¿Crimen perfecto? Estudiantes de la Licenciatura en Criminalística realizaron un simulacro de relevamiento de escenas de crímenes

En la tarde del lunes estudiantes del primer año de la Licenciatura en Criminalística, de la Universidad Cuenca del Plata, realizaron prácticas de relevamiento de cuatro casos criminales con sus respectivas escenas del crimen, haciendo uso de las instalaciones de la institución y la vía pública.
“Se trata de un trabajo integrador intercátedra, donde los estudiantes deberán implementar lo aprendido durante el cursado de cuatro materias, que son: Fotografía Perital y Forense, Introducción a la Criminalística, Criminalística y Física”, señaló la licenciada Andrea Strocen Schelske, profesora de la cátedra de Criminalística.
La actividad, abierta para todo público, contó con la participación de docentes y directivos de la institución, estudiantes de otras carreras, además de familiares y amigos de los estudiantes que realizaron la práctica.

También estuvieron participando en la organización la licenciada Lidia Krasuki, profesora de Fotografía Perital y Forense; la licenciada Celeste Gómez, a cargo de la cátedra de Introducción a la Criminalística, el ingeniero Jorge Sommariva, profesor de física y el  coordinador de la carrera de Licenciatura en Criminalística, el abogado Carlos Fernández.
La actividad consistió en cuatro casos criminales: un asesinato con arma blanca, un asesinato con arma de fuego, un femicidio y un accidente de tránsito. Los estudiantes se dividieron en cuatro grupos de seis integrantes, donde cada uno de ellos tuvo que encargarse de armar cada escena del crimen para que lo analice otro grupo, a excepción del caso de accidentología, donde fue la docente la encargada de montar la escena. “Para armar cada escena, los estudiantes deben gestionar los materiales que utilizarán, por lo que decidimos, entre los docentes, hacernos cargo de montar la escena del accidente nosotros, ya que tuvimos que poner un auto y una moto”, aclaró la licenciada Strocen Schelske.
El primer paso para los alumnos fue armar cada escena de manera tal que signifique un esfuerzo para sus compañeros realizar el relevamiento y posterior resolución del caso. “Se supone que, en base a los datos obtenidos en la pericia, deben resolver cómo se cometió el crimen y crear un potencial culpable”, comentaron los docentes.
Posterior a esto, quienes armaron la escena del crimen con arma blanca, tuvieron que analizar la escena del asesinato con arma de fuego; estos últimos tuvieron que analizar la escena del femicidio y los responsables de la tercera escena relevaron el crimen con arma blanca. Un grupo aparte se dedicó exclusivamente al cuarto caso, que se montó frente al edificio universitario, por la calle Barrufaldi.

“Cada grupo tiene una guía, una planilla, de pasos a seguir para realizar la pericia”, comentó el coordinador de la carrera, Carlos Fernández, “Primero deben cercar perimetralmente para que no se contaminen las escenas, luego deben fotografiar todo lo que consideren de relevancia para la investigación y posteriormente inventariar, seleccionar; para eso cada grupo se distribuye las tareas”.
En esta jornada, cada docente evaluará la metodología aplicada y los resultados obtenidos, luego deberán entregar un informe por escrito de la experiencia vivida con el equipo. “Algunos se ponen un poco nerviosos, sobre todo cuando hay mucha gente mirando, cámaras sacándoles fotos y filmándolos”, comentó un docente.
La carrera
La Licenciatura en Criminalística, es una carrera nueva, que abrió este año en respuesta a una demanda académica que no estaba siendo atendida, según nos manifestó el coordinador Fernández. “Únicamente en dos lugares más del país existe esta carrera, con el título de grado: en Córdoba y Buenos Aires; después hay carreras terciarias referidas o la especialización del área científica de las diferentes fuerzas de seguridad”.
En el primer año de cuatro, dentro del plan de estudios de esta carrera de grado, cuenta con una matrícula de 26 alumnos ingresados y ninguna deserción, siendo una de las ofertas académicas con mayor porcentaje de permanencia de la institución. Para conseguir esto, consideran, que mucho tiene que ver la metodología práctica del cursado.
“En lo que va del año ya llevamos alrededor de 6 a 8 prácticas de campo, siendo el primer año”, comentó la profesora Strocen Schelke, “consideramos que es una etapa fundamental para la formación profesional, sobre todo en el área de la criminalística, donde cada caso es distinto, por eso solemos tener un 60% de trabajo de campo, contra un 40% de teoría”, puntualizó.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password