Tareferos: Reclaman control sobre la situación de marginalidad y exclusión que sufren

A través de un Proyecto de Comunicación presentado a la Cámara de Representantes, el Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, solicita que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Trabajo de la Provincia, informe en relación al trabajo de los tareferos, qué políticas de inspección laboral y de detección de contravenciones e irregularidades llevan adelante, y si existe planificación de erradicación del trabajo irregular; qué asesoramientos, capacitación y control realizan para la correcta aplicación de la legislación vigente en los campos de tarefa; el número de inspectores que monitorean esos trabajos y el registro de establecimientos inspeccionados a la fecha.
Entre los fundamentos, el diputado Martín Sereno, autor de la iniciativa acompañado por Héctor Bárbaro, recuerda que detrás del mate, la bebida que la mayoría de los argentinos “tomamos a diario, hay un mercado laboral precarizado, y es la realidad de los tareferos de Misiones, sus condiciones de trabajo, la discriminación y las estafas que sufren; los cambios que se produjeron a partir de la implementación de la Asignación Universal por Hijo, y también su lucha y sindicalización, es una problemática de los tareferos que produce la subcontratación de la mano de obra en la cadena de producción de la yerba mate”.
En Misiones, los dueños del yerbal son en su mayoría colonos, propietarios de lo que sería un “farmer” en lenguaje sociológico, un mediano productor. La contratación se hace a través de intermediarios y la mayor parte de esa mano de obra, está en negro.

Un trabajo a destajo y sacrificado
En la tarefa se trabaja a través de campamentos que se instalan a los bordes de los yerbales, con sistemas de enganche donde el contratista les adelanta mercadería y después el tarefero queda endeudado. A su vez la tarea de la tarefa es a destajo, o sea por cantidad cosechada, entonces si llueve no se cosecha, depende también de la calidad del yerbal.
En promedio las mujeres sacan 300 kilos diarios de yerba mate, mientras que un hombre con práctica alcanza los 800. “Por raído son 100 kilos, entonces serían ocho raídos promedio. Raído son los bolsones donde se cosecha la yerba mate; cosecha que es manual, todavía no se mecanizó, entonces se hace con tijera o con cuchillo, y se concentra esa yerba en los raídos que se carga en los hombros de la persona, hace unos años empezaron a implementar unos carritos, pero es un trabajo sumamente sufrido”, manifestó el diputado Sereno.
Los trabajadores envejecen muy precozmente con esta tarea. Un tarefero tiene una vida útil en la cosecha hasta un poco más de 40 años, después generalmente tiene problemas en la espalda, en las rodillas, en las articulaciones. “Tradicionalmente el aprendizaje de esta tarea se da a través de la ayuda familiar donde el padre va con los hijos a la cosecha. De todos modos, desde la implementación de la Asignación Universal por Hijo en 2009 subió el promedio de edad de cuando se comienza a tarefear, porque los chicos deben estar escolarizados por la Asignación. Hace apenas 20 años los tareferos eran una población rural; pero después de la crisis de la yerba en la década del 90, cuando se desregulariza todo, en Misiones también sucedió en el mercado de yerba mate”.

Empleo en negro y esclavo
La actividad entró en crisis producto de la caída del precio de la yerba, y los trabajadores comenzaron a emigrar en lo que serían las villas miserias de ciudades intermedias de la provincia. La otra cara de todo esto es el empleo en negro y esclavo, viviendas precarias, falta de acceso a los servicios básicos, trabajo infantil y otras problemáticas que deben soportar de manera cotidiana los tareferos o cosechadores de la yerba mate.
En la Argentina se produce el 60% del total mundial de yerba mate y el 90% de esa producción está concentrado en Misiones, mientras que en Corrientes se cultiva el 10% restante. La zafra comienza en abril y dura hasta septiembre, en ella participan hombres, mujeres y niños que conforman el último eslabón en la cadena productiva. El estudio, que se encuentra en una tercera parte del relevamiento, alerta sobre la situación de marginalidad y exclusión que sufren los trabajadores. Ya fueron relevadas 18 localidades de la provincia, 4.927 tareferos, 3.926 hogares y 17.736 personas. Las estimaciones, hechas en base a la cantidad de kilos de hoja verde que se cosechan, arrojan el número de 15 mil tareferos.
La provincia cuenta con un total de 1.040 trabajadores rurales y 49 empleadores registrados, la renovación de 555 Libretas de Trabajo, la tramitación de 524 prestaciones por desempleo ordinarias, 5 prestaciones extraordinarias, y 31 prestaciones por sepelio, según el Renatre de Misiones.

Leyes que no se cumplen
Existen diversos organismos de control como el Ministerio de Trabajo de la Provincia, la Delegación de Migraciones, el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Nación, el Inym, la Gerencia de Empleo, la Comisión Provincial de Erradicación de Trabajo Infantil, Uatre-Osprera, entre otros. “Y vemos que con todos estos organismos no es suficiente, ya que, solo basta recorrer las chacras de nuestra provincia para observar un centenar de trabajadores no registrados, como también que continúa el trabajo infantil”, reclamó el legislador del PAyS.
En el 2011 el Congreso de la Nación aprobó un Proyecto de nuevo Estatuto del Peón Rural, que amplía los derechos laborales de los asalariados rurales; la nueva normativa creó un nuevo régimen previsional que reduce de 65 años (60 en el caso de la mujer) a 57 la edad jubilatoria, y a 25 los años de aportes, e incorpora una licencia por paternidad de 30 días.
La Ley mantiene el régimen de fijación de remuneraciones mínimas determinadas por el Consejo Nacional de Trabajo Agrario, que no podrán ser menores al Salario Mínimo Vital y Móvil, y fija períodos y lugares de pago. También fija en ocho horas la jornada laboral, en lugar de la jornada “de sol a sol” con descansos intermedios. Reconoce el pago de horas extras, el descanso semanal y mejores condiciones adecuadas de higiene y seguridad como requisitos básicos de la actividad.
La iniciativa prevé incorporar al peón rural dentro de la Ley de Contrato de Trabajo y fue suprimido el Renatre. En su lugar se creó el Renatea, organismo integrado por un director; subdirector general, y un consejo asesor formado por la parte empleadora, la trabajadora y representantes de los Ministerios de Agricultura, Economía y Ciencia y Tecnología.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password