La sequía hace que el río Iguazú registre el nivel más bajo desde 1931

La sequía hizo que en el río Iguazú se registrara el lunes en el nivel más bajo desde 1931, cuando comenzó el monitoreo del nivel de las aguas, según un estudio dado a conocer por Copel y Simepar, empresas de energía de Brasil. 

En União da Vitória, en la región sur del estado de Paraná, el nivel es de 1.29 metros, mientras que el nivel normal es de 2.7 metros.

“Significa decir que solo el 10% del agua que normalmente pasa por el río Iguazú está pasando por esa ubicación. En otras palabras, otra visión de la extrema sequía que está experimentando Paraná ”, explica Julio Gonchoroski, director de Sanepar.

El río nace en Curitiba y recorre 1.300 kilómetros, pasando por las tres mesetas.

Esta no es la primera vez que el río Iguazú sufre de sequía. En 2006 y 2018, la falta de lluvia también afectó el flujo y el nivel del río. Pero los expertos señalan que las dos sequías no se comparan con la situación actual.

Según Simepar, la sequía histórica es el resultado de una lluvia menor a la esperada en los últimos tres meses, no solo en el sitio de medición, en União da Vitória, sino también en la región metropolitana de Curitiba, donde se encuentra la fuente.

“Hemos estado experimentando una situación de sequía meteorológica que ha estado ocurriendo desde el comienzo del año y que ahora se traduce cada vez más en una sequía hidrológica, en caudales bajos y niveles bajos”, dice el ingeniero hidrológico de Simepar, Arlan Scortegagna.

En União da Vitória, es posible caminar donde antes había una corriente, lo que preocupa a quienes viven cerca del lugar. “Ya he visto estas aguas allá arriba en la avenida, hoy estamos aquí abajo viendo esta tristeza”, dice un residente, caminando por el río.

 

GENERACIÓN DE ENERGÍA

Además de la preocupación por el suministro de agua, otra consecuencia del bajo nivel del río es la generación de electricidad. Esto se debe a que el río Iguazú alimenta los reservorios de seis centrales hidroeléctricas, incluida Foz do Areia, una de las principales del sur del país.

Simepar monitorea la situación, pero las perspectivas no son alentadoras. “Todavía estamos en un estado de niveles reducidos, por lo que es probable que estos continúen disminuyendo y esta sequía tendrá un grado extremo, digamos aún mayor”, dice el ingeniero.

Según él, el pronóstico para mayo es la llegada de frentes fríos aislados que no serán suficientes para recuperar incluso los volúmenes normales de precipitación esperados para el mes.

La postal seca 

Las Cataratas del Iguazú tienen una velocidad de flujo cinco veces menor de lo normal, según el monitoreo. El lunes, el flujo fue de 301 metros cúbicos de agua por segundo.

Esto transforma el paisaje que los visitantes estaban acostumbrados a visitar. 

El Parque Nacional de Iguazú ha estado cerrado a los turistas desde el 18 de marzo.

Debido a la gran sequía que afecta a todo el estado de Paraná, el flujo del río Iguazú es de 52.2 metros cúbicos por segundo, lo que corresponde a solo el 1% de la cantidad de agua en la mayor inundación registrada en 1983. 

En tres momentos en los últimos 90 años se registraron niveles similares. En 1944, 1951 y 1963 las medidas fueron de 1,33 metros. En 2006 los indicadores marcaron 1,34 cm.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password