Coronavirus, ECONOMIA, EMPRESA, MADERA DURA, Ultimas Noticias

Arauco aseguró que suba del raleo pone en riesgo 20 mil puestos de trabajo

Arauco aseguró que suba del raleo pone en riesgo 20 mil puestos de trabajo
Compartí este articulo en:

La tercera reunión (virtual) del Instituto Forestal Provincial tuvo como protagonista central al CEO de Arauco, Pablo Ruival, quien sostuvo que el sector de la celulosa no está en condiciones de absorber un aumento del precio del raleo, ya que afectaría la competitividad en mercados internacionales y pateó la pelota para el sector de los aserraderos, que pasan por un momento de demanda excepcional y hace dos o tres años tienen precios en alza.

El contraste quedó en evidencia. Los dos principales sectores industriales dedicados a la explotación forestal, señalan al otro como el que tiene espaldas para absorber un incremento del costo de la materia prima que beneficie a los productores. El objetivo del Instituto es fijar un piso de 20 dólares la tonelada del raleo.

Hace unos días, en una entrevista con Economis, Román Queiroz, presidente de la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná  y la Federación Argentina de la Industria del Mueble y Afines, sostuvo que , “no es lo mismo una empresa como Arauco que una persona que tenga 50 hectáreas de raleo, no me parece justo para los más chicos. Ni yo, ni el sector privado Pyme está de acuerdo, las grandes empresas sí”.

La apertura estuvo a cargo de Hugo Escalada, director del Infopro, quien explicó que la idea de las charlas es conocer la realidad de cada sector y además presentar un avance de la investigación del Coiform de los costos. El cierre de la charla estuvo a cargo de Dario Díaz del Instituto Provincial de Estadística y Censos, quien expuso una detallada radiografía del sector.

El primer orador fue Pablo Ruival, Country Manager de Arauco Argentina. El ejecutivo realizó un detallado informe de situación de la producción maderera en la provincia.

Recordó que históricamente la diferencia de precios entre el material aserrable y el pulpable fue del 50% hoy es del 20%. También dijo que en los últimos dos años el material pulpable tuvo incrementos del 50 por ciento anual; mientras que en lo que va del 2020 ha tenido un incremento del 20%.

“Para Arauco la pasta celulósica es un commodity , hoy la pasta presenta los peores precios de los últimos 20 años y eso es verificable. También tenemos que soportar la carga impositiva más alta de los últimos 20 años”, comentó.

Planteó que la situación hace imposible un aumento de los precios actuales de las materias primas, en el contexto actual. Afirmó que solo en “derechos de exportación y costos logísticos se llevan 200 dólares por tonelada. Estamos lejos del mundo y en Argentina estamos en un extremo”

Si bien reconoció que Misiones es la única provincia del país que cuenta con toda la cadena productiva de la madera, desde los viveros hasta el sector industrial, indicó que hay que competir con “plantas nuevas instaladas en Brasil, Uruguay y próximamente en Paraguay”.

“La mas moderna planta en el país es la nuestra que ya tiene 35 años y esta fuera de escala. No podemos competir con las plantas nuevas instaladas en los países vecinos. Tampoco podemos invertir en renovar la planta por restricciones de público conocimiento”, dijo.

“No existen posibilidades de incrementar el precio del pulpable en este contexto, eso pondría en riesgo los 20 mil puestos de trabajo de la cadena productiva”, afirmó Ruival. “El precio del producto que exportamos no permite un aumento del precio”.

Se sumó al debate Ricardo Austin, gerente de Negocio Forestal de Arauco Argentina que planteó que el Instituto no puede fijar precio, si aportar ideas y propuestas para encontrar nuevos mercados y formas de mejorar el volumen de comercialización

“SI uno fija arbitrariamente uno de los precios de la cadena se afecta el sistema productivo”, dijo. Planteó que se debe aportar propuestas para poder aumentar la demanda, de madera, recordando que “6 millones de m³ al año es el excedente que se quedan en los bosques sin poder utilizarse”

Austin afirmó que “debemos encontrar demanda industrial para esa madera, sea en la construcción con madera. Necesitamos generar mas riqueza para contribuir a que a todo el sector le vaya mejor”.

El director del Infopro, Hugo Escalada, aclaró que una de las atribuciones del Instituto es fijar precio. “No nos estamos olvidándonos de buscar nuevos mercados, a la par de esta reunión se esta llevando adelante un trabajo de la mesa forestal”.

A la vez dio paso a los integrantes del Colegio de Ingenieros Forestales, Jaime Ledesma, Juan Acosta, Ivo Gotz y José Eduardo Saiz, quienes presentaron un avance del estudio de costos del sector forestoindustrial.

Ledesma recordó que el Coiform ofrece sus boletines de precios trimestrales. El último boletín es de julio de el corriente año.

Juan Acosta presentó el registro de cuantos productores forestales hay en la provincia y su distribución territorial. De los más de 4500 productores, el 65 por ciento planifica sus plantaciones para rollizos aserrables mientras que el resto lo planifica para material pulpable.

En tanto Ivo Gotz indicó que la planificación del productor prevé margenes muy bajos de rentabilidad y muchas veces no se contemplan muchos costos que se dan en el proceso de espera del pino.

Reconoció que los precios planteados por Ruival son los que actualmente se observan en la provincia. Además reconoció una caída del precio del material aserrable y el pulpable ha tenido un aumento del 30%.

Gotz afirmó que actualmente existe una “sobreoferta de madera en Misiones y poca industrialización, tenemos la misma capacidad industrial que hace 20 años. El negocio pasa por mejorar el sector industrial y abrir nuevos mercados”.

José Eduardo Saiz en tanto habló de los precios de la madera para chip (combustible) y como evolucionó en los últimos años. Destacó que las aperturas de las plantas de biomasa en Santo Tome y Cerro Azul podrían mejorar los precios del chip en la provincia.

Se sumó a la charla Andrés Garde, de Papel Misionero, quien reconoció el mismo problema que Ruival, al administrar una planta industrial antigua, que queda desfasada a la hora de competir con sus pares de la región.

“Nuestra planta es de 40 años y también estamos desfasados en capacidad de producción en relación a a los de Brasil”, dijo. Explicó que actualmente están produciendo por debajo de la capacidad máxima y que “vendemos al Grupo Arcor la mayor parte de nuestros productos”.

Escalada cerró la charla informando que el nuevo encuentro será en 15 días y allí esperan tener más definiciones del precio de la materia prima. Recordó que “el Gobernador cuando puso en funciones al Instituto nos pidió en 60 días estudios de las problemáticas del sector y soluciones para ellas”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*