Advierten que es “una locura obligar a un playero a inmolarse para controlar a los motochorros”

Con duras críticas a la Ley que obliga a los dueños y empleados de Estaciones de Servicio a controlar que los motociclistas utilicen el casco y el chaleco identificatorio previamente a cargarles nafta, la experta en seguridad, Florencia Arietto, alertó que “las cámaras de Expendedores deben unirse para presentar un rechazo conjunto a la intención de los gobiernos de inmolar a los playeros o a los encargados de las estaciones de servicio”.

Agregó la referente en temas de seguridad del Frente Renovador que “me ofrezco sin ningún problema a ponerme a disposición tanto de los dueños de bocas de expendio de combustibles, como del sindicato de trabajadores del sector para asesorarlos y darle los detalles que les permitan defenderse de esta barbaridad que atenta contra la integridad y la vida de ciudadanos que deben ser cuidados por la policía”.

Arietto expresó también su desencanto con la gestión del Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien a su entender “perdió su oportunidad histórica de renovar realmente la Policía y dejó al mismo comisariato de la vieja Federal a cargo de la fuerza de la Ciudad”.

Justificó que “si lo vemos con buena fe, debemos pensar que existe una enorme inoperancia para terminar con las mafias entre las que se encuentran los arreglos de las comisarías de la zona sur con los motochorros”, pero de lo contrario, denunció que “lo peor sería pensar que existe complicidad entre las autoridades, los jefes de la policía y los  motochorros”.

En ese sentido, tildó a la ley impulsada por el gobierno como “una medida efectista que no tiene razón de ser, que solamente busca maquillar la mala gestión de seguridad que no tienen ni nunca tuvieron, ya que el chorro va a robar igual y encima provocará serios daños a los playeros que intenten controlarlo”.

Aseveró que la única solución para los motochorros es la denominada “pinza” en los accesos a la ciudad de Buenos Aires y dijo que las bocas de expendio son presa fácil de los delincuentes ya que acceden rápidamente al efectivo y pueden tener sencillas vías de escape, especialmente en la zona sur de la Capital y si “no hay control en los accesos, corren más peligro que nunca”.

Finalmente la dirigente aseguró que “pareciera que este año tenemos que optar entre el ajuste neoliberal, con veinte millones de personas afuera o los delincuentes. Pareciera que no hay chance en el medio”.

Agregó que si bien el Jefe de Gobierno dijo que hay otra nueva policía, sin embargo “existen 25000 agentes de la Policía Federal que tienen otro color de chaleco, aunque siguen siendo federales, porque no existe acto administrativo que haga a la transferencia de la federal a la ciudad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password