La pelea del Presupuesto: Misiones insistirá con la Zona Aduanera especial y más recursos

Como en cada año, Misiones enfrenta la discusión del Presupuesto nacional con el desafío de mejorar recursos y equilibrar diferencias con las provincias vecinas. 

Esta vez, además, se insistirá con un par de artículos para convertir a Misiones en una zona aduanera especial que blinde a la provincia de las asimetrías con Paraguay y Brasil. Los diputados del Frente Renovador ya presentaron el pedido de inclusión de dos artículos para que sean las comisiones las que le den el aval y volumen político que eviten otro sinsabor como el veto de Alberto Fernández. 

La experiencia del año pasado, en relación a la incorporación de la zona aduanera especial, demostró que no basta en cultivar buenas relaciones y acuerdos con representantes nacionales o con autoridades parlamentarias, sino también con sus pares de las provincias. 

En términos políticos, medidas específicas para una provincia en particular, como la zona aduanera, requieren de un enorme trabajo de negociación con los gobernadores (principalmente, de la región) para que sea una realidad, pero también de línea directa con las autoridades nacionales. Ambos frentes abiertos, de manera simultánea, permiten, por un lado, la aprobación del articulado, y por el otro, el no veto de la medida. 

El año pasado, los consensos logrados con el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa y las palabras de aliento del presidente Fernández no fueron suficientes, ni en el Congreso ni en el Ejecutivo. 

Hoy, hay señales de reactivación de la idea a partir de los encuentros del gobernador Oscar Herrera Ahuad con el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur. La charla entre colegas del norte grande podría conducir a buen puerto, eliminando trabas para la concreción de este objetivo. Pero sin negociación directa con los gobernadores, se tornará igual o más difícil que en el año pasado.

Pero los ejes claves del debate presupuestario para Misiones no se centran solo en esto, sino también en la asignación de recursos. 

La Ley de Presupuesto es la herramienta fundamental de la gestión de gobierno: determina objetivos, asigna prioridades, y es la hoja de ruta para la implementación de medidas de política pública. Pero no se trata de un elemento estático: suele sufrir modificaciones durante la marcha de gobierno.

Uno de los puntos más importantes, o quizás el más relevante, al que están atentos los gobernadores en el texto del Presupuesto nacional es lo vinculado al gasto de capital, que abarca a dos conceptos de suma importancia para el desarrollo provincial, que son la inversión real directa y las transferencias de capital. El volumen de estos determina el nivel de desarrollo de obra pública y de inversión pública en general que la Nación realizará en la provincia. 

Veamos algunos datos particulares referidos a Misiones en el Presupuesto nacional 2021, que está en marcha: el año 2021 se inició con un crédito presupuestaria inicial de $8.351,1 millones de Gasto de Capital, con una mayor participación dentro de este, de las transferencias de capital ($5.525,6 millones) y algo menor de la inversión real directa ($2.851,5 millones). 

Al comenzar este año, esa cifra equivalía a un 52% más que el total devengado en 2020 por este mismo concepto. A priori, era un crecimiento muy menor, y a vistas de hoy, claramente insuficiente al compararlo con el alza de precios.

Pero el presupuesto no es estático: a lo largo del año, Misiones sufrió un recorte presupuestario del gasto de capital nacional. Ese crédito presupuestario inicial de $8.351,1 millones pasó a ser de $6.592,9 millones (crédito vigente), un recorte del 21% de este concepto del gasto para Misiones, capital fundamental para el desarrollo provincial, que en pesos equivale a una quita de poco más de $1.700 millones.

Al observar los componentes que hacen al gasto de capital, las transferencias sufrieron un recorte del 28% y la inversión real directa de -7%. 

Al contrario de esto, el gasto corriente incrementó sus créditos presupuestarios en un 7%, vinculado en mayor medida a gastos de funcionamiento del Estado. 

Por ende, Misiones había empezado el año ya con cierta desventaja en la asignación presupuestaria respecto a otras provincias, y se profundizó a lo largo de los meses por estos recortes presupuestarios en materia de gasto de capital. 

Acumulado de los datos del año, al 30 de septiembre incluido, el Estado nacional lleva ejecutado un 80% de ese crédito vigente (por $5.298 millones), y el recorte antes mencionado impacta en las evoluciones de la inversión pública.

También a septiembre incluido, la inversión pública nacional en Misiones cae 6,7% en términos reales contra el 2020, siendo junto a San Juan las únicas dos provincias de todo el país con descensos reales. 

¿Qué se espera para 2021? En esta nota de Economis se adelantaba que, nuevamente, Misiones quedaría muy relegada en presupuesto nacional 2022 en materia de inversión pública. El monto total que establece el proyecto, para gasto de capital en Misiones, es de $10.761,5 millones: es apenas un 29% comparado con el crédito inicial presupuestario del 2021; pero si se toma el valor vigente, tras el recorte, tendría un alza del 63%. 

El problema, a priori, no es tanto la variación dependiendo de qué base comparativa tomar: el problema es el valor absoluto. Misiones apenas supera los $10 mil millones de pesos previstos para inversión pública, cuando el resto de las provincias del NEA están superando los $13 mil millones, llegando a un techo de $29 mil millones en el caso de Chaco. 

No existe absolutamente ningún criterio: ni demográfico, ni económico, ni social, ni de infraestructura que explique la razón de tamaña asimetría. Quizás, la única explicación sea política. 

De aquí radica entonces la importancia fundamental del rol de los legisladores misioneros en el Congreso acional, pero fundamentalmente de las autoridades gubernamentales, de las cuales se necesita una fuerte consolidación de sus relaciones políticas con funcionarios nacionales para poder corregir esas asimetrías en beneficio de su provincia.

Misiones tendrá mucho que discutir en el Congreso, y en ese marco, el trabajo en las comisiones será más que importante, como lo fue el año pasado, solo que ahora deberán incluir en la mesa de negociación a otros interlocutores. 

El gobierno misionero entendió esto y sin decirlo, lo dice: sus mensajes de campaña de cara a las elecciones de noviembre ponen en claro esto. “Quiero diputados nacionales que defiendan el misionerismo” afirmó el gobernador Herrara Ahuad en múltiples oportunidades.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password