Luchi Caballero, el campeón

La Copa del Mundo de futsal, Misiones 2019, está a la vuelta de la esquina. Justamente la Tierra Colorada tiene un vínculo especial con el salonismo argentino, ya que este suelo lo vio salir campeón en 1994. Y aquella épica noche de diciembre, en Puerto Rico, desde el ceno de la selección nacional un misionero lo vivió en primera persona, Luis Luchi Caballero.

Como si fuera un niño, con los ojos brillosos, recuerda cada detalle de aquel momento que permanece guardada en el chip de su memoria. Aún conserva como reliquia la ropa de concentración y obviamente, la camiseta de arquero, encuadrada y colgada en la pared de su casa, como de ser. En una entrevista exclusiva con Economis Deportes, en la sede de la Confederación Argentina de Futsal, adelantó que sueña con ver campeón nuevamente a Argentina en nuestro pueblo.

¿Recordás el momento en que te llegó la convocatoria?

¡Siii!.. Estaba en casa, descansando cuando de repente apareció Pedro Bennettini, quien en ese momento era presidente de la Asociación Misionera de Futsal. Fue raro porque fue la primera vez que me visitó, siempre tuvimos buena relación pero el único contacto que teníamos era en una cancha. Me llevó la noticia de integrar la selección y obvio, no lo dudé, ja!

¡Luchi, mirá lo que está acá! La camiseta y la pelota del 94

¡Qué lindo recuerdo! Mi camiseta de arquero también la tengo en un cuadro, así como está acá, colgada en la pared. Esto era una belleza -tomando la pelota entre sus manos- esto dolía en serio, tiene otra textura muy distinta a la Yabotí, además tenía otro tamaño. ¿Sabés cuántos pases gol metía? Era mi especialidad, me caractericé por los saques de arco – se ríe-.

¿En qué momento te diste cuenta que el grupo del 94 estaba para campeonar?

La semifinal fue tremenda, muy importante. Sacamos adelante un partido ante un rival complicadísimo como Uruguay y el resultado así lo demostró, muy ajustado ese 3-2 en Posadas. Ese día dije… somos campeones.

¿Qué diferencias hay entre aquel torneo y esta copa mundial que comienza el 31?

Aquella competencia casi duró un mes. Recorrimos el país de sur a norte. Comenzamos con el partido inaugural en Río Gallegos, después pasamos por Río Grande, Formosa, Posadas y finalmente en Puerto Rico para disputar ese inolvidable partido cumbre ante Colombia. ¡Fue épico!

Con el tiempo, ¿Cómo memoras esa noche en Puerto Rico?

En lo personal muy emotivo. Había mucha gente conocida, por eso siempre digo que para mí el festejo fue doble porque lo pude hacer con mis seres queridos. El polideportivo explotaba, el público copó las tribunas y después del triunfo invadió la cancha para celebrar junto a nosotros. Esa escenografía quedará para siempre en la memoria.

Luchi no quiso dejar de recordar a los misioneros que en algún momento se vistieron de celeste y blanco para representar al país en competencias mundiales, entre ellos: Freddy Cuba, Mario Benozio y José Koki Allou.

Misiones siempre tuvo un vinculo especial con la selección Argentina y la Tierra Colorada permanentemente aportó su talento. “Más atrás en el tiempo la lucieron Rubén Verdún, Raúl Toledo y muchos otros solonistas que contribuyeron con su granito de arena”, destacó el ex arquero.

¿Cómo lo ves al crédito misionero, Sandro Antiveros?

Es un jugador distinto, por eso está en la selección y a ese lugar no llega cualquiera  sólo los mejores, los distintos. Y Sandro lo es. Lo demuestra constantemente en nuestra liga, esperemos que sea el próximo campeón misionero.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password