La vacuna del día después

La carrera contrarreloj para vencer a coronavirus sacudió al mundo con la presentación de Sputnik, la vacuna presentada por el presidente ruso Vladimir Putin. Parece un nuevo capítulo de la pulseada con Estados Unidos, solo que esta vez es el mundo el que está en guerra ante un enemigo invisible pero no menos temible. Argentina también sacudió el tablero cuando el presidente Alberto Fernández reveló el acuerdo para producir en el país la vacuna de la universidad de Oxford que será distribuida para toda Latinoamérica, excepto Brasil. El convenio con la universidad inglesa permite a la Argentina contar con las dosis bastante tiempo antes de lo previsto, siempre y cuando las pruebas sean exitosas, algo que todavía no está garantizado.

Fernández manejó el acuerdo con Oxford con el mismo sigilo que Martín Guzmán las negociaciones con los acreedores externos. Solo se supo unas horas antes de la confirmación oficial, sorprendiendo a los escépticos anticuarentena y a quienes apostaban por la generosidad rusa por la amistad Putin-Cristina. 

El anuncio descolocó a la oposición que parece regodearse en el aumento del número de contagios y sigue convocando a marchas libertarias que violan todos los protocolos y contradicen hasta al propio Horacio Rodríguez Larreta, el intendente porteño de Cambiemos que aparece alineado a la estrategia oficial y mira de reojo a sus propios aliados. 

En Jujuy el gobernador Gerardo Morales, uno de los más acérrimos opositores al Gobierno nacional, tuvo que pedir ayuda ante el colapso de su propio sistema sanitario. Corolario: hasta él mismo dio positivo por coronavirus. 

Es una mueca del presente de Cambiemos, con un líder ausente y una tropa dispersa que juega siempre por la negativa. En el radicalismo hay sectores que se cansaron de ser actores de reparto y reclaman protagonismo: “Alberto me llamó más que Macri”, se quejó Morales, el que expresó su descontento en público. “Estamos atravesando un momento en que el pueblo tiene que ser un solo equipo”, dijo el gobernador. Jujuy, que pasó la primera etapa de la pandemia sin casos, acumula hoy 4.428 contagios y 115 muertes. 

El senador Humberto Schiavoni fue más contemplativo:  “Nadie de Juntos por el Cambio le reprochó a Macri su viaje”, defendió. No parece ser unánime la defensa del misionero. “No es el líder”, afirmó el senador por Formosa y titular del interbloque en la Cámara alta, Luis Naidenoff. 

Del otro lado de la vereda y sin moverse de la residencia de Olivos, el Presidente jugó a la diplomacia multilateral. Con una carta llena de elogios felicitó por carta a Putin, acordó con la universidad inglesa y puso a pulir un acuerdo con la farmacéutica china Sinopharm, además de seguir en conversaciones con Estados Unidos. Un regreso al mundo sin deuda ni subordinación.

En medio de una cuarentena que se extiende como única arma eficaz para frenar los contagios que se multiplican en el centro del país y algunas provincias, el acuerdo con Oxford es un capital político vital para el Presidente, cuando todavía no se han apagado las repercusiones de las negociaciones por la deuda. No es poco en un contexto adverso con una economía que no se recupera y que no tiene un horizonte seguro si la pandemia sigue allí. De todos modos, el arreglo de la deuda y la negociación favorable que se avecina con el Fondo Monetario Internacional permiten proyectar un optimismo para el rol del Estado en la recuperación económica. 

Después de cerrar las negociaciones con los bonistas, Guzmán prometió que que el ahorro se volcará a la reactivación interna. Sin embargo, no está claro el cómo. Será clave el diseño del presupuesto 2021 después de atender las demandas de la pandemia, con la ley de emergencia turística que fue aprobada en las últimas horas. 

Misiones tiene claro el camino y lo que requiere. Economis accedió al documento firmado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad y que fue enviado al Presidente. Allí se detallan medidas concretas para fortalecer la economía interna y atender, de una vez, las eternas postergaciones de Misiones. 

Entre los planteos centrales aparecen la creación de una Zona Franca en todo el territorio de la Provincia para eximir de impuestos nacionales a empresas de bienes y servicios de cualquier tamaño que se dediquen a la exportación de sus bienes y servicios o demuestren su inserción en la cadena exportadora y la reducción de las alícuotas del Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto a las Ganancias al 10% y de las contribuciones de la Seguridad Social al 16,5% para las empresas radicadas en Misiones.

El cálculo realizado por la secretaría de Hacienda, que conduce Adolfo Safrán indica que con una zona franca, Misiones podría atraer inversiones en sectores capaces de generar empleo y valor agregado con un crecimiento de las exportaciones en US$1,100 millones anuales, es decir, casi tres veces el valor actual. 

Es el momento ideal para ir a la carga para conseguir las anheladas reivindicaciones. La Nación tendrá aire y necesita sostener respaldos políticos de cara a su primera prueba electoral. 

Para Misiones significaría un nuevo tiempo económico. Mientras tanto, como dijo el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, Misiones se arregla y adapta a los nuevos tiempos, incluso con una reversión de la ciudad hacia la chacra. “Hemos nacido como una de las últimas provincias y hemos sido poco tenidos en cuenta en términos de coparticipación en la consagración del federalismo. Pero con nuestro estilo, sin ser declamadores de esta injusticia, hemos tomado decisiones propias”, argumentó el conductor político de la Renovación. 

La Provincia se prepara para el día después, sin claudicar con el presente. Con un sistema de salud a la altura de los mejores del país, la economía activa y una proyección del crecimiento de la economía del conocimiento a la par de otras actividades productivas clásicas, permiten. 

El Silicon Misiones, transformado en ley este jueves, es la perla que sucede a la Escuela de Robótica, el Polo Tic y la Escuela de Innovación. Busca retener en la tierra colorada la materia gris que hoy migra a otros destinos en búsqueda de mejores destinos. 

La idea que va tomando forma es recrear una ciudad digital donde los jóvenes misioneros puedan ir a formarse pero también a trabajar en una rama inédita: la tecnología y el desarrollo de software es una industria incipiente y poco atendida en la provincia, pero cuya mano de obra cotiza caro en otras latitudes. 

El Silicon Misiones además puede convertirse en un atractivo portal de acceso a la provincia, con un diseño ultramoderno, conectado por senderos con el Parque del Conocimiento, el Parque de la Innovación y el Centro de Alto Rendimiento Deportivo en medio de un entorno de monte que planifica el intendente capitalino, Leonardo Stelatto. 

Son piezas de un rompecabezas que van encajando años después de ser imaginados y siempre vilipendiados por una oposición cómoda en la crítica. 

Pasan los años y los discursos no cambian. Incluso después de haber sido partícipes del fiasco de Cambiemos, los diputados de esa alianza se inclinan por la crítica fácil en lugar de aportar alguna idea superadora.

El contraste se hace evidente en cada discusión de la ley de Presupuesto. El viernes comenzó el análisis de la proyección 2021 con la exposición del titular de la cartera educativa, Miguel Sedoff. Casi 38 mil millones de pesos se destinarán a la educación el año que viene, más del 27 por ciento del total. Sedoff desgranó por más de una hora la evolución de la educación virtual en pandemia y cómo será la vuelta a las aulas presenciales. Sobre el final, deslizó que la Provincia tiene en diseño, a la par de los termómetros infrarrojos, la producción de vehículos ecológicos con energía sustentable. A la hora de las preguntas, todo giró sobre salarios y porteros. Incluso, algunos diputados opositores cuestionaron el aumento dado a la educación, comparado con la inflación -que nunca acertaron mientras fueron parte del Gobierno- y se preguntaron cuál era la prioridad si la escuela de Robótica recibía más recursos que otras ramas educativas, como si no fueran parte de un todo. 

El presupuesto 2021 está diseñado a tono con una economía que todavía no da certezas. Pero es la propia Legislatura la que puede modificarlo y mejorarlo. También depende de las variables que ofrezca la Nación para la pospandemia.

Hoy es todo caída, aunque haya algunas señales alentadoras. Pero el optimismo está reservado para después. En la segunda mitad del año, las principales economías del mundo se desmoronan, con España al tope, con 22,1 por ciento y el Reino Unido con 21,7. Estados Unidos cae 9,5. Brasil recupera aire, pero acumula una caída del 10.9 por ciento, con un Bolsonaro que goza de su mejor imagen positiva, que escaló a 37 por ciento, la mayor desde que llegó al poder. Alberto Fernández está muy por encima, pero hay reportes que alertan sobre un crecimiento de su imagen negativa.

Juan Carlos Argüello244 Posts

Periodista, director de Economis

Sí Misiones

El ADN económico

Vuelo alto

Según pasan los años

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password