Tras un año de hacer de tripas, corazón y votarle leyes “al FMI”, los misioneros festejaron un golazo sobre la hora para empatar el partido

Compartí esta noticia !

Los diputados misioneros en el Congreso Nacional celebraban ayer la media sanción a la prórroga de la ley 25.080 como un golazo de media cancha que, encima, sirve para empatar sobre la hora un partido que viene muy peleado.
Algunos legisladores de otras bancadas no terminaban de entender el entusiasmo de Verónica Derna, Flavia Morales, Ricardo Wellbach, Jorge Franco y Daniel Distéfano, acompañados por otro funcionario que trabajó mucho por este proyecto, el subsecretario de bosques Juan Gauto. Los misioneros se sacaban fotos en el recinto y celebraban la media sanción de una prórroga que, claro está, no significa mucho para las provincias que no son forestales.
Pero para distritos como Misiones puede hacer una gran diferencia para los pequeños productores forestales, donde se cuentan muchos colonos que pelean todo el año con la yerba, el tabaco y el té y necesitan esos ingresos adicionales.
Lo que hay que entender es que después de un año de hacer “tripas corazón” y votarle al Gobierno Nacional (y muchos dicen, al FMI) en forma incondicional una serie de leyes difíciles, que incluso van en contra del bolsillo de los misioneros (quita de subsidios a colectivos, eliminación del Fondo de la Soja, etc), finalmente los legisladores lograron anotar un tanto importante con esta media sanción.
El festejo de ayer fue como una descarga después de un año de gran tensión entre el mandato que baja del Gobierno de la provincia (dar gobernabilidad a Macri) y la necesidad de llevar algo de agua para el molino propio.
No era una prórroga automática
Ante todo hay que entender que la prórroga de la ley 25.080 no parecía para nada garantizada. Esta norma otorga incentivos (subsidios) a los que plantan árboles y es vital para forestadores grandes, medianos y sobre todo pequeños de la provincia, que plantaron sus pinos y necesitan el pago del subsidio. Los beneficios de la ley original habían sido extendidos por 10 años que finalizaban este 31 de diciembre.
El Gobierno Nacional, bastante enfocado en atraer inversiones de los grandes grupos pasteros en el sector forestal, no veía tanto la necesidad de seguir otorgando subsidios. Sucede que hay sobreoferta de madera y lo que el Gobierno Nacional quiere es industrializar esa madera mediante mega-inversiones en industrias de pasta celulósica y papel. En ese rubro Argentina está atrasada y arrancó el mandato de Macri con gran expectativa de lograr desembolsos en proyectos fuertes.
Sin embargo, el tiempo fue pasando y por ahora no se vislumbra la concreción de mega-inversiones fortestales en el horizonte. Misiones empujó y logró la prórroga de esta ley gracias al trabajo de los diputados misioneros, que ayer festejaron después de mucho tiempo de votar leyes antipáticas.
 

Te puede Interesar  La oposición perdió una banca en el Consejo de la Magistratura nacional

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin