Atrapados en las redes: hiperconectividad y amenazas

Las amenazas potenciales en las redes sociales incluyen contenido inapropiado, explotación sexual, estafas y acoso cibernético, ingeniería social, apps falsas o virus y malware encubierto en apps ofrecidas en tiendas oficiales o sitios de descarga fraudulentos, son algunas de las estafas más frecuentes. Afortunadamente, si se identifican los principales peligros en el mundo digital y se concientiza al respecto, podremos lograr que se utilice la tecnología de manera segura y con confianza.

Durante el primer semestre del año se registraron un promedio de 8 millones de intentos de ciberataques a nivel mundial por mes. Una nueva estafa, ahora apunta a algunos de los blancos más vulnerables: personas mayores y jóvenes, que caen en la trampa por aplicaciones populares como Instagram y TikTok. Los ciberdelincuentes hacen ingeniería social y hasta tienen en cuenta las tendencias culturales y los hábitos del público al que se dirigen, porque de esa manera tienen más posibilidades de dar en el blanco al momento de llevar a cabo las estafas.

Si bien estos datos ponen de manifiesto la falta de código de los delincuentes, ellos no dudan en atacar a todas las franjas etarias, de distintas formas creativas y artilugios para que caigan en la trampa.

Según datos recabados por nuestro eXtreme Cybersecurity Lab, la franja etaria de entre 30 a 40 años registra el mayor uso en redes sociales (32%), constituyendo un combustible perfecto para el cibercrimen. De nuestro análisis surge que el 58% de las personas pone su número de teléfono en redes sociales, el 30% dice donde trabaja y el 20% donde va de vacaciones.

Por otra parte, las personas de entre 50 y 60 años, son los más proclives a caer estafas bancarias y fraudes financieros, presentando un 35% de la muestra. Un dato alarmante indica que la modalidad más frecuente de estafas es a través de whatsapp, sms y correos electrónicos que parecieran provenir de amigos o familiares. La cercanía de las fuentes de confianza o del círculo íntimo hacen que la gente no dude o sospeche y accedan automáticamente a links o descarguen archivos maliciosos.

Por último, la franja de entre 20 y 30 años son los que más utilizan dispositivos móviles.  El 97% de los jóvenes se conecta online y la gran mayoría accede a Internet en su dispositivo móvil, lo que lo convierte en el medio más común para el acoso y fraude on-line, siendo más proclives a estafas de Instagram, TikTok, banca móvil y adware o anuncios publicitarios maliciosos.

Es importante entender que el impacto que generó la industria del ciberdelito en gran medida tuvo que ver con cómo las conductas de nosotros los seres humanos se vieron afectadas por la dependencia de la tecnología y la hiperconectividad. No todos los incidentes se vinculan exclusivamente con un ataque; en muchos casos se trata de prácticas o conductas de seguridad deficientes, o incluso inexistentes y del “factor humano”, las personas como cómplices o partícipes necesarios del ciberdelito.

Las aplicaciones y redes sociales no son en sí mismas peligrosas; lo que debemos tener en cuenta son los riesgos a los que estamos expuestos.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones y hábitos:

•             Ayuno digital dos veces por semana

•             Apagar dispositivos, redes sociales y servicios de mensajería mientras trabaja o estudia

•             Reuniones familiares sin dispositivos o por horarios

•             Habla con tus hijos, sobre los peligros digitales a los que puede estar expuesto

•             Rutinas de conexión para los chicos

•             Hace uso de la opción perfil privado en redes sociales

•             Publicá sólo la información que estés dispuesto a que cualquiera vea

•             Lo que figura en las redes, no siempre es verdad

Fuente: Sur Comunicación

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password