Con la ayuda del can “Jaki” y el uso del escáner, se descubrió el doble fondo de un vehículo con 72 kilos de cocaína 

Compartí esta noticia !

El sábado en horas de la madrugada, los efectivos de la Sección San José dependiente del Escuadrón 8 “Alto Uruguay” mientras realizaban controles en la Ruta Provincial N° 1 en el acceso a la Localidad de Azara, detuvieron la marcha de un vehículo Chevrolet Tracker que era conducido por un ciudadano con domicilio en la provincia de Buenos Aires.

Al momento de la inspección, el can detector de narcóticos “Jaki” marcó la presencia de estupefaciente en el baúl del rodado, el cual a simple viste estaba vacío y poseía rasgos de haber sido pintada y modificada sus partes metálicas.

Ante esa situación y con altas probabilidades de estar frente a un hecho ilícito, se realizó una requisa minuciosa que culminó con el hallazgo de dos ventanas de metal ubicadas detrás de los asientos traseros y en el guardabarros izquierdo. Dentro de los mismos, se pudieron observar varios paquetes rectangulares.

Además, los gendarmes con el uso de herramientas, retiraron parte del “piso” del baúl y lograron extraer un total de 62 paquetes.

A los fines de realizar una requisa minuciosa, los funcionarios mediante el escáner móvil de rayos “X” descubrieron la presencia de ocho ladrillos ubicados dentro del torpedo del rodado.

Inmediatamente, sustrajeron los panes hallados y se alcanzó un peso total de 72 kilos 655 gramos de cocaína.

El Juzgado y  la Fiscalía Federal de Posadas dispusieron el secuestro de la droga como así también del rodado. Además, el involucrado quedó detenido.

About The Author

Compartí esta noticia !
Te puede Interesar  "Nuestros diputados ‘federales’ responderán el mandato misionerista”, subrayó Passalacqua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin