Alimentos sanos, arte y educación para estudiantes y agricultores, cerca de Yabotí

Compartí esta noticia !

En una alianza enriquecedora, la Reserva y Centro de Investigación Doña Esperanza, del Cemep Adis e Instituto Multiversidad Popular, y la Escuela Rural N° 940 Educación para las Primaveras, iniciaron un proyecto que contempla multiplicar la educación ambiental y la producción de frutas, con un marcado componente ambiental, beneficiando a la población estudiantil y a la familia agraria, en la localidad de El Soberbio.

La iniciativa, denominada “Promoviendo la restauración ecosistémica, el uso de biofertilizantes y la soberanía alimentaria“, se desarrolla en los lugares donde están emplazadas físicamente la Reserva (Paraje El Zoita) y la Escuela (Colonia Primavera/Paraje San Ramón), cercanas una de la otra, en la zona rural, en inmediaciones de la Reserva de Biósfera Yabotí, el área protegida más grande de Misiones, y tiene como fin contribuir, involucrando a la población estudiantil y rural, con la sostenibilidad socio económico ambiental en esa zona.

En líneas generales, consiste en la recolección de semillas, producción de plantines y cultivo de árboles frutales nativos y naturalizados en la zona; la elaboración de biofertilizantes y en paralelo, el dictado de talleres artísticos y formativos comunitarios sobre salud y biodiversidad, productos alternativos de las agroflorestas, biofertilizantes y repelentes naturales. 

Así, en ambos lugares, en la Reserva Doña Esperanza y en la Escuela, se prevén plantar unos 4.000 árboles frutales en espacios denominados “módulos agroforestales demostrativos”, y habilitar sectores para la elaboración de biofertilizantes, además de cultivar el arte con murales artísticos y capacitar a unas 100 personas sobre los temas citados.

El alcance de la iniciativa está proyectado para unas 80 familias de agricultores y trabajadores rurales, vecinos, cuya economía, a grandes rasgos, se caracteriza por la producción de tabaco, yerba mate, citronela y/o reforestación con especies exóticas como el pino eliottis.

La experiencia beneficiará a las niñas y niños que concurren a la Escuela ya que contarán con un nuevo sector didáctico – productivo que en un futuro proveerá de distintas frutas nativas y naturalizadas, y podrán realizar de manera sistémica biofertilizantes para utilizar tanto en el establecimiento educativo como con sus familias. 

Te puede Interesar  Ambición climática: Misiones invitada a analizar avances del acuerdo de París

En tanto, los vecinos agricultores podrán ver y acompañar en la Reserva el cuadro demostrativo de agrofloresta e intercambiar conocimientos con estudiantes de la Técnicatura de Agroecología y Profesorado de Biología, quienes concurren al lugar para realizar prácticas como parte de las enseñanzas que ofrece la Multiversidad Popular. 

Restauración del ecosistema

Uno de los apartados del escrito del proyecto hace referencia a la deforestación en la zona de amortiguación de Yabotí, indicando que la dependencia a los paquetes tecnológicos, en el sistema productivo fomentado por el mercado, “se transforma en un círculo que empobrece a la comunidad, la biodiversidad y la salud en general”.

Esto último se explica mejor al recordar que la agricultura dominante presente, mayoritariamente, es la de roza y quema, es decir la que emplea métodos de desmonte para plantar alimentos de subsistencia y otros, como la yerba mate y el tabaco.

La propuesta de Cemep Adis – Multiversidad y Educación para las Primaveras viene a mitigar ese escenario dado que promueve la plantación de especies nativas, con lo cual habrá más disponibilidad de alimentos también para la fauna y los árboles plantados se trasformarán en semilleros expandiéndose en forma natural, con un efecto agroecológico enriquecedor en la zona cercana a Yabotí. 

Agroecosistemas y arte para el desarrollo 

Para comprender la dimensión del proyecto, el presidente de Cemep Adis, Jorge Pablo González, señaló que “de esta forma estamos abordando una problemática socio agro ambiental con una experiencia de producción de alimentos sanos, con un fuerte componente educativo cultural y restaurando el ecosistema de la Selva Paranaense, con todo lo que ello implica”. Entusiasmado, manifestó estar esperanzado de que “este proyecto sea enriquecido y replicado en las chacras, contribuyendo a la economía agraria y al equilibrio ambiental”, y recalcó que “este proyecto en común con la Escuela 940 apunta a generar conciencia ecológica en la población que posee las mayores posibilidades de generar un cambio profundo: los niños”.

Te puede Interesar  Bosque nativo en planta de Pacheco: Ford Argentina creó un parque con más de 100 ejemplares de especies originarias

Alejandra Rosi, docente y a cargo del proyecto en la Escuela, expresó la importancia que tiene la educación artística en la educación integral y el desarrollo cognitivo de niños, niñas y adolescentes, un aspecto que tiene presencia aquí desde que se fundó el establecimiento, que se traduce en la actualidad con talleres de Artes Plásticas que dista su par Alejandro Massaccesi y que ahora es potenciado con este proyecto. “Combinar el trabajo de la tierra con el trabajo artístico es 100 por ciento para el crecimiento del alma, para estar más conectados y realizados”, dijo, al tiempo que agradeció “el apoyo simbólico espiritual como material que llega a la institución”, y recalcó que con la iniciativa los estudiantes se sienten valorados “porque ven un reconocimiento en el trabajo que ya vienen realizando”.

Organizaciones comunitarias

El Cemep ADis (Centro Misionero para la Educación Popular – Asociación para un Desarrollo Integral y Sustentable) es una organización sin fines de lucro, dedicada a la Agroecología, la defensa de la Selva Paranaense y a la educación y comunicación popular, y en ese marco ha impulsado el Instituto Superior Multiversidad Popular.

La Escuela 940 Educación para las Primaveras, fundada a fines de 2009, se destaca por ir más allá de la educación formal pública de la provincia de Misiones y de la Argentina. Se caracteriza por contar con un perfil pedagógico comunitario, con un programa integral, en el cual el arte, la producción orgánica, la educación ambiental, el cooperativismo, la cultura del trabajo y otros valores son parte del aprendizaje diario. Está asociada a la Red PEA (Red del Plan de Escuelas Asociadas) de la UNESCO.

La iniciativa “Promoviendo la restauración ecosistémica, el uso de biofertilizantes y la soberanía alimentaria” tiene el respaldo del Banco de Proyectos Comunitarios Rurales, de la Fundación Red de Comunidades Rurales.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin