“Es un momento excelente para emprender en la Argentina”

Silvia Sioli de Torres Carbonell, es contadora pública recibida con honores en la Universidad Católica Argentina, emprendedora y empresaria, profesora e investigadora. Fundó el Centro de Entrepeneurship en el IAE –la escuela de negocios de la Universidad Austral), motor permanente de iniciativas sociales (como la Fundación Ruta 40), activa participantes de asociaciones de emprendedores, como Endeavour y ahora, funcionaria pública (Subsecretaria de Economía Creativa).

Hace unos días estuvo en Posadas presentando el programa Naves, en alianza con el Banco Macro, con el objetivo de encontrar talentos y potenciales emprendedores que necesitan el empujón definitivo para convertirse en empresarios. Más allá del mal momento económico, entrevistada por Economis, asegura que “este es un momento excelente” para emprender.

“Es un momento excelente, yo lo estudio a esto. Dirijo el Global Managment Monitor, que se hace todos los años con otros países, donde comparamos con otras perspectivas, el miedo a emprender, las oportunidades, lo que puede obstaculizar la creación emprendedora y hay una tasa emprendedora. En los países desarrollados la tasa que es considerada emprendedora no es altísima. ¿Por qué?

El 99 por ciento lo hace por oportunidad y esas oportunidades van a crear empleo. En los países en desarrollo la tasa emprendedora es muy alta, hay países como Uganda que tiene el 98 por ciento de emprendedores, pero es porque no existe un empleo formal y se crean condiciones de empleo. Y no hay que confundirse: No hay que promover el microemprendimiento, porque eso está bien cuando no hay otra alternativa”.

“Si hay muchos microemprendedores, ha que asociarlos y crear un pool de emprendedores o artesanos”, explica.

Carbonell está convencida de que es un buen momento para el desarrollo emprendedor no solo en Argentina, sino en el mundo.

“Hay la tecnología que permite romper las estructuras que eran consideradas como vacas sagradas, hoy el acceso a la información y a las tecnologías es mucho más barato que antes. Ahora hay que saber cómo acceder. En la Argentina hay un Gobierno que cree en el emprendedor y está abriendo el mercado, y esto da las posibilidades porque para abrir un emprendimiento hay que creer que tu mercado es el mundo”.

La ejecutiva insiste en que el emprendedor debe generar empleo para salir de la pobreza. “La única forma de ir por el buen camino es que haya más empleo, y no es a través del empleo público sino que hayan más y mejores empresas”, explica.

Después de presentar la tercera edición del programa Naves, en conjunto con el banco Macro, Carbonell escuchó a jóvenes empresarios.

¿Cómo nace esta alianza con el Banco Macro y el IAE?

El IAE es la Escuela de Negocios de la Universidad  Austral. Es número uno en Argentina y una de las mejores en Latinoamérica y en el mundo. Pretende la excelencia en lo que hacemos y por otro lado es pionero. Hace más de veinte años, que empezamos a trabajar en las temáticas de los emprendedores, cuando acá prácticamente no se hablaba de esta temática.

La actividad emprendedora tiene ese germen de actividad empresarial que es la que trae después mayor desarrollo económico y social. Así nació esta competencia Naves a va por la decimonovena edición. El Banco Macro se une también con esa visión de apostar al desarrollo y respaldar a sus propios clientes.

Convocamos a emprendedores, con ideas o emprendedores que ya están con empresas en marcha con muy poco tiempo de vida, pero necesitan el impulso para avanzar, y también a PyMes  con nuevos proyectos, con ideas innovadoras aunque tengan ya 20 años, no importa.  Y ¿qué hacemos con ellos? Los convocamos, los acompañamos con tres cosas básicas: formación, acceso a información, acceso a mentores, consultoría, experiencia de otros. Exposición de sus proyectos para que sea exitoso, que tenga valor, y seleccionamos a los que consideramos que tengan mayor potencial y esos entran en una final y después son ganadores.

¿Hay inversión en el ganador?

Naves no asegura fondos, pero sí le da la posibilidad de conectarse con proveedores de fondos. En un proceso común lo que se hace con estos proyectos una vez que están validados en una institución como esta donde además hay casi 450 personas que forman la red de apoyo, 50 jueces que están al final viendo los proyectos, esos proyectos tienen como un sello de calidad. Después nosotros según el estadío y el fondeo que necesiten podemos ponerlos en contacto con los núcleos de inversión, con la Red de Inversores Ángeles que también la creamos nosotros en la Argentina que es la red IAES, y otras instituciones que puedan ser proveedores de fondos. El secreto de esto es crear un ecosistema como funciona esto en los países donde funciona bien es porque están todos los jugadores, la Universidad que brinda información, los Bancos o el Sistema Financiero como proveedor de fondos, el Estado con políticas que promocionan, que quitan obstáculos.

“Desde el año 2000 venimos viendo que en la Argentina hay una enorme vocación emprendedora. Hay un caudal inagotable de creatividad y una aspiración creciente a convertirse en emprendedor. En general creen que tienen mucha capacidad y no los inmoviliza el miedo al fracaso, en contraposición a otros países; pero también es cierto que ellos no logran escalar y terminan desapareciendo. Hay un lastre institucional: no consiguen buen fondeo crediticio, por ejemplo. Por eso desde el Estado es importante analizar qué es lo que obstaculiza y qué cosas se pueden cambiar para alentarlos y promocionarlos y termine impulsando desarrollo económico y social”, explica.

¿Cómo ve la política del Estado?

El Estado ha lanzado dos iniciativas muy importantes. La Ley PyMes y la Ley emprendedores. Todas las empresas deberían entrar y recategorizarse para poder tener acceso de la Ley PyMes, y la Ley de Emprendedores que va a estar de manera operativa en algunas provincias a partir del primero de Junio y el resto en unos meses. Deben crear un nuevo tipo de Sociedad. Además en un día podes sacar tu propia Sociedad y una serie de beneficios para promover y acceder a financiamiento.

¿Cuántas empresas tienen creadas?

Estimamos alrededor de 400, entre 400 y 500 empresas en distintos estadios, algunas con más éxitos que otras, pero dependen de cada uno. Además tenés que pensar que en todos estos años, los vaivenes y crisis de la Argentina, los hemos pasado. Estamos más preparados para afrontar las crisis.

¿Qué le diría a los emprendedores misioneros?

Qué en principio sepan estar alerta a las oportunidades. Que miren que pasa en otras provincias, en otros países, que mire, en vez de jugar a los jueguitos en el celular, que se informe. Y segundo que se capacite. No hay forma de hacer esto a nivel intuitivo, podrá andar un tiempo pero a mediano y largo plazo, eso no va. Tercero que no emprenda solo, ni en solitario, porque hoy hay mucho apoyo, esto del banco Macro es un ejemplo. Hay universidades donde hay cursos, que se acerquen donde hay redes de contactos. Y obviamente que se arriesguen, porque hay que asumir riesgos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password