Devolviendo resultados: fila1on fila2 fila3on fila4on

El agua de lluvia, ya no se considera potable en ninguna parte del mundo

Existen sustancias tóxicas de origen industrial incluso en las precipitaciones de la Antártida o en el Tibet. Así lo demuestra un estudio realizado por la Universidad de Estocolmo y ETH Zurich.

Un grupo de científicos de las universidades de Estocolmo, Suecia y la ETH de Zurich en Suiza, advirtieron que algunas sustancias nocivas para la salud conocidas como perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS), podrían estar esparciéndose por toda la atmósfera y aparecer en forma de agua o nieve, lo que convierte a dichos suministros en sustancias no potables.

El agua de lluvia es un agua insegura para beber

Luego de una serie de trabajos de campo y laboratorio, los investigadores afirmaron que el agua de lluvia, consumida por una gran cantidad de personas alrededor del planeta, podría ser insegura para beber, ya que traería enfermedades importantes, entre ellas el cáncer, problemas de aprendizaje y de conducta en los niños, infertilidad, aumento del colesterol, problemas del sistema sanitario y complicaciones en el embarazo.

“Según las últimas pautas de EE.UU. para PFOA en el agua potable, el agua de lluvia en todas partes se consideraría insegura para beber. Aunque en el mundo industrial no solemos beber el líquido de lluvia, muchas personas en todo el mundo esperan que sea segura para beber y que suministre muchas de nuestras fuentes de este líquido potable”, Explica Ian Cousin, autor principal de la investigación.

Unas sustancias persistentes

Así mismo, los científicos explicaron que las PFAS suelen ser muy persistentes, pero su marcada presencia en la atmósfera podría deberse también a sus propiedades y a los procesos naturales que devuelven continuamente los PFA a la atmósfera desde el medio ambiente de la superficie.

“Ha habido una disminución asombrosa en los valores de referencia para las PFAS en el agua potable en los último 20 años. Por ejemplo, el valor de referencia del agua potable para una sustancia bien conocida en la clase de PFAS, a saber, el ácido perfluorooctanoico (PFOA), que causa cáncer, ha disminuido 37,5 millones de veces en los EE.UU.”, dijo Ian Cousin, autor de uno de los estudios.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE