ECONOMIA, EN FOCO, Ultimas Noticias

Análisis Economis: ¿Por qué el Banco Central endureció el cepo y cuál es el dato que revelará si esto mejora o no?

Análisis Economis: ¿Por qué el Banco Central endureció el cepo y cuál es el dato que revelará si esto mejora o no?
Compartí este articulo en:

El Banco Central emitió ayer una serie de medidas que tienden a “endurecer” el cepo al dólar. A saber:

Los ahorristas podrán seguir atesorando u$s200 por mes, por persona. Pero se cobrará un anticipo de Ganancias de 35% sobre el valor del dólar oficial, que se suma al 30% del Impuesto PAIS.

Así, -simplificando los números- el dólar ahorro cuesta hoy más o menos lo mismo que el dólar “blue” el día martes ($80 valor dólar oficial para la compra + $24 (impuesto PAIS 30%) + 28 (Ganancias, 35%). Total: 132 pesos.

Además, quienes usen la tarjeta de crédito para realizar compras en el exterior (pagar un pasaje de avión en una aerolínea foránea para viajar a Europa en 2021, hacer una compra por Amazon o pagar servicios de streaming como Netflix o una suscripción a una revista extranjera) deberá descontar los montos gastados de su cupo para atesorar dólar ahorro (el de u$s200 por mes/persona).

Ejemplo: si una persona gasta 1.000 dólares en compras en el exterior con su tarjeta (atención cuando reabra la frontera y se pueda cruzar a Encarnación), entonces el Banco Central computará que esa persona cubrió su cupo de 200 dólares mes/persona en los próximos 5 meses. Y así sucesivamente.

La otra medida muy dura, aunque no impacta en el argentino de “a pie” es la restricción a las empresas que compran dólares en el mercado oficial para cancelar deudas con el exterior. Ahora el BCRA les pedirá a las empresas que reestructuren esos pasivos. Aunque las seguirá habilitando para pagar hasta un 40% del capital adeudado.

Ejemplo. Si una empresa tiene que pagar 8 millones de dólares (Arauco, la principal industria de Misiones paga eso cada 6 meses para cancelar una deuda con su casa matriz), se le habilitará a adquirir en el mercado 3,2 millones y el resto deberá “reperfilarlo” o “reestructurarlo”.

La idea que subyace en todas las medidas es la misma. Que el Banco Central se desprenda de la menor cantidad de dólares posibles.

¿Por qué el BCRA endurece el cepo?

La gran pregunta surge sola. ¿Por qué el Banco Central endurece el cepo, complicando a ahorristas y empresas? ¿Por qué cierra aún más los caminos al dólar?

La respuesta es muy sencilla y casi obvia. Porque el Banco Central se está quedando sin dólares en sus reservas internacionales. El drenaje se aceleró con la pandemia y la masiva afluencia de los ahorristas a comprar hasta u$s200.

¿Cuántos dólares quedan?

Según un cálculo que realizó el economista Salvador Di Stéfano (que coincide con otros trabajos de consultoras económicas que se difundieron hace algunas semanas), al BCRA le quedan apenas 3.300 millones de dólares en efectivo.

Esto equivale a menos de lo que gastó la Argentina en importaciones en julio. Según el INDEC, el país realizó compras al exterior por u$s 3.427 millones.

Comparar las importaciones contra las reservas internacionales es uno de los parámetros que se utiliza para establecer cuán fuerte o débil es la posición de un Banco Central en ese rubro. Según el FMI, un nivel adecuado debería cubrir entre 3 y 4 meses de importaciones.

La Argentina tiene sólo uno, si se computan los dólares en efectivo. Y esto la obliga a restringir o desalentar los caminos al dólar.

¿De qué manera genera dólares la Argentina hoy?

La Argentina tiene hoy sólo dos recursos para hacerse de dólares. El primero son las liquidaciones de los exportadores (en julio se vendió al exterior por u$s4.903 millones).

Por ejemplo, los yerbateros, tealeros y madereros que exportan, o firmas como Arauco Argentina (pasta celulósica) son las “maquinitas” que generan dólares para el país. Estas empresas están obligadas a liquidar sus ventas en el exterior, con un dólar que ni por asomo alcanza los 130 pesos.

Hoy es menos de 70 pesos, porque casi todos los exportadores misioneros -y del resto del país- pagan algún tipo de retención.

El resto lo debe cubrir el Banco Central con sus reservas internacionales, de las cuales le quedan apenas 3.300 millones de dólares de disponibilidad inmediata.

La cuenta que hacen consultoras y el economista Salvador Di Stéfano es la siguiente. El BCRA está informando reservas internacionales totales por u$s42.000 millones. Pero a este número hay que restarle las reservas de oro (u$s3.800 millones), el swap con China y los Derechos Especiales de Giro (DEG) con el FMI (son una suerte de línea para girar en descubierto) que ascienden a 22.000 millones y, por último, unos 12.000 millones en encajes por depósitos en dólares en el sistema financiero.

Es decir, sólo restan 3.300 millones que son de libre disponibilidad para que el Banco Central atienda las necesidades de la economía argentina.

¿Qué pasa si los u$s 3.300 millones de dólares siguen bajando?

Entonces el cepo podría endurecerse aún más. ¿Cómo? Por ejemplo, restringiendo aún más el pago de deudas de empresas con el exterior. Hoy le seguirán dejando acceder al 40% de sus pasivos. Quizás el día de mañana le bloqueen cualquier acceso, causando el default de muchas empresas en sus compromisos con el exterior.

Otra posibilidad es restringiendo aún más importaciones de bienes no esenciales. Por ejemplo, podemos empezar a ver menos artículos electrónicos no esenciales, o menos productos importados en las góndolas no esenciales como whisky, chocolate o vino de Chile. De hecho, uno de los motivos por los cuales Falabella anunció su retirada del país esta semana fue porque vislumbraba grandes dificultades para importar. Y Falabella es una cadena de tiendas que trae muchos artículos de países como India y China.

¿Qué pasa si el número de u$s 3.300 millones se incrementa?

Si la economía logra salir de la crisis, transformar el rebote en un crecimiento sostenido y más firme y extendido, entonces –coindicen los especialistas- el ciclo puede revertirse y los dólares podrían empezar a ingresar con más fluidez. El Banco Central podría recuperar más aceleradamente sus mermadas reservas e inclusive, en algún momento lo lógico sería que el cepo empieza a flexibilizarse nuevamente.

Algún día, incluso, puede llegar a desaparecer. Pero eso es algo que nadie ve en lo inmediato.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*