Aceptar lo inevitable

Compartí esta noticia !

Durante los últimos días, escuchamos de parte de los economistas heterodoxos que hay que evitar una evaluación a toda costa. En realidad, esta discusión venia dándose hace tiempo, pero ahora se expresa “a cielo abierto” por la situación de público conocimiento. El argumento por el que hay que evitar la devaluación, es que la misma causaría un incremento de la pobreza, como pasó en 2001, como pasó en 2018… Supuestamente, el que pide una devaluación, quiere volver pobre a la sociedad y la impulsan los exportadores… es mentira. El sector exportador no esta haciendo ni mas ni menos que otros sectores: en medio del quilombo no quieren deshacerse de productos dolarizados, y tampoco podemos hacer nada para que liquiden porque se eliminó la obligación de hacerlo

La realidad, el elefante en la habitación es que quien no quiere una devaluación hoy por hoy es el sistema financiero ya que la misma generaría una inmensa licuación del stock de deuda del Estado y los Hogares, y que luego de esto, la tasa de interés sea muy inferior. El único y gran elefante rosa que esta en la habitación y nadie quiere ver son los 7 mil millones de pesos DIARIOS que le transferimos al sector financiero por pago de intereses y que van generando necesidad de mas y mas emisión de papeles que no son mas que promesas de pago (y emisión) a futuro con tasa de interés creciente. Y se sigue haciendo, porque si no, se van al dólar y generan un incremento en la brecha….. y así al infinito. Pensaban que habíamos inventado la alquimia de convertir nada en dólares y en realidad los ministros de Macri y Guzmán (porque fue la continuidad de lo mismo pero más nac and pop) estuvieron inflando un ponzi enorme que nos está explotando en la cara…..

Hoy la única solución es aceptar lo inevitable antes de caer en una crisis autoinfligida aún peor (y si amigues, puede ponerse muuuuucho más áspero esto) y desdoblar el tipo de cambio.

¿Qué implicaría hoy por hoy un desdoblamiento cambiario que blanquee esta situación? ¿Qué medidas podemos tomar para compensar y lo que es más importante: estabilizar?

1. Aumento de precios. Varios precios van a aumentar más aún, porque, aunque gran parte estan ajustándose al paralelo otros no. Por eso es importante seguir manteniendo el desdoblamiento para la exportación de alimentos (es una manera equivalente a poner retenciones), y la importación de energía. Algunos insumos difundidos mas, pero no mucho mas. Alimento y energía es la prioridad.

2. Caída en los ingresos reales: por eso es importantísimo que el día 1 despues de la unificación cambiaria se DECRETE aumentos de suma fija. Y generar una mesa de discusion para la reapertura de paritarias para los sectores que pueden pagar que no son pocos, Estamos creciendo y hay que cuidarlo. Ademas la mesa de negociación tiene que ser institucional, representar a todos los sectores y permitir administrar y arbitrar la puja distributiva.

Te puede Interesar  Nuevas propuestas para resolver crisis de deuda soberana alteran a Wall Street

3. Aceleración de la inflación. Durante varios meses los precios relativos se van a estar acomodando, hay que manejar la puja y dejar que los precios suban ordenadamente. Entender que el problema no es de precios sino de stocks de deuda y la unificación cambiaria la tenemos que hacer para licuar deuda, no para ganar competitividad (el dólar nunca define la competitividad, porque lo que importa es el tipo de cambio real no el nominal, la devaluación es un asunto de nominalidad). El aumento de precios, permitirá que se emita para acomodarse a los nuevos saldos reales y eso permitirá no renovar los bonos del BCRA y bajar la tasa de interes. IMPORTANTE: no emitir mas deuda atada al dólar ni a la inflación, reducir esa como primer y principal objetivo.

4. Fijar la tasa de acuerdo a la inflación que podemos aceptar, no al revés. No alimentar el monstruo del déficit cuasifiscal (el déficit del BCRA) vía tasa es principal para la estabilidad. La tasa baja, por otro lado, permite a la economía que crezca. La estabilidad en el tipo de cambio y la clausura de la posibilidad de hacer rulos que generen enormes ganancias jugando al tipo de cambio, genera mejores condiciones en la economía real y desincentivos a la especulación. El crecimiento es virtuoso y genera crecimiento y por lo tanto un incremento en la recaudación que permita por un lado absorber los saldos emitidos y por otro lado reducir el déficit fiscal.

5. Para atender la situación de los sectores mas vulnerables, relanzar el ingreso de emergencia. Usar los pesos que no se le van a pagar al sistema financiero para pagar jubilaciones y IFE… recordemos la promesa de campaña y hagámosla realidad. Entre los jubilados y los bancos…

6. La licuación puede ser tan grande que genere una crisis bancaria, por lo que es importante generar algún mecanismo de desagio. De hecho, el efecto riqueza de la licuación de deudas en pesos para los hogares es muy fuerte, y tiende a compensar el efecto de caída de ingresos transitorio. Por eso lo mas importante es observar la situación de los sectores vulnerables especialmente, que no se beneficiaran de esto.

Te puede Interesar  Villarruel encabezó actos por el aniversario de la Batalla de Salta, "cimiento de la Patria", dijo

7. Fomentar el ingreso de dólares vía exportaciones y vía repatriación de capitales. Por ejemplo, una billetera electrónica para exportadores de servicios, incentivos para que reingreso de dólares al tipo de cambio paralelo, para que los turistas metan la plata al sistema formal. De manera simple, fácil. Acumular dólares es el objetivo principal.

8. Fomentar el ingreso de inversiones (muchas de los propios argentinos, podemos generar lindas herramientas financieras con las nuevas tecnologías) a los sectores con capacidad exportadora que permitan crecer: vaca muerta, litio, agro, infraestructura.

9. Comunicar bien la situación, podemos generar un nuevo signo monetario con factores de conversión entre el nuevo y el viejo peso. Comunicar de manera muy clara la situación y hablarles a todos y todas, no sólo a los mercados o sólo a los sectores vulnerables. Explicando cuales son los costos y los beneficios y entender que administramos un concurso y que hay que ordenar los “pagos” si todos queremos recuperar algo y que no se no se esfumen los activos. Pero que claramente, los sectores más vulnerables no pueden seguir pagando.

En definitiva: vengo diciendo hace tiempo que le tenemos miedo a un cuco que no existe. Hoy estamos generando condiciones de crisis terribles que no se condicen con las condiciones reales de la economía argentina que tiene muchas fortalezas. No están dadas las condiciones para un 2001, ni para una hiper como en el 89: no tenemos a los hogares y las empresas endeudadas en USS, hay valores récord de la soja, el mundo esta demandante de lo que tenemos, inclusive mano de obra muy calificada que con la pandemia se abrieron muchísimas posibilidades de teletrabajar para el exterior (y que hoy no se puede cobrar) y es algo que puede generar muchos ingresos para el país y mejorar las condiciones de la clase media. El FMI no tiene ningunas ganas de empujarnos por el precipicio, como pasaba en el 2001, tenemos una gran red de protección social a la cual acudir para atender a los sectores vulnerables. En fin, ojala nos demos cuenta que es la última bala. Yo siempre creí que es lo que había que hacer desde un principio, dudo que ahora me escuchen, porque la ceguera intelectual que tenemos es enorme. Pero al menos cumplo con mi ética profesional de sentir que digo lo que creo que es correcto en un momento tan crítico para el país.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin