COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

El fracaso de la derecha en América Latina

Compartí este articulo en:

Después de un auge de gobiernos derechistas en toda América, incluyendo al ultra derechista Donald Trump, la realidad económica hizo que muchos se decepcionaran de sus promesas y pusieran en duda sus presuntos logros. Veamos en detalle el panorama:

  1. Probablemente la decepción y el fracaso más impactante fue la actuación de la O.E.A. (Organización de Estados Americanos) y la de su Secretario General Luis Almagro que había calificado de fraudulentas dichas elecciones que luego de más de 44 días, presentó el informe final de la auditoría de las elecciones en Bolivia y en el cual no es posible encontrar certezas de fraude. El informe del Organismo reconoce que Evo Morales ganó en primera vuelta, pero asegura que es “estadísticamente improbable, que haya sido por una  diferencia de 10 por ciento. En el vilipendiado documento, se alude en el 75% de su cuerpo a la Trasmisión de Resultados Electorales Preliminares (sin validez legal). “Ministerio de las colonias, publica un informe sin rigor, con fallas graves de método, generoso en percepciones personales y políticas cuya única pretensión es abultar la mala literatura para justificación del Golpe en Bolivia que derivó en una dictadura fascista “”Se advierte que la OEA halló irregularidades, 4718 votos en 226 mesas, que si dichos sufragios se anularan al Movimiento al Socialismo, la diferencia sería mayor al 10 por ciento. Los presidentes de México, Venezuela así como líderes políticos de América Latina, criticaron el papel de la O.E.A. frente al golpe de estado de Bolivia, luego de que algunos intelectuales denunciaran en meses previos  la alianza entre EE.UU. y el secretario del ente hemisférico, Luis Almagro para intervenir en la política interna de algunos países. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “lamentable” el golpe de Bolivia e hizo un llamado a la O.E:A. a no permanecer callada. “Se van a hacer planteamientos como el exhorto a la O.E.A. para que con urgencia convoque a reunión y se fije con claridad una postura. No al silencio” dijo el presidente mexicano.” En esta circunstancia ¿puede el presidente de la OEA Luis Almagro pretender renovar su mandato o por honradez y decoro, presentar ahora mismo su renuncia?.
  2. LA SITUACIÓN EN ARGENTINA. El gobierno derechista de Macri asumió con esperanzadoras expectativas  de sacar a la Argentina de su atraso económico y superar la caída que lleva varios trimestres. Lo único que hizo fue endeudarnos por 100 años y permitir que sus allegados fugar un  capital a un tipo de cambio favorable. Las elecciones posteriores le dieron la espalda, lo que permitió que Alberto Fernández y Cristina Kirchner asumieran la dirección del país. Al resto ya lo conocemos los argentinos.
  3. LA SITUACIÓN CHILENA. En un análisis del The New York Times sobresale que el país ha vivido  y continúa viviendo semanas de agitación social y política. La promesa de prosperidad que dirigentes de izquierda y derecha han hecho por décadas, no se ha cumplido. Hoy el derechista  presidente de Chile Sebastián Piñera vive protestas repentinas y furia manifestada diariamente en las calles y manifestación sorpresiva en cualquier otro lugar. Pero que haya sucedido en el país que con frecuencia es elogiado como ejemplo de  éxito económico de América Latina ha conmocionado al mundo. . Durante semanas, Chile ha estado en constante agitación. En un día, más de un millón de personas tomaron las calles de Santiago, la capital. Probablemente los únicos que no están sorprendidos son los chilenos. En el caos ven un ajuste de cuentas. La promesa que sus líderes políticos  han hecho durante décadas- que el libre mercado conducirá a la prosperidad y que dicha prosperidad se hará cargo de los otros problemas- no se ha cumplido. La prosperidad anterior no alcanzó a todos los chilenos. La desigualdad sigue enquistada profundamente. La clase media chilena sigue tambaleándose con precios altos, sueldos bajos y sistema privatizado de pensiones  que deja muchas personas mayores en una situación de amarga pobreza. Una serie de escándalos de corrupción y de evasión de impuestos han socavado la confianza en la élite política y corporativa del país. Las personas han comenzado a preguntarse: porqué tenemos que pagar nosotros si los millonarios no están pagando lo que les corresponde?” “Al mismo tiempo tenemos una clase política totalmente desconectada de la realidad” dijo Cristóbal Rovira Kaltwasser de la Universidad   Diego Portales de Santiago. En un intento por restablecer el orden, el presidente Sebastián Piñera desplegó fuerzas militares en las calles de Chile, por primera vez desde la transición de Chile a la democracia. Apareció en televisión para pedir perdón y prometer pensiones más altas, mejor cobertura médica e impuestos más elevados para los ricos y recortes salariales para los políticos. Luego, pidió la renuncia a todos su gabinete. Pero el clamor es: ¡ Renúncie Piñera¡  
  4. EL GIRO A LA DERECHA DE URUGUAY. El elegido del Partido Nacional tomó las riendas del país a partir del 1 de marzo. Con la presidencia de Luis Lacalle Pou terminan 15  años de dominio de la coalición de izquierdas Frente amplio. El presidente entrante llega con un proyecto de ley con que aspira impulsar la economía. Hace cinco años, Lacalle Pou perdió la presidencia frente a Tabaré Vásquez por 13 puntos porcentuales. El pasado 24 de noviembre, la  segunda vuelta entre él y Daniel Martínez, del Frente Amplio, fue más reñida. Tras seis días de incertidumbre, el centroderechista se quedó con la presidencia por solo 1,5 puntos porcentuales de diferencia. La cifra es el reflejo de la división del país. Pero eso no le ha hecho dudar de los cambios que quiere hacer como acabar con el monopolio de ANCAP, el sindicato de la Administración de combustibles, Alcohol y Portland,  lo que ha hecho que el sindicato iniciara una “batalla social” contra dicha ley. El presidente entrante ha insistido en acabar con el monopolio de la compañía estatal para incentivar la competencia y bajar los precios por medio de la privatización o desaparición de ANCAP, como una respuesta a bajar el déficit fiscal buscando mecanismos para reducir el gasto en vez de subir impuestos. El sindicato de ANCAP iniciará una batalla social  contra dicha ley. Como ya hemos observado en la Argentina con las privatizaciones de Menen, se desprenden de bienes del estado para conformar a sus votantes y allegados.
  5. El caso más paradigmático del fracaso de la derecha se presenta en Brasil. Su presidente Jair Bolsonaro ha menospreciado los devastadores efectos del coronavirus hasta el punto de no tomar ninguna de las medidas sugeridas por  los protocolos de la Organización Mundial de la Salud para los casos de este tipo de emergencias y antepone la producción al resguardo de las medidas de salud. Las autoridades sanitarias de Brasil reportaron ayer un total de 77 muertes, 18 más que la víspera, mientras que el número de casos  confirmados se elevó un 20% hasta 2985, cuando se cumple el primer mes de la pandemia en el país. “La previsión es que vamos a tener 30 días muy difíciles”, dijo el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Joao Gobbardo dos Reis, en rueda de prensa en Brasilia. El Estado de Sao Pablo, el más poblado y rico del país, con unos 46 millones de habitantes, es la  región más golpeada de Brasil al concentrar 1.052 contagios y 58 fallecimientos. En lo que concierne a la política económica, la intención de Bolsonaro es desprenderse de todos los recursos de Brasil vendiendo o regalando a empresas privadas, entre ellos el yacimiento petrolífero pre-sal. Por surte, el grupo militar que lo ungió al poder, entre cuyos integrantes está el vice-presidente,  se opone a ello porque sabemos lo que sucede, como en tiempos de Menen que enajenó las principales riquezas del país.
Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*