EDUCACION, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Sedoff: “Tenemos que priorizar a quienes necesitan acompañamiento y trabajar en la idea de trayectoria”

Sedoff: “Tenemos que priorizar a quienes necesitan acompañamiento y trabajar en la idea de trayectoria”
Compartí este articulo en:

La educación es desde hace varios años la prioridad en el reparto de los recursos y el cercano 2021 no será la excepción. Misiones destinará a la educación casi 38 mil millones de pesos en un escenario que todavía es indescifrable, con la sombra de la pandemia todavía presente. Por eso hay que pensar la educación desde otras perspectivas. De un día para el otro y quizás para todo 2020, ya no es una relación de alumno-docente-aula, sino que los contenidos llegan por internet, tablets, computadoras o, en algunos casos, en cuadernillos que son distribuidos puerta a puerta. También cambia la perspectiva de la educación únicamente como transmisora de conocimiento. Esta semana se presentó en sociedad el termómetro inteligente fabricado en Misiones y que servirá como herramienta para cuando haya un regreso presencial a las aulas. No será el único chiche tecnológico made in Misiones

En la primera entrevista con Economis, en diciembre del lejano año pasado, el ministro Miguel Sedoff mostraba el diseño avanzado de la escuela de Innovación, los contenidos de una hasta ese momento poco conocida plataforma Guacurarí y el concepto de “educación disruptiva”, que despertaba el interrogante sobre la posibilidad de que ese modelo sea utilizado en toda la provincia. La pandemia trastocó todos los planes. La moderna escuela de innovación sigue sin uso, la Plataforma Guacurarí+ se convirtió en la más utilizada de la Argentina, con 3,2 millones de visitas en cuatro meses y la educación es, de hecho, disruptiva. Nada indica que en 2021 la situación vaya a cambiar. 

Vamos a volver a las aulas con un modelo mixto entre el presencial y el virtual. ¿Por qué? Porque si bien estamos todos con la esperanza que la pandemia disminuya, la medida de prevención, hasta que se tenga un escenario seguro va a ser el distanciamiento social. Este distanciamiento social necesariamente implica que bajemos la cantidad de alumnos que asisten simultáneamente a las aulas. Es una escuela que va a tener que dividir su tiempo en entre una parte virtual y una presencial, de esa manera trabajar con las competencias digitales que estamos desarrollando, con las herramientas que estamos ordenando y con el apoyo obviamente de las familias, en un aprendizaje diferente. Que no es ni mejor, ni peor, sino un aprendizaje diferente, pero no vamos a volver a la misma escuela que la de marzo. Creo que aprendimos mucho en este tiempo y vamos a seguir aprendiendo, y esos aprendizajes de trabajo en la virtualidad, los vamos a tener que seguir manteniendo. Hay un montón que funcionan para lo pedagógico, con lo cual eso reforzado con la presencialidad creo que va a dar un resultado clave. El desafío va a ser mantener a los chicos enganchados con la escuela. El temor que tengo es que, entre el extenso tiempo sin concurrencia, nos cueste que vuelvan todos. Esa es mi preocupación. Por eso estamos trabajando para identificar a esos chicos que tienen problemas para tener un contacto directo, los vamos a ir a buscar si no vuelven. Creo que esa es una situación que se puede dar en el sistema educativo, por una cuestión social. En condiciones normales la educación secundaria tiene 45% de abandono y repitencia en el país, entonces no hay que ser muy brillante para ver que es un riesgo.

Lo que se había recuperado en Misiones en particular, se puede volver atrás…

Yo tengo ese gran temor y no podemos, hasta que no volvamos a clases presenciales, saber si va a ser así. Pero creo que sí y ese va a ser un dilema. Otro desafío que veo, es sostener el aprendizaje, yo creo que hay que priorizar el contenido, el aprendizaje, trabajar en la idea de trayectoria. O sea, la trayectoria escolar del alumno es de 14 años: Podemos en 14 años pasar 6 meses de virtualidad. Pero eso implica esfuerzo, planificación, síntesis, selección y acompañamiento. La prioridad este año es que los chicos que terminan la escolaridad, séptimo y quinto año, vuelvan a las aulas.

O sea, ¿esos chicos van a volver antes de fin de año?

El escenario que tenemos nosotros es una vuelta a la presencialidad, gradual y escalonada, pero tenemos que priorizar a aquellos que necesitan un acompañamiento. Sobre todo quinto y sexto, que son los más críticos porque se van del sistema. Séptimo también, pero al mantenerse dentro del sistema porque continúa en primer año, en la escolaridad obligatoria, podemos hacer esa continuidad pedagógica, mientras que el que termina quinto y sexto, tendrá que ir a la facultad. Nosotros también estamos trabajando con las facultades, para que empiecen más tarde. La idea es que exista un primer trimestre entre marzo y abril, que sea un refuerzo para los chicos que quieran ingresar a la universidad y, en vez de que empiecen las clases el primero de abril, que sea en mayo, por ejemplo, excepcionalmente.

¿Eso en Misiones, o en todo el país?

Eso en todo el país, depende del Consejo Federal de Educación. Es una idea no definida aún. Otro tema de la calidad educativa es el de la tecnología.

La primera vez que habíamos hablado acá, se había explayado sobre la idea del aula invertida y la tecnología y yo le preguntaba cómo equiparar al chico de Pozo Azul, con el de Posadas. Ahora, forzosamente ¿en qué estadío estamos en eso?

Ahora hay una paradoja con todo el esfuerzo que se hizo, porque se hizo un esfuerzo de conectividad en las escuelas, en este momento pareciera que es insuficiente porque los estudiantes están en su casa, hay una situación que se nos presenta que es que los chicos necesitan conectividad en su casa, pero la escuela la tiene y en la escuela no están. El desafío de esto, es que el año que viene en la escuela tengan el 100% de la conectividad, desde ese lugar podamos hacer una diferencia, después hay unas cosas de telefonía que tienen que ver con una inversión más macro, que es la conectividad en la zona del Alto Uruguay y en otros puntos rurales. Hay que ver el tema con Marandú, hay mucha inversión, hay otras cosas a tener en cuenta porque estamos reasignando partidas para la higiene, para el alcohol, comprando lavandina, invirtiendo por ahí en infraestructura que está un poco más lento. 

¿Habrá más infraestructura?

Y ahora tenemos que salir porque estamos haciendo el programa “Agua y escuela”. Hay escuelas que tienen problemas de agua, bueno este problema lo vamos a resolver definitivamente. Esa es la idea del programa y estamos trabajando en eso. Es todo parte de un programa, hay que ver la big picture, toda la foto. Hay muchas cuestiones en las que estamos trabajando. Es también importante tener en cuenta que este año, es un año que ha tenido y tiene sus efectos en lo afectivo, la falta de interacción social de los chicos.

¿Cómo reconstruir eso?

Y eso es otro desafío, un desafío invisible. Hay que reconstruir, yo creo que de por sí los chicos tienen las herramientas de vinculación, están intactas, pero evidentemente el alejamiento, estar solos en sus casas, sin el contacto con docente y sus amigos, ha afectado mucho. Han afectado en sus ganas, en el poco compromiso, hizo preguntarse a algunos sobre su percepción real, sobre su futuro: “Hace 8 meses estoy sin clases, no me mandan nada, lo que me mandan es en pdf, lo que pregunto no me contestan, mis amigos hablan entre ellos”, en algún punto afecta.

A los padres también…

A todos los padres les pasa. Hoy como nunca se ve el papel de la familia que somos, cuando hablamos también de que la familia tiene que acompañar a la escuela, tiene que ver con esto. Tenemos muchísimo por criticar, o no estar conformes con lo que se está haciendo o no se está haciendo, pero también tenemos que focalizarnos en que el mundo no estaba preparado para esto. Cuando inauguramos la Escuela de Innovación en marzo, la idea era de un año normal. De golpe pasamos, de un día para otro, a la virtualidad completa. Nadie estaba preparado, porque en realidad pensó nunca en esto. Un escritor de ciencia ficción se pondría colorado de pensar en un futuro con educación totalmente virtual, porque era algo exagerado, así que no se puede decir: “Uy, no hicieron nada”, no es así, se hizo mucho. Misiones demostró que como provincia teníamos una política educativa innovadora que venía desde hace unos años, y que en el momento de crisis pudo salir a flote, de una manera impresionante, con 3,2 millones de visitas que tiene Plataforma Guacurarí en cuatro meses. Te pueden decir, lo que te digan, que, si es buena o mala, que tiene más o menos contenido, lo que sí es que, como herramienta tecnológica, metodológica, pedagógica, funciona, de hecho, lo toman como ejemplo desde otras provincias. 

¿Va a potenciar eso? ¿Le dará más contenido?

En realidad, la plataforma va creciendo, pasamos de tener 450 contenidos, a cerca siete mil, de todos los niveles y modalidades. Pero qué es lo que vamos a hacer, a medida que pasa el tiempo, la plataforma se va enriqueciendo, porque en aulas abiertas está todo. Ya está en todas las escuelas de la provincia, lo mejor es que cada una tiene su espacio privado, con sus docentes, con su usuario y contraseña, es decir, cada uno tiene su entorno privado. Ya tenemos los webinars, que son los cursos interactivos que son de competencias digitales, vamos a tener ahora cursos autoasistidos también. Viene el congreso de fleppead learning, ahora el 25 y 26 de agosto. Es decir, la plataforma a medida que pasa el tiempo va mutando, porque también va mutando la necesidad. Arrancamos con una idea de 15 días, cuando comenzó la pandemia nosotros pensamos en que la plataforma estaba preparada para ese tiempo, después otros días más y otros más. Después cuando vimos que al menos iba a ser hasta julio, lo que hicimos de alguna forma fue funcionalizar esto y armamos el equipo de 140 personas de todos los niveles y modalidades. Eso hace que vos ahora si entras a un aula abierta, tengas contenido de todos los niveles y modalidades del sistema educativo, audiovisuales, incluso contenidos lúdicos, toda la biblioteca del Parque del Conocimiento, tenemos contenido de ESI y educación ambiental, también un espacio para la familia explicando y demás, se puede decir que tratamos de armar un combo interesante. Pero es un proceso.

¿Cómo reaccionaron los docentes en este proceso? 

En general bien. Estoy muy contento y muy agradecido, hago un reconocimiento y un agradecimiento cada vez que puedo a todos, al acompañamiento de los docentes de la provincia, entre la producción, en lo pedagógico, en el caso de la dedicación a la tecnología para llegar a los chicos, en el whatsapp, en el Facebook, incluso cuadernillo cuando no hay conectividad y se da la relación directa con el docente, pero trae un derramamiento indirecto porque el que entra baja contenido y se imprime, es decir eso también funciona. Lógicamente no existe la plataforma perfecta, hay que reconocer que hay chicos a los que no estamos llegando, que hoy estamos llegando de otra manera. Ahora vamos a comenzar con los cuadernillos que son estos, hicimos todos estos cuadernillos para toda la región producidos por nosotros, van a ser alrededor de 600 mil para toda la provincia, esto también junto con los seguimos educando, es toda producción académica nuestra. Esto tiene que ver con el compromiso de que estamos en un año atípico y estamos realizando acciones atípicas. No es muy común armar equipos colaborativos, como los estamos armando, pero en general todas las personas que nos conectamos, se suman con agrado, con mucho compromiso. Y además es un activo de Misiones y ahorramos recursos porque la plataforma y los contenidos son propios y los tuvimos en forma rápida. 

Y queda. Más allá de la pandemia, el material va a estar ahí…

Es un error pensar que cuando volvamos,vamos a olvidar la virtualidad. Por eso creo, que vamos a ir a un modelo mixto.

Es decir, tenemos que empezar a comprar tablets para todos, no más pizarrón… ¿fecha tentativa de regreso a las clases presenciales?

No, fecha no hay. La idea nuestra es que volvamos para septiembre, pero en modo distanciamiento.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*