Cobos propone cambiar la hora oficial: los beneficios

El diputado nacional Julio Cobos presentó un proyecto de ley para cambiar la hora oficial. Se apoya en estudios científicos. Qué beneficios traería.

Con la cuestión energética en debate por la suba de los precios internacionales de esos commodities y la quita de subsidios por parte del Gobierno nacional al sector lo que deriva en un aumento en las tarifas, el diputado nacional Julio Cobos presentó un proyecto de ley para cambiar el huso horario y aprovechar la luz solar.

La propuesta

Básicamente lo que propone Julio Cobos es cambiar el huso horario actual (-3) y llevarlo a (-4). La iniciativa no es novedosa porque el país tuvo cambios de huso horario por provincia en el pasado, especialmente en el Sur.

“Por un lado, establecer como Hora Oficial en toda la Argentina, la del huso horario de cuatro horas al Oeste del meridiano de Greenwich, que es en realidad la que nos corresponde dentro del Sistema Internaciona l de los Husos Horarios. Por otro, facultamos al Poder Ejecutivo, en caso que se considere necesario, a modificar la hora correspondiente al huso horario de tres horas al Oeste del meridiano de Greenwich, para la época correspondiente al periodo estival, y que sea éste quien fije la fecha de iniciación y de terminación del mismo”, explicó el legislador en los fundamentos de su proyecto.

“Argentina se encuentra casi en su totalidad dentro del huso horario de 4 horas al Oeste de Greenwich, solamente la zona cordillerana ingresa en el Huso de -5 horas; sin embargo, usamos la hora del Huso -3. Además, parte de Brasil, Paraguay, Bolivia, Venezuela y Chile, hoy están en el Huso -4″, agregó.

“Asimismo, proponemos a los países integrantes del MERCOSUR a establecer sus horas oficiales, dentro de sus respectivos husos horarios, coordinando sus fechas de modificación; para facilitar, entre otras, las relaciones de las actividades comerciales, bursátiles, bancarias y de transporte. Dicha coordinación propondrá el mayor aprovechamiento de la luz solar en procura de un uso eficiente de la energía, la preservación de los recursos naturales y un menor gasto de la población en consumo de energía eléctrica”, continuó Cobos.

Apoyo científico y antecedentes

Cobos mencionó que su propuesta se apoya en informes de especialistas del Conicet a través del Instituto Nacional de Ambiente, Hábitat y Energía (INAHE), y en el proyecto del diputado provincial Jorge Andrés Difonso, que recientemente fue presentado en la Legislatura de la Provincia de Mendoza, según recordó el portal Los Andes.

También hizo mención a que en 2004, durante su gobernación, en Mendoza se modificó el huso horario para aprovechar mejor la hora solar y también “el entonces gobernador José Octavio Bordón, en los años 1991 -1992, empleó el huso horario -4 para el invierno y el huso horario -3 para el verano”.

Pero, además del impacto en el consumo de energía, Cobos explicó que hay un beneficio en el sector educativo: “La educación es uno de los principales sectores damnificados en el desfasaje entre la hora solar y la hora oficial. La gran mayoría de los alumnos, en las distintas latitudes del país comienzan su jornada en plena oscuridad, produciéndose así un efecto negativo en su desempeño escolar. Actualmente en Mendoza, la hora reloj de inicio de las actividades escolares es a las 8 de la mañana, pero en realidad corresponde a las 6:30 de la hora solar”.

Y concluye: “Argentina hoy tiene una de las mayores diferencias entre la hora solar y la hora oficial, lo que afecta no solo al consumo de electricidad sino también al desempeño escolar de nuestros alumnos. Por eso buscamos lograr una mayor coincidencia entre la hora solar y la oficial, y así activar el sistema circadiano de cada persona”.

Qué dicen los expertos

Beatriz García, astrónoma y científica del Conicet, citada p or el MendozaPost, opinó: “La hora legal debe ser la que mejor se ajusta el reloj solar con el reloj de pulsera y para Argentina es la que corresponde al huso -4. Además no tiene sentido tener 2 horas diferentes en nuestro país. Porque casi todo el territorio está en el huso -4 y solo el sur en el -5. Nada del país está en el -3”.

“Esto pasó porque cuando se cambiaba la hora, a alguien se le ocurrió dejar la hora de verano y suspender los cambios. Eso sucedió en 1974, y después, la dictadura se ocupó de mantenerlo, beneficiando a las empresas eléctricas (porque había más hora de actividad durante la noche). Cuando uno mantiene algo mucho tiempo, después el cambio es difícil. Imagínense que hasta había quienes que no deseaban que volviera la democracia”, agregó.

Por su parte, Andrea Pattini, directora INAHE (Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía) y Diego Golombek investigador de la Universidad de Quilmes, coinciden en el cambio de la hora.

Patín, también consultada por MendozaPost, opinó: “En la Argentina rige para todo el país la hora según el huso horario -3. Sin embargo el huso horario más coincidente con la hora solar y por lo tanto más conveniente es el -4. Primero deberíamos arreglar esto, y luego discutir si en verano se hace el cambio de verano/invierno”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password