Pensar visualmente: él método para resolver más rápido los problemas empresariales

Te compartimos 4 estrategias, para desarrollar ideas rápidas e intuitivas y compartirlas de manera simple

Pensar visualmente es una herramienta muy utilizada, tanto para resolver problemas, como para comunicar ideas. Este concepto conocido como visual thinking está ganando terreno y se consagra como una de las prácticas favoritas de los ejecutivos.

Dan Roam, escritor que desarrolla este tema, define como visual thinking a la capacidad para “aprovechar nuestra capacidad innata de ver, tanto con nuestros ojos, como con el ojo de nuestra mente, para descubrir ideas mediante el uso del dibujo que de otro modo serían invisibles, desarrollar esas ideas rápida e intuitivamente y luego compartir esas ideas con otras personas de una manera simple”.

Para el experto las imágenes y las palabras se complementan “a menudo, el mejor enfoque para resolver problemas y generar ideas implica una combinación de palabras e imágenes. Cuando se agregan imágenes, se agregan capas y dimensiones de pensamientos que son casi imposibles de lograr solo con palabras. Las palabras pueden limitar nuestras ideas, confinarlas, los bocetos no hacen tanto dejan espacio para lo que aún está surgiendo. Y hacer dibujos, alivia el estrés de tener una idea en la cabeza. Es una forma de plasmar una idea mientras la mantiene en un estado fluido”, sostiene Roam.

Según la Revista Entrepreneur, hay 4 formas básicas para aplicar el visual thinking

  1. Brainstorming: el pensamiento visual convierte el proceso de brainstorming en uno colaborativo. Cuando las personas pueden ver las ideas de los demás, es más probable que se basen en ellas que si estuvieran sentados uno frente a otro, con nada más que con una conversación con la cual trabajar.
  2. Definir tu modelo de negocio: los modelos de negocios son fáciles de hablar, pero difíciles de visualizar. Y eso es un problema, porque el proceso de ver el modelo de tu negocio es esencial para descubrir cómo mejorarlo. El visual thinking es una excelente técnica para obtener una vista panorámica del negocio, para ver de manera general y luego ampliar los detalles que necesitan trabajo. También ayuda a simplificar conceptos más complicados y los hace más fáciles de entender.
  3. Mapeo del viaje de los usuarios, procesos y sistemas: antes de crear un producto o servicio se debe saber ¿Para quién se está creando? El mapeo del viaje del usuario es una parte importante del proceso de innovación de la marca, para comprender cómo se mueven los usuarios a través del producto o servicio ofrecido, identificar los problemas y para saber cómo mejorar la experiencia del cliente.
  4. Mapeo, desarrollo y comunicación de prototipos: los gerentes de producto, muchas veces se definen como el CEO del producto, deciden qué características o productos construir y cuándo, luego, ayudan al equipo a desarrollarlos o mejorarlos. Las herramientas de visual thinking, permiten crear y trazar un mapa de lo que están construyendo y por qué. También permiten probar sus ideas con los clientes, antes de comenzar a construir algo. De esta manera ayuda a evitar que pierdas el tiempo con productos que no funcionarán.

Muchas personas, creen que esta técnica no aplica para todos, por no considerarse “lo suficientemente visuales”. Roam, explica ante esto que, “nuestras habilidades visuales comienzan a atrofiarse por falta de uso y, de manera aún más insidiosa, comenzamos a denigrar las partes visuales de nuestro cerebro. Creemos que no es confiable: pensamos que es superficial; o pensamos que es juvenil y condescendiente”.

“Escucho a la gente decirme que no saben dibujar, les pongo un bolígrafo en la mano y un minuto después están dibujando. La clave es que usamos un conjunto muy simple de símbolos: formas básicas, líneas y flechas, figuras de palitos. La gente debería tener acceso a esta gramática visual”, asegura el escritor.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password