ECONOMIA, Ultimas Noticias

Corrigen desequilibrios entre grandes usuarios de energía eléctrica

Corrigen desequilibrios entre grandes usuarios de energía eléctrica
Compartí este articulo en:

La Secretaria de Energía corrigió un manifiesto tratamiento desigual en materia de costo de la energía eléctrica que había entre usuarios de más de 300 Kv diarios.
Esta medida, establecida por la Resolución 131/2021 firmada ayer, subdivide la categoría de usuarios de más de 300 kv en: GENERAL por un lado y ORGANISMOS Y ENTES PÚBLICOS por el otro, excluyendo expresamente a las instituciones públicas que prestan servicios de Salud y Educación de los tres niveles del Estado, las que seguirán con la tarifa subsidiada.

Hasta ayer existían en Argentina menos de 2.900 grandes consumidores sobre unos 650.000 pequeños y medianos comercios, talleres, industrias y prestadores de servicios, que tenían un subsidio que significaba un diferencial de costos y un beneficio con respecto a sus competidores en la provisión de los mismos bienes y servicios. Estas industrias beneficiadas iban desde fábricas automotrices hasta grandes espacios comerciales, incluso petroleras.
El Secretario de Energía, Darío Martínez manifestó que “hemos tomado esta medida para remediar inequidades que provocaban distorsiones en el costo de la electricidad entre empresas de similares tamaños y actividades, algunas de las cuales pagan el precio Monómico y no tenían acceso a la tarifa subsidiada, de la que gozaban sus competidoras”.
La medida no alcanza, ni impacta de forma alguna en los 15 millones de usuarios del servicio de distribución de energía eléctrica por redes, ni en las 650.000 PyMES, comerciales, industriales y de servicio, y sólo involucra a unos 2.900 Grandes Usuario que consumen más de 300 Kv diarios abastecidos por las Distribuidoras Eléctricas, quienes pasarán a pagar el mismo precio de la energía eléctrica que el resto de las empresas de similar tamaño y consumo de electricidad.
Martinez expresó que “hemos mantenido expresamente a escuelas, hospitales y universidades públicas dentro de la tarifa subsidiada, otorgándole el tratamiento diferencial que les corresponde por la jerarquía e importancia social de la actividad que desarrollan”.
Finalmente, Martínez declaró que “si bien es difícil calcularlo, ya que depende del nivel de recuperación de la actividad y del consumo, este tipo de correcciones nos permitirán generar un importante ahorro fiscal”.


Compartí este articulo en: