Tres partidos anuncian una inédita coalición de Gobierno en Alemania que pone fin a la era Merkel

El líder socialdemócrata alemán Olaf Scholz anunció hoy un acuerdo de coalición con los ecologistas Verdes y los liberales del FDP para gobernar a Alemania, que pone fin a la era de gobiernos de la conservadora Angela Merkel.

El líder socialdemócrata alemán Olaf Scholz anunció hoy un acuerdo para gobernar a Alemania en coalición con los ecologistas Verdes y los liberales del FDP, que pone fin a la era del mandato de la conservadora jefa de Gobierno, la canciller Angela Merkel.

“El acuerdo de la coalición está en vigor. Ahora estamos solicitando la aprobación del partido para que pueda comenzar el nuevo gobierno progresista. ¡Vamos a hacerlo!”, tuiteó el futuro canciller.

En conferencia de prensa en Berlín junto a líderes de la coalición, el secretario general del Partido Social Demócrata (SPD), de 63 años, expresó que esperaba que el acuerdo reciba el visto bueno de las bases de los tres partidos en los próximos diez días.

Scholz, quien sucederá a Merkel tras 16 años en el poder, aseguró que el nuevo Gobierno “no buscará el más bajo denominador común, sino las políticas de alto impacto”, y que se centrará en el coronavirus y la crisis climática, dos temas álgidos hoy día en Alemania.

Casi dos meses después de las elecciones legislativas alemanas, marcadas por un derrumbe histórico del campo conservador, Scholz se prepara para sucederle a principios de diciembre con una alianza inédita con los Verdes y los liberales del FDP.

Estas tres formaciones afirmaron que se pusieron de acuerdo sobre un “contrato” de coalición llamado “Atreverse a más progreso. Alianza para la libertad, la justicia y la sostenibilidad”, con grandes propuestas medioambientales, como avanzar el fin del uso del carbón a 2030, en lugar de 2038.

“Me alegro de que hayamos acordado aumentar el salario mínimo a 12 euros (por hora) en un solo paso. Y que estamos introduciendo un esquema básico de protección infantil que evitará la pobreza. Al mismo tiempo, como prometimos, mantenemos estable la pensión”, tuiteó Scholz, al anunciar la noticia.

También remarcó que se acordó “impulsar la construcción de viviendas en la lucha contra los altos alquileres: 400.000 nuevos apartamentos al año, 100.000 de los cuales son de financiación pública”.

Esta es la primera vez que la combinación política de SPD, FDP y los Verdes, asume al poder en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

Scholz “será un canciller fuerte” afirmó, por su parte, el dirigente del FDP, Christian Lindner, informó la agencia de noticias AFP.

Lindner, defensor de la línea ortodoxa de los déficits públicos, sería el encargado del Ministerio de Finanzas, según la hoja de ruta marcada en un documento presentado hoy por las tres fuerzas que integrarán el Gobierno.

Entre las primeras medidas para hacer frente a un avance récord del coronavirus en el país, Shcolz anunció un acuerdo para hacer obligatoria la vacunación donde se cuida a personas vulnerables, con la opción de ampliar los alcances de la regla.

También dijo que se destinarán 1.000 millones de euros al personal sanitario “particularmente exigido” y se estudiará una “extensión” de la obligación de inmunizarse, ya en vigor en las Fuerzas Armadas y pronto en los establecimientos sanitarios.

Por otro lado, destacó que una Europa soberana, la amistad con Francia y la alianza con Estados Unidos serán piedras angulares de la política exterior de su Gobierno, continuando una larga tradición de posguerra.

Annalena Baerbock, de 40 años, la candidata de los ecologistas, debería ponerse al frente de la diplomacia alemana, en un gobierno de paridad entre hombres y mujeres, según la prensa.

Robert Habeck, uno de los líderes de los Verdes, y quien se haría cargo del Ministerio del Clima, dijo a su turno que las medidas sobre el área planeadas por el futuro Gobierno de centro pondrán a Alemania en camino a cumplir las metas del Acuerdo de París de 2015 de combate al calentamiento global.

El SPD, los Verdes y los liberales del Partido Democrático Libre (FPD) venían negociando una coalición de Gobierno desde que el SPD ganó por estrecho margen las elecciones del 26 de septiembre pasado.

Si los afiliados la dan su aprobación, el tripartito reemplazará a la “Gran Coalición” que gobernó a Alemania en los últimos años, integrada por el SPD y el bloque conservador del partido de Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Merkel, quien no se presentó para un quinto mandato, será reemplazada por Scholz, que fue su ministro de Finanzas y vicecanciller desde 2018, y ya dio sus primeros pasos junto a ella en la escena internacional al acompañarla en la cumbre del G20 el mes pasado en Roma.

Según el documento sobre el acuerdo de coalición presentado por los partidos, se prevé que el futuro canciller se someta a la investidura del Parlamento hacia el 6 de diciembre.

La nueva coalición, según el acuerdo de gobierno, quiere legalizar el cannabis. “Esto permitirá controlar la calidad, impedir la circulación de sustancias contaminadas y garantizar la protección de los jóvenes”, señaló el documento.

Además, el nuevo Gobierno desea volver “en 2023” a las reglas de rigor presupuestario, entre ellas el freno al endeudamiento inscrito en la Constitución.

La coalición se anuncia en momentos en que Alemania enfrenta un avance récord del coronavirus, quizás su peor ola desde el inicio de la pandemia.

Las autoridades sanitarias informaron justamente hoy un récord de casi 67.000 casos en las últimas 24 horas. El crecimiento se atribuye a la renuncia de muchas personas a vacunarse. En algunas regiones escasean las camas de hospitales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password