A pesar de las asimetrías, algunos comerciantes logran vender más

La originalidad y una oferta bien pensada se combinan para que ciertos negocios posadeños repunten las ventas pese a la competencia que deja en desventaja a Posadas respecto Encarnación. Economis te muestra algunos de ellos…

 

Domingo de verano en Misiones, entrada la tarde el sol empieza a esconderse en el horizonte tras los edificios. El calor se ve aplacado por la brisa que empieza a soplar tenuemente en la Costanera de Posadas. Los habitantes de esta calurosa ciudad salen con sus silletas y el mate a disfrutar de lo que resta del día. 

 

En el puente San Roque González de Santa Cruz, la fila de autos no es muy prolongada, ya que los domingos por la tarde la mayoría de las casas comerciales de Encarnación cierran, al fin, sus puertas. Mientras tanto, la Costanera de Posadas empieza a recibir a más y más vecinos que buscan un momento de distensión al aire libre.

 

Oportunamente ante la numerosa cantidad de personas que se dirigen a la Costanera se encuentra, en la plazoleta Villa Urquiza: la Feria de la Isla-Tavapy. “Donde se posa el pie”, según su significado en una de sus acepciones en la lengua guaranítica.  Pareciera ser oportuno el nombre, porque entre tanto paseo y caminata, los vecinos paran en esta feria gastronómica y artesanal por un licuado o jugo natural, alguna comida casera o cualquiera de los productos que allí se ofrecen.

Esta feria se encuentra bajo la órbita de la municipalidad de Posadas a través de la Secretaría de Cultura y la Dirección de Espacios Públicos, pero los que realmente impulsan esta movida -derivada de la ya disuelta Feria Consciente- son los propios feriantes. Cuentan con algunas “Normas de convivencia” para que la feria funcione ya que está prohibida la reventa de productos y solamente se permiten un par de feriantes de rubros similares para no generar competencias dentro de la misma feria.

A pesar de las asimetrías, el valor agregado de lo artesanal, regional y comunitario no conoce de inestabilidades referidas a las divisas extranjeras y no pedalea en la bicicleta financiera. El valor de estos productos radica en su naturaleza de calidad e irrepetible. No hay dos artesanías que sean iguales, cada una cargará con la impronta que le dio el artesano al momento de crearla. Sin dudas los consumidores saben apreciar esta cualidad y responden, porque además saben que productos de estas características no se hallan del otro lado del río Paraná.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password