Crece la pelea entre empresas de colectivos: “Bencivenga no puso un peso y no tiene derecho a usar la terminal de Quaranta”

Las peleas internas entre las cuatro empresas de colectivos que prestan el servicio en Posadas crece, como las disputas entre bambalinas de las figuras del espectáculo.

De un lado está Casimiro Zbikoski, Tipoka y Nuestra Señora del Rosario (que forman el Sistema Integrado de Transporte); y del otro, se encuentra en soledad la firma Bencivenga (que está fuera del SIT).

La que no está apareciendo por ahora es la Municipalidad, para zanjar los conflictos y ponerse la ropa del regulador y poder concedente del servicio, por el bien del pasajero.

A Bencivenga se le impidió esta semana el acceso a la terminal de Transferencia Quaranta, complicándole la vida a cientos de pasajeros que necesitaban hacer transbordo. El acceso a la Terminal es fundamental para hacer transbordo, sin pagar nuevo boleto, y seguir trayecto por otras líneas a los barrios periféricos.

Bencivenga comenzó a poner unidades en la línea troncal 9, que actualmente opera Tipoka. A pesar de que se superpuso con Tipoka para operar esta línea 9, adujo una concesión que le da derecho a explotar esa línea en forma compartida. EUTA está en contra de esta operación superpuesta.

Esta línea prevé el ingreso a Quaranta y el trasbordo en esa terminal sin que los usuarios paguen un nuevo boleto. Y ahí estalló el problema, al verse las unidades de Bencivenga impedidas de ingresar a la terminal de transferencia.

Las fimras aglutinadas en EUTA no podían impedirle a Bencivenga que empiece a operar la línea, pero si le cerraron la puerta a Quaranta.

“Bencivenga no puso un peso para construir la Terminal de Transferencia Quaranta y por lo tanto no tiene derecho a su utilización, si regulariza su situación, haciendo sus aportes a valor actual, por supuesto que puede usarla y está invitado a formar parte del Sistema Integrado de Transportes”, dijo hoy Guillermo Leumann, titular de EUTA, que representa a las tres firmas en cuestión.

En una conferencia de prensa convocada en el Paseo Bosetti, Leumann, acompañado por Carlos Hermosilla (gerente de Zbikoski) y René Rotta (gerente de Tipoka), explicaron el origen del motivo por el cual le niegan a Bencivenga la utilización de la terminal Quaranta.

Leumann contó que en 2010 la Municipalidad le cedió en comodato a las cuatro firmas -incluyendo Bencivenga- el terreno que linda con la terminal de buses de larga distancia, donde se construyó la terminal de Quaranta. Era un baldío y necesitaba cuantiosas inversiones que debían hacer las empresas.

Las cuatro firmas debían aportar en forma proporcional a la utilización que harían de esa terminal.

“No puedo cuantificar ahora el monto de las inversiones que debe realizar Bencivenga porque hay que actualizar los valores, trabajando con ingenieros y arquitectos”, señaló Leumann.

El titular de EUTA también pidió más de una vez que tome cartas en el asunto la Municipalidad.

Y comentó que el intendente Leonardo “Lalo” Stelatto envió una carta a las empresas, reconociéndole el “statu quo” a las firmas aglutinadas en EUTA. “Stelatto dijo que hasta que los abogados de la Municipalidad terminen de analizar la situación, la situación se mantiene así”, señaló.

Economis solicitó ver dicha carta, pero aún no fue remitida por EUTA, que prometió hacerlo en breve.

Menos valor por el boleto de 20 pesos

El abogado Leumann aprovechó también para pegarle un “palito” a Bencivenga. “Lamentablemente el usuario que paga el boleto en esa línea recibe menos valor por el mismo, ya que no tiene derecho a utilizar la terminal de transferencia y llegar a su destino final sin pagar un nuevo boleto, como si lo tienen los usuarios de las otras firmas”, explicó.

Si un usuario de la línea troncal 9 toma una unidad de Tipoka, hoy no puede hacer trasbordo hasta Itaembé Guazu sin pagar nuevamente. En cambio, si toma esa misma línea 9 un usuario de Bencivenga, ese pasajero debe esperar afuera de la terminal de Transferencia Quaranta, subir al colectivo que lo llevará a su casa y pagar otra vez 20 pesos (con SUBE) o 28 sin el plástico.

Leumann reconoció esa concesión compartida de la línea 9, pero llamó a Bencivenga a avenirse a cumplir con las condiciones que realizaron las otras firmas. Es decir, poner su aporte proporcional por la construcción de Quaranta.

En un escrito repartido entre los periodistas, EUTA condenó también “enfáticamente la adopción de medidas de hechoirrespetuosas de la autoridad del poder concedente, como lo constituye la irrupción en superposición ilegítima sobre recorridos regularmente concedidos a otros operadores y/o el instento de usurpar espacios para los cuales no se ha contribuido”.

Y lo más duro estuvo al final de dicho escrito: “Lo inaceptable es que con anuncios altisonantes de estafadores seriales que se victimizan ante la sociedad, sin cumplir sus obligaciones, la sociedad se puede encontrar confundida dada las cataratas de noticias falsas con ropaje verdadero”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password