Concesionarios piden ayuda al Gobierno de Misiones para salir de la parálisis de ventas

Compartí esta noticia !

Las concesionarias de automóviles de Misiones pidieron ayuda al Gobierno provincial para salir de la crisis que se inició en mayo y paralizó al sector en agosto, cuando las ventas cayeron al mínimo. Las fechas coinciden con la devaluación que decidió el presidente Mauricio Macri, el pedido de auxilio al FMI y el segundo gran coletazo de agosto.
Las empresas están con respirador artificial, según reseñó Frances “Paquita” Lowe, protagonista de la reunión de la semana pasada en Eldorado y ahora interlocutora con el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán, quien recibió a una decena de ejecutivos de las concesionarias en la mañana de este viernes, junto al presidente de la Confederación Económica de Misiones, Alejandro Haene.

Los datos son elocuentes. Hasta el tercer trimestre del año pasado, la caída en patentamientos era del 41,1 por ciento, según datos del Instituto Provincial de Estadística y Censos.
Lowe, quien ofició de vocera del encuentro, aseguró que los datos son más duros y que la caída anual fue de entre el 50 y 60 por ciento, con un enero en el que se vendió la mitad de unidades que en enero pasado. En diciembre se vendieron solo 340 unidades a la par de diez planes de ahorro. “No vemos cuando empieza la reactivación”, se lamentó.
La empresaria explicó que el principal problema de las concesionarias es el aumento de los valores de los autos, pos devaluación y la pérdida del poder adquisitivo como contracara, además de que antes el financiamiento era a tasas “razonables” y hoy no bajan de 60 por ciento. “Sufre el cliente y sufrimos nosotros, porque nadie puede hacer frente a una tasa del 60 por ciento”, indicó.  En la misma línea, las consignaciones, cuando no se pueden vender, tienen intereses del 80 por ciento por parte de las fábricas.
“La economía se paró de golpe en mayo y hoy estamos vendiendo bajo costo. Nuestra actividad es un termómetro muy importante de cómo está la economía y hoy no vemos cuando arranca”, insistió Lowe.
El sector emplea a 1.200 ejecutivos y operarios, con un promedio salarial de 30 millones mensuales. Hasta ahora no se registraron despidos, ya que son técnicos especializados, muy difíciles de encontrar.
Aunque no hubo ningún anuncio oficial, Safrán indicó que el gobernador Hugo Passalacqua está “preocupado por sostener las fuentes de trabajo”.
Tras la devaluación “hubo una caída del salario real y eso conlleva a una caída de la demanda. Es ley de economía básica”, señaló el titular de Hacienda. También se analizaron cuestiones impositivas y laborales.
La idea es que la venta de autos entre en alguno de los programas de incentivo al consumo que tiene en marcha el Gobierno, como el Ahora Misiones. “Todo ayuda”, confesó Lowe.

Te puede Interesar  Argentina presenta a la SEC la oferta acordada con los acreedores

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin