Cerró la planta de la tealera Casa Fuentes en Campo Viera y despidió a 80 trabajadores

La empresa tealera Casa Fuentes -principal exportadora de té de la Argentina- cerró su planta de secado y elaboración de Campo Viera y despidió a unas 80 personas, según confirmó el intendente de esa localidad Juan Carlos Ríos.
Por lo que se pudo saber hasta ahora de fuentes del mercado tealero, la multinacional Finlays que compró Casa Fuentes hace cuatro años, decidió consolidar su producción en las otras tres plantas que la empresa tiene en la provincia: Campo Grande, Oberá y Aristóbulo del Valle.
La decisión es la primera consecuencia visible de la venta que Antonio Carlos Espinoza, el empresario que controlaba Casa Fuentes, le hizo a la multinacional Finlays en septiembre de 2014. Incluso, Espinoza como parte del acuerdo de venta accedió a permanecer en la empresa por dos años más.
Desde que se desvinculó definitivamente, los nuevos ejecutivos se vieron con las manos libres para tomar decisiones típicas de una multinacional, que pueden ordenar el cierre de una planta productiva, indemnizar al personal por cuestiones de eficiencia.
Juan Carlos Ríos confirmó
El intendente de Campo Viera, Juan Carlos Ríos, le confirmó la noticia a Radio Municipal y expresó su sorpresa para con el cierre de la tealera Casa Fuentes S.A., ya que desde su punto de vista fue “casi injustificado” porque se trata de una de las empresas más importantes a nivel provincial. Paradójicamente, Campo Viera es la Capital Nacional del Té.
“Ni los mismos empleados conocen la razón por la que la empresa ha cerrado sus plantas, así que este año ya no vamos a tener funcionando la fábrica”, dijo el intendente según cita CampoVieraweb.
Respecto a los ejecutivos de Finlays, la multinacional que controla la empresa desde el 2014, Ríos afirmó que no pudo concretarse una reunión de diálogo porque ninguno se presentó en el municipio, solamente se acercan los administradores quienes tienen a cargo el pago de impuestos y demás trámites de liquidaciones, entre otros.
Economis dialogó con un ex empleado de la planta de Campo Viera que fue despedido en mayo. “Ya desde hace meses vienen hablando con nosotros y haciendo acuerdos, nos fueron pagando las indemnizaciones, la planta es vieja y ellos quieren trasladar la producción a otro lado”, dijo un ex empleado que tenía 12 años de antiguedad y prefirió conservar el anonimato.
Rios también confirmó que los empleados afectados le confirmaron que habían acordado sus indemnizaciones y ahora están a la espera de los pagos correspondientes.
“A los empleados les dijeron que la planta no va a volver a funcionar, que van a retirar los equipos y serán trasladados a otro punto de la provincia”, agregó.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password