EL MUNDO, LA REGION, POLITICA

Brasil quiere permitir el ingreso de privados al negocio de la generación de energía nuclear

Photo of Nuclear Power Station in Angra dos Reis, Brazil
Compartí este articulo en:

El Gobierno de Brasil pretende romper el monopolio estatal sobre la generación de energía nuclear para permitir el ingreso de fondos privados a un sector que prácticamente no recibió inversiones en las últimas tres décadas, según ratificó hoy el ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque.

El funcionario del gobierno de Jair Bolsonaro anticipó que se enviará al Congreso en el primer semestre del año una propuesta de enmienda constitucional para permitir a las empresas privadas extraer uranio y generar energía nuclear, de acuerdo a declaraciones citadas por la agencia Bloomberg.

“No tiene sentido mantener el monopolio público de los minerales nucleares”, dijo el ministro al entender que “tanto el sector público como el privado pueden beneficiarse enormemente”.

Brasil tiene dos centrales nucleares, Angra 1 y Angra 2, responsables de solo 3% de la matriz energética del país, la cual está dominada por fuentes hidroeléctricas. Pero Albuquerque, un almirante de la armada y entusiasta de la energía nuclear de larga data, señaló que el potencial del país para la energía nuclear es grande y que se pueden construir nuevas plantas más cerca de las áreas consumidoras.

El ministro afirmó que un proyecto clave que necesita una alianza es la central nuclear Angra 3 en el estado de Río de Janeiro, cuyas obras comenzaron en la década de 1980, pero escándalos de corrupción y problemas financieros paralizaron la construcción.

El proyecto le demandó al Estado brasileño 10.000 millones de reales (US$1.800 millones) y el ministro estimó que señala que son necesarios otros 15.000 millones (casi US$2.700 millones) para completarla, pero esos fondos no están al alcance de la eléctrica estatal Eletrobras.

En ese sentido, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, BNDES, está trabajando en el formato de la alianza público-privada para terminar la construcción y el modelado se espera para el primer trimestre de este año.

El ministro dio a conocer el año pasado un plan para construir ocho nuevas centrales nucleares para 2050 a través de alianzas público-privadas, una vez que el Congreso apruebe el fin del monopolio del Gobierno en el sector.

Las centrales hidroeléctricas son responsables de más de 60% de la matriz energética de Brasil, lo que hace que el país cuente con una de las redes energéticas más limpias del planeta, aunque la limitación del sistema está dada por las las líneas de transmisión por la extensión del territorio.


Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*