casos en torno al 8%), a la vez que las tarifas de servicios y transporte público permanecen congeladas.

El capítulo que más aumentó fue el de Otros bienes y servicios (+6,2%) por la ya mencionada suba en cigarrillos e incrementos en artículo de tocador y belleza. A continuación, levemente por debajo del 5% mensual, se ubicaron los Alimentos y bebidas (por aumentos en carnes, frutas y verduras) y la Atención médica y gastos para la salud (al aumento de 4% de las prepagas se le sumaron subas en medicamentos).

Para los próximos meses, encontramos distintos factores que traccionarán la inflación, haciendo que permanezca por encima del 3%. En primer lugar, a pesar de que el tipo de cambio se mantenga estable por las fuertes regulaciones cambiarias, una potencial brecha con el dólar informal creciente, junto a un aumento de la demanda de bienes ante eventuales mejoras del ingreso en los primeros meses del 2020, otorgarán cierto espacio para una recomposición de los alicaídos márgenes de ganancia. Además, los Regulados, que vienen creciendo por debajo de las otras dos categorías hace seis meses, deberán mostrar cierto dinamismo -los aumentos en combustibles de la últimas semanas vienen en esta línea- para aliviar la carga de los subsidios sobre las cuentas públicas y evitar el inicio de un nuevo período de atraso tarifario. Por último, habrá que prestar especial atención a lo que suceda con el precio de la carne, ya que por motivos estacionales el aumento correspondiente al ajuste cambiario de agosto podría llegar en el verano.

De esta forma, luego de terminar el 2019 en torno al 54%, la inflación de 2020 no será inferior al 45%.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*