Caso Ciccone: La Corte ratificó la condena a Boudou

Por unanimidad, el máximo tribunal dejó en firme lo resuelto en el juicio oral contra el exVicepresidente, quien fue condenado por un caso de corrupción durante el kirchnerismo.

Tal como se había adelantado, la Corte Suprema dejó en firma la condena al exvicepresidente Amado Boudou por la  causa Ciccone, emblemático de la corrupción durante el kirchnerismo. 

De esta forma, Boudou, que cumple prisión domicialiaria, volvería al penal de Ezeiza a completar los 5 años y 10 meses de reclusión al que fue condenado por haber aceptado como coima el 70% de las acciones de la empresa impresora de billetes (hoy del Estado) a cambio de mejorar sus situación ante el fisco y conseguir contratos con el Estado. 

El regreso de Boudou a la cárcel depende del juez Daniel Obligado, quien había firmado su excarcelación bajo el argumento de que su caso aún estaba en instancia de apelación ante la Corte, por lo que su detención era preventiva. 

El trámite no es automático y deberá ser iniciado por la fiscal de ejecución Guillermina García Padin. Si la defensa de Boudou se opone, lo resolverá el juez Obligado quien le dio la domiciliaria. Aunque Obligado también puede hacerlo directamente sin esperar el pedido de la fiscal.

El fallo de la Corte fue unánime y en rigor son tres sentencias: en se rechaza el recurso de Boudou, contra la condena, en otra el de Nicolás Ciccone y en la tercera se declara abstracta la discución sobre su arresto domicliario.

La Corte rechazó sin más explicaciones los recursos de Boudou contra su condena, lo que en la práctica implica que queda firme la sentencia que ya había sido revisada por la Cámara de Casación.

Para así decidir, la Corte desestimó los recursos que había presentado Boudou contra el fallo del Tribunal Oral Federal 4, que lo había condenado, en 2018, junto con su socio y amigo José María Núñez Carmona, Nicolás Ciccone, Alejandro Vandenbroele (el arrepentido que actuó como testaferro del exvicepresidente), y los exfuncionarios Rafael Resnick Brenner y Guido Forcieri.

Boudou había sido encontrado culpable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

Advertido sobre la inminente resolución de la Corte, Boudou volvió a hacer una defensa política. “Yo me aguanto la que me tenga que aguantar. No voy a cambiar, no me voy a callar, no me voy a esconder y ni siquiera voy a perder la alegría por las cosas que peleo”, dijo en una charla con militantes el miércoles. 

“Si termina dándose lo que dicen los diarios, y que además empujan, respecto del caso Ciccone yo te diría que uno lo podría haber venido venir cuando vimos el resultado de la comisión de juristas”, comenzó Boudou en referencia a la comisión que le presentó al presidente Alberto Fernández una serie de propuestas para reformar la justicia.

“Un resultado muy lavado y que no toca los temas centrales del lawfare”, dijo el ex vicepresidente y ministro de Economía de Cristina Fernández y continuó con su razonamiento: 

“El problema no soy yo, ni (Julio) De Vido, ni Milagro (Sala). El problema hoy, central, es que la principal perseguida política de la República Argentina se llama Cristina Fernández de Kirchner. Entonces nuestra democracia está muy condicionada porque no hay ni uno solo de los mamarrachos jurídicos sobre Cristina que se hayan solucionado”, dijo y puso de ejemplo las causas dólar futuro y la firma de entendimiento con Irán, dos de los cinco expedientes en los que la vicepresidenta está elevada a juicio oral.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password