Antártida: El Icerberg más grande del mundo vuelve a ponerse en movimiento

Compartí esta noticia !

Después de estar más de 30 años de estar encallado, el icerberg A23a vuelve a ponerse en movimiento. Este bloque de hielo posee 4000 metros cuadrados.

Tras 30 años encallado en el océano, el iceberg más grande del mundo, de nombre A32a, empezó a moverse. El bloque de hielo de 4000 metros cuadrados, se originó como consecuencia de una extensa fractura en la Barrera de Hielo Filchner en el año 1986.

Después de desprenderse, este bloque de hielo se asentó en el mar Weddell. Durante varios años se encontró allí, pero la semana pasada, expertos comenzaron a ver que el mismo comenzó a moverse a la deriva de manera rápida y que ahora se encuentra a punto de traspasar las aguas antártidas.

Cuando se originó este inmenso bloque en 1986, en la Barrera de Hielo Filchner se encontraba una base de investigación científica soviética en la superficie de la barrera, la cual posteriormente fue desmantelada.

Ante este movimiento, después de tantos años de estar encallado, el experto Andrew Fleming de la British Antarctic Survey consultó con algunos colegas para determinar si podría haber ocurrido algún cambio en la temperatura del agua que lo hubiera desencadenado. Sin embargo, el consenso fue que su movimiento simplemente había llegado en el momento adecuado.

“Estaba encallado desde 1986, pero con el tiempo iba a perder tamaño de manera suficiente como para perder agarre y empezar a moverse. Detectamos el primer movimiento en 2020”, explicó.

En los últimos meses, los vientos y corrientes impulsaron a este glaciar que ahora están atravesando la punta norte de la Península Antártica. Como la mayoría de icebergs del sector de Weddll, el A23a será casi con toda seguridad expulsado a la Corriente Antártica Circumpolar, que lo arrojará hacia el Atlántico Sur en un camino que se ha convertido en una especie de “callejón del iceberg”.

Te puede Interesar  El estreno de Stranger Things 4 genera una auténtica locura entre los usuarios de Pinterest

El recorrido de este coloso de hielo será seguido por expertos, ya que puede encallar en las Islas Georgias del Sur, lo que causaría problemas para la fauna marina que habita en las islas.

En 2020, otro iceberg gigante, el A68, generó temores de que chocaría con Georgia del Sur, aplastando la vida marina en el fondo del mar y cortando el acceso a los alimentos. Esta catástrofe se evitó finalmente cuando el iceberg se rompió en trozos más pequeños, un posible final también para la A23a.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin