DEPORTES

Siete años de rica historia

Siete años de rica historia
Compartí este articulo en:

El club deportivo de fútbol, que lleva por nombre al héroe máximo de estas tierras “Andrés Guacurarí”, fundado en el año 2013, cumple este 1° de marzo sus primeros 7 años de vida.

La historia del Club Andrés Guacurarí se está escribiendo. En sus cortos 7 años de existencia, la institución, gracias a sus destacadas actuaciones y su formación con base en los valores, se ganó un lugar en el ambiente futbolístico local, nacional, regional e internacional.

Los comienzos de esta joven institución deportiva se remontan al año 2013 cuando su actual presidente, Juan Ramón “Cepi” Nuñez Silveira, quien siempre estuvo ligado al fútbol formativo del ámbito local, dio el puntapié inicial para emprender este camino. Unas canchas en un club de campo de las afueras de la ciudad, sirvieron de superficie perfecta para dar comienzo a los entrenamientos y para que este sueño comience a hacerse realidad.

Fue precisamente un 1° de marzo que con pocas certezas y mucha confianza, con el acompañamiento de varios jugadores y padres, que el club Guacurarí empezó a dar sus primeros pasos y desde entonces no ha parado de crecer y demostrar la calidad de sus jugadores y formadores.

Los logros deportivos de la institución son numerosos y el nombre Guacurarí suena cada vez más fuerte. La primera división masculina logró cuatro ascensos hasta ubicarse en lo más alto de la Liga Posadeña, la A. Los indiecitos hicieron lo propio llevando con honor y orgullo la camiseta del Indio por el país y el mundo y ganándose títulos en la Liga infantil local y Copas a nivel nacional e internacional.

Las indiecitas no quedan atrás. El fútbol femenino pisa fuerte en el Club Guacurarí y las jugadoras lograron destacarse en la flamante liga posadeña de fútbol femenino.  

Actualmente, el club cuenta con la escuela de fútbol, las categorías infantiles, inferiores, primera división y fútbol femenino.

La misión del Club Andrés Guacurarí es formar jugadores lo cual, para los dirigentes, significa mucho más que jugar bien a la pelota. Desde la institución se busca transmitir valores como el respeto y la responsabilidad que caracterizan a la familia del indio como así también los hábitos de una vida saludable.

Indiecitos en Buenos Aires

El presidente “Cepi” Nuñez Silveira comparte con los padres y jugadores su misma ilusión de verlos jugar en primera, de que sus indiecitos logren alcanzar sus sueños y que puedan dedicarse profesionalmente a este deporte. Es por ello que acompaña periódicamente a los jugadores a probarse en los clubes de Buenos Aires, donde al día de la fecha 8 jugadores de inferiores formados en Guacurarí, lograron ganarse un lugar en los clubes de la máxima categoría del fútbol argentino: cuatro de ellos están en San Lorenzo, dos en Banfield, uno en Colón y uno en Vélez. 

El sueño de la casa propia

Desde sus comienzos Guacurarí ha ido alternando sus entrenamientos entre las canchas de fútbol La Terraza y clubes como Educación y Vialidad que los han recibido. Actualmente todas las categorías entrenan en las instalaciones del Club Centro de Cazadores de Misiones.

El club si bien cuenta con un terreno destinado a la construcción de las canchas para la primera división y las categorías inferiores, aún no dispone de su sede propia. “Faltan los billetes” dice entre media sonrisa el presidente, pero si hay algo que le sobra a esta joven institución es la tenacidad y valentía para lograrlo. “El objetivo es brindarle a estos jóvenes deportistas la oportunidad de desarrollar su talento en las mejores condiciones posibles” afirma  “Cepi” Nuñez Silveira.

Mientras tanto, atesoran en sus estantes domiciliarios que hacen las de vitrina, sus trofeos, medallas, camisetas y fotografías de los mejores recuerdos compartidos en el club, aguardando algún día decorar las paredes de la casa propia.

Viaje a Barcelona

Un capítulo aparte merece el viaje al viejo continente. En 2018 con una delegación de 54 indiecitos profes, y padres, se aventuraron a cruzar el océano Atlántico para llegar a Barcelona, España y jugar el torneo Premier Cup, viaje sin precedentes en la región.

Se enfrentaron a conjuntos de los equipos más grandes de la liga europea y lograron alcanzar lo más alto del podio en una categoría y el segundo lugar en otras, ganándose el respeto y el cariño de sus rivales. Además, tres indiecitos de distintas categorías recibieron la medalla a “mejor jugador del torneo”.

“Cuando les dije que íbamos a ir a Barcelona todos se reían de mi. Parecía imposible. Inviable, improbable”. Y la lista de adjetivos sinónimos podría seguir confiesa entre risas el presidente “Cepi”.

Sin embargo, tras mucho trabajo previo de la familia de Guacurarí, pudieron concretar el tan ansiado viaje. Aviones, combinaciones, aeropuertos, trenes, -para la mayoría la primera vez- y pisar el estadio del mítico Camp Nou forman parte del combo de experiencias nuevas y recuerdos que jamás se olvidarán los jugadores y profesores de Guacurarí.  

Otros viajes

El club Guacurarí también participa año tras años en el torneo “Buenos Aires Cup”, “River Cup”, “Santa Teresita Cup” en Buenos Aires y en Santa Fe el “Mundialito de Villa Constitución”, encuentros donde se enfrentan a sus pares de equipos como River y Boca.

“Esto es posible gracias al esfuerzo y trabajo de las familias que forman parte de Guacurarí y significa para los chicos experiencias inolvidables en el plano deportivo y personal ya que lejos de las rivalidades, vuelven felices con nuevos amigos de otros equipos de otras provincias con quienes vía redes sociales siguen conectados” explica “Cepi” Nuñez Silveira.

Asimismo, el Club Andrés Guacurarí también asistió a la Ibercup que se desarrolló, en la edición 2019, en la ciudad de Porto Alegre, Brasil. De Argentina sólo dos equipos tuvieron el honor de participar y uno de ellos, fueron los indiecitos.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*